Grandes fondos de inversión viajan al país para llegar a un acuerdo con el Gobierno sobre la renegociación de la deuda

Se trata de ejecutivos de los principales tenedores de la deuda, que se reunirían el martes con el ministro Guzmán, con funcionarios de Casa de Gobierno y con el presidente de Diputados, Sergio Massa

Los fondos de inversión que tienen el mayor porcentaje de la deuda argentina viajan para tratar de llegar a un acuerdo rápido con el Gobierno
Los fondos de inversión que tienen el mayor porcentaje de la deuda argentina viajan para tratar de llegar a un acuerdo rápido con el Gobierno

Un grupo de fondos de inversión llegará la semana próxima a Buenos Aires para escuchar qué propuesta de renegociación de la deuda tiene el Gobierno con la expectativa de que se llegue a un acuerdo razonable y se evite el default.

Dos fuentes del mercado indicaron a Infobae que el próximo martes los ejecutivos de estos fondos se reunirán con el ministro de Economía, Martín Guzmán, aunque en el Palacio de Hacienda no confirmaron el encuentro. También, se reunirían con funcionarios de la Casa de Gobierno y con el presidente de la cámara de Diputados, Sergio Massa.

Se trata de algunos de los ejecutivos que forman parte del denominado “Club del 35 por ciento”, debido a que tendrían ese porcentaje de los bonos argentinos que se van a reestructurar.

Entre estos fondos están “The Big Five”: Blackrock, Greylock, Templeton, Fidelity y Pimco.

BlackRock, uno de los cinco fondos clave en la renegociación de la deuda, que llegará la semana próxima al país
BlackRock, uno de los cinco fondos clave en la renegociación de la deuda, que llegará la semana próxima al país

Los fondos y los bancos (entre ellos el Citi y el JP Morgan) ya le acercaron sus respectivas propuestas al Gobierno acerca de cómo debería ser la renegociación.

La propuesta se ubica a mitad de camino entre la idea del Gobierno de no pagar nada durante este mandato de Alberto Fernández y una salida a la uruguaya como propuso el presidente cuando era candidato (que solo alargaba los plazos de los bonos).

Pero la clave es saber qué quiere el ministro, luego de su misteriosa gira por Nueva York.

“Las señales que recibimos del Gobierno dan cuenta de que quiere llegar a un acuerdo y los precios del mercado reflejan ese espíritu”, señaló una fuente de un banco internacional.

<b>Las señales recibidas del Gobierno dan cuenta de que quiere llegar a un acuerdo, explicaron en un banco internacional</b>

Si, por el contrario, Economía exhibiera una oferta poco atractiva, “la negociación se va a estirar todo el año con dos o tres ofertas consecutivas hasta que lleguen al número mínimo para evitar un default”, dadas las cláusulas de acción colectiva (CAC) de los bonos que se renegociarán, advirtió el ejecutivo.

Para que haya un acuerdo rápido, el Gobierno debería contar con el apoyo previo de la mayoría de estos fondos que viajarán a Buenos Aires, de modo tal de evitar los traspiés que sufrió en la renegociación de la deuda bonaerense y en los canjes del bono Dual.

Otra condición es que haya una rápida contratación tanto del agente de información como del asesor financiero. En el primer caso, el elegido sería Morrow Sodali y en el segundo el rol se repartiría entre una entidad norteamericana (Citi o Morgan) y otra europea (Rothschild figura en la pole position). El anuncio podría hacerse el martes próximo.

Aunque el Ministerio de Economía ya incumplió los plazos respecto del cronograma que presentó hace un mes, en el mercado creen que cuenta con tiempo hasta mayo, cuando debe pagar más de USD 5.500 millones en vencimientos por el Bonar 2020 y la deuda con el Club de París.

La necesidad de renegociar

El estudio Eco Go, que dirige Marina Dal Poggetto, indicó en un informe que “alejar a la economía del default es condición necesaria para evitar un nuevo cimbronazo”.

La economista Marina Dal Poggetto afirmó que el Gobierno no puede seguir pagando demasiado tiempo con las reservas del BCRA
La economista Marina Dal Poggetto afirmó que el Gobierno no puede seguir pagando demasiado tiempo con las reservas del BCRA

“Sin reservas suficientes para seguir pagando, y con un 50% de la deuda que flota en el mercado con legislación extranjera sujeta a los tribunales internacionales, evitar el default implica llegar a un acuerdo con los bonistas para conseguir las mayorías establecidas en las CACs que permitan un canje exitoso”, indicó.

Estas cláusulas “incorporan un 75% del total de las tenencias en el caso de los bonos globales emitidos por Macri y un 85% en el caso de los originados en los canjes de deuda de 2005 y su posterior reapertura en 2010”.

Los vencimientos en pesos con el sector privado.
Fuente: Estudio Eco Go.
Los vencimientos en pesos con el sector privado. Fuente: Estudio Eco Go.

La consultora precisó que los vencimientos en dólares con el sector privado ascienden USD 8.585 millones hasta fines de diciembre, de los cuales USD 3.500 millones están bajo ley extranjera. Además, hay otros USD 5.935 millones con los organismos financieros internacionales.

“La posibilidad de salir pagando mientras se dilata la renegociación no parece un escenario viable”, aclaró el equipo de Dal Poggetto.

En este sentido, consideró que “la estrategia del Gobierno era ir a una negociación dura de la deuda en dólares con legislación internacional -para apuntalar la sostenibilidad- que iba a llevar tiempo, no haber despejado los vencimientos en pesos y haber impulsado una duplicación y hasta triplicación de los precios de estos bonos durante enero con la contundente señal del BCRA y de Finanzas de que los pesos se pagaban, fue un grave error”.

El estudio advirtió que “si el Gobierno hace una propuesta del tipo tómalo o déjalo, no se llega al umbral requerido en las CACs de los bonos con legislación internacional y decide no seguir pagando los vencimientos con legislación internacional, la economía entra en un escenario de default generalizado de la deuda”.

<b>Un escenario de default generalizado de la deuda sería consistente con una aceleración de la inflación y una mayor caída del nivel de actividad, escenario que complicaría el capital político del Presidente, estimó el Estudio Eco Go</b>

En este escenario, aclaró, “el principal riesgo macroeconómico que identificamos es la inestabilidad de la demanda de dinero, probablemente un nuevo impacto sobre los depósitos en dólares de los bancos y una mayor presión en la brecha cambiaria aún si no se monetizan los vencimientos de deuda en pesos. Esta situación arriesgaría seriamente la nominalidad de la economía, teniendo en cuenta la inercia inflacionaria de partida y la volatilidad nominal de los últimos años”.

Como consecuencia del "cierre del grifo de los organismos multilaterales, el corte en las cartas de crédito y los bloqueos o trabas administrativas y la disrupción sobre el mercado de capitales local, se acentuaría la restricción de divisas con la que opera la economía, retroalimentando la presión en la brecha cambiaria, situación que llevaría a un endurecimiento de los controles a las importaciones y a un parate de las exportaciones”.

“Un escenario de default generalizado de la deuda sería consistente con una aceleración de la inflación y una mayor caída del nivel de actividad, escenario que complicaría el capital político del Presidente”, concluyó.

Seguí leyendo:

Tras no pagar el Bono Dual el Gobierno se quedó sin financiamiento en pesos y tuvo que pedirle casi $ 110.000 millones al BCRA


MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS