Argentina toma distancia de las pronunciadas devaluaciones de las monedas de la región.
Argentina toma distancia de las pronunciadas devaluaciones de las monedas de la región.

Con participación compradora del Banco Central, el dólar mayorista finalizó operado a $64,53 en el mercado mayorista, con un incremento marginal de seis centavos respecto del lunes.

La virtual paralización de muchos rubros de actividad, ante el establecimiento del aislamiento social obligatorio por el coronavirus, también se observa en la plaza cambiaria.

“Algunas posturas de venta sugieren que la oferta privada se acopla a la venta del BCRA”, indicó Gustavo Quintana, agente de PR Corredores de Cambio. El monto operado en el segmento de contado (spot) sumó unos 212,8 millones de dólares.

El “cepo”, la recesión y la parálisis por el coronavirus acotan el movimiento del dólar en todas sus variantes

La divisa en la plaza mayorista acumula un incremento de 7,7% en 2020, una cifra que contrasta con el salto de 30% en Brasil, hoy a 5,23 reales, Chile (+17,8%) y México (+29,3%), países en los que el billete verde “testea” máximos históricos.

En el promedio de bancos, la venta al público por operaciones electrónicas se concretó a $86,62, con la aplicación del impuesto “solidario” del 30 por ciento.

En cuanto a las paridades cambiarias por fuera de las restricciones oficiales, el dólar MEP y el “contado con liquidación”, implícitos en la compraventa de acciones y bonos, avanzan más de 1%, en el marco de la recaída de las bolsas en el exterior, apenas debajo de los 87 y los 88 pesos, respectivamente.

“Las brechas siguen entre idas y vueltas, ‘tironeadas’ entre la mayor necesidad transaccional de pesos de los agentes económicos durante la cuarentena, y por otro lado con operadores buscando aprovechar su retracción para reforzar la dolarización en un escenario de mayor emisión monetaria” comentó el economista Gustavo Ber.

En este aspecto hay que resaltar la expansión récord de la Base Monetaria impulsada por el Banco Central, que en marzo -con datos hasta el jueves 26- se incrementó en $596.962 millones (+34,8%), a un récord de $2.313.096 millones ($2,31 billones).

Este salto de la Base Monetaria se explica, básicamente, por unos $125.000 millones inyectados por Adelantos Transitorios del BCRA al Tesoro, la baja del stock de Letras de Liquidez (Leliq), que se derrumbó unos $320.000 millones o 20,1%, a $1.269.463 millones ($1,27 billón).

También, por un aumento de la Circulación Monetaria (principal componente de la Base Monetaria), cuya dinámica transmite en forma directa en la inflación, y que creció en unos $76.600 millones (+6,7%), a $1.224.686 millones ($1,22 billón).

En cuanto al mercado paralelo, no constan operaciones debido a la cuarentena obligatoria, que extinguió la venta ambulante de los “arbolitos”. El 19 de marzo, último día antes de que se limitara la circulación, operó en 84 pesos.

Por otro lado, se dio a conocer que el Gobierno estiró al 30 de abril el plazo de repatriación de activos en el exterior para pagar la alícuota de Bienes Personales, luego de que el original venciera el 31 de marzo.

De esta manera, los contribuyentes con bienes en el extranjero alcanzados por los impuestos tendrán un mes más para traer al país el 5% de sus tenencias y destinarlo a alguna de las opciones que dispuso el Gobierno”, precisó Portfolio Personal Inversiones.

Ese dinero repatriado deberá mantenerse en una cuenta en el sistema financiero hasta el 31 de diciembre de este año o podrá utilizarse para distintas opciones como depósito en plazos fijos, venta en el mercado de cambios, fideicomisos de inversión productiva que constituya el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) o la adquisición de “cuotapartes" de fondos comunes de inversión.

SEGUÍ LEYENDO: