Foto de archivo. Fachada del edificio principal del Banco Central de Argentina en Buenos Aires. Oct 16, 2013. REUTERS/Enrique Marcarian
Foto de archivo. Fachada del edificio principal del Banco Central de Argentina en Buenos Aires. Oct 16, 2013. REUTERS/Enrique Marcarian

La cuarentena obligatoria decretada y ampliada por el Gobierno en medio de la pandemia de coronavirus –rige hasta el 12 de abril incluido- trajo aparejada dificultades para aquellas personas y empresas que intentan continuar con sus negocios. En ese sentido, las opciones que surgen como medios de pago son todas aquellas que se desarrollan de forma digital tales como pagos por transferencia vía cajeros automáticos o homebanking. Una de las opciones más novedosas es la del cheque electrónico o Echeq, que lanzó el Banco Central hace menos de un año y cuyo uso se disparó en el último mes.

Desde el Banco Central indicaron a Infobae que dado el contexto mencionado, proyectan para marzo unos 25.000 Echeqs emitidos, cifra ampliamente superior a los 10.000 de diciembre cuando dieron a conocer los últimos datos

Qué son los Echeq y cómo funcionan

El cheque electrónico es una innovación promovida desde la autoridad monetaria para simplificar las operaciones y reducir sus costos. En tanto, el Echeq mantiene las funcionalidades del cheque tradicional, por ejemplo, puede ser común o de pago diferido, tiene carácter de título ejecutivo y es endosable.

La emisión es optativa para las entidades financieras y conviven con los cheques tradicionales. Asimismo, el Echeq se realiza y circula por medios puramente electrónicos, ya sea a través de entidades financieras o de las infraestructuras del mercado financiero autorizadas.

La simplificación de la operatoria de emisión, endoso, negociación y, circulación en general, a través de canales digitales; cantidad de endosos sin límite, la reducción de los costos operativos en comparación con el cheque tradicional, la seguridad y la efectividad y la reducción de motivos de rechazo, son las principales ventajas del cheque electrónico.

El Echeq mantiene las funcionalidades del cheque tradicional, por ejemplo, puede ser común o de pago diferido, tiene carácter de título ejecutivo y es endosable

El cheque electrónico además es una fuente de financiamiento que tiene especial relevancia para el sector pyme porque facilitará su negociación, ya que se realizan de forma electrónica y remota, reduciendo costos operacionales, de traslado y verificación de documentos.

Cabe destacar que los Echeq, tal como sucede con los cheques tradicionales, siguen pagando el impuesto a los créditos y débitos bancarios, especificó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) al detallar que “solo cambia el soporte” de ese medio de pago.

Requisitos para emitir un Echeq

Solo pueden emitir Echeq los titulares de cuentas corrientes. Es una función exclusiva de las entidades financieras, pero no obligatoria. Cada entidad elegirá si ofrece este instrumento a sus clientes.

Además lo debe realizar una persona determinada a través de un CUIT/CUIL o CDI, a diferencia de una transferencia donde se debe ingresar una CBU.

Fuente: Banco Central de la República Argentina.
Fuente: Banco Central de la República Argentina.

En tanto, el endoso forma parte de las funcionalidades que podrán ser realizadas tanto por las entidades financieras como por gestores que autorice el BCRA.

Cómo puede negociarse un Echeq

En la plataforma habilitada por las entidades financieras o los gestores se encontrará la opción “Endoso para Negociación”. Con su selección, el Echeq ingresa al mercado bursátil a través de las Infraestructura de Mercado Financiero elegida y previamente autorizada por el BCRA para brindar el servicio de custodia/registro del instrumento digital. A partir de allí, se mantienen los mismos esquemas de negociación que con el cheque en papel.

Los Echeq, tal como sucede con los cheques tradicionales, siguen pagando el impuesto a los créditos y débitos bancarios

Este mecanismo representa una reducción sustancial de costos operativos al no existir el traslado físico de los documentos para su negociación.

De qué forma se deposita un Echeq

El depósito se realiza a través de la plataforma habilitada por una entidad financiera. Una vez que el cliente acepta el Echeq y, dado que puede visualizarlo a través de los canales electrónicos habilitados por todas las entidades financieras donde posee cuenta, puede seleccionar la entidad y cuenta de depósito.

Los plazos de acreditación son los mismos que para el cheque en papel (48 horas cuando se requiere compensación entre bancos).

Cabe destacar que los Echeq, tal como sucede con los cheques tradicionales, siguen pagando el impuesto a los créditos y débitos bancarios. (iStock).
Cabe destacar que los Echeq, tal como sucede con los cheques tradicionales, siguen pagando el impuesto a los créditos y débitos bancarios. (iStock).

Qué ocurre ante un rechazo

Al igual que el cheque en papel, se puede accionar judicialmente a través de la vía ejecutiva. Ante un rechazo por falta de fondos, se puede negociar el pago con algún integrante de la cadena de endosos. Si no se llega a un acuerdo, se puede solicitar en la entidad financiera donde se depositó el Echeq la impresión del “Certificado para Acciones Civiles”.

Dicho certificado contendrá todos los datos referidos a la cadena de endosos e incluirá un “código de visualización” a efectos de poder validar que la información contenida sea la misma que se encuentra registrada en el sistema de almacenamiento administrado y operado por la cámara.

Seguí leyendo: