La divisa de EEUU asciende un 2,2% desde que empezó el año.
La divisa de EEUU asciende un 2,2% desde que empezó el año.

Los negocios cambiarios mantuvieron el ritmo de gradual alza en la plaza formal, sobre los 61 pesos para la operatoria mayorista y ya cerca de los 83 pesos al público, por efecto del impuesto “solidario” del 30% que se aplica a la demanda minorista para atesoramiento y consumos en el exterior.

Este miércoles, en el mercado mayorista el tipo de cambio avanzó 11 centavos, a $61,23, para anotar su decimoquinta alza consecutiva, en otra jornada en la que se observó un bajo volumen y en un marco en el que el BCRA efectuó ventas puntuales para ponerle límites a la suba.

El operado en el segmento de contado (spot) alcanzó los USD 198,1 millones, mientras que fuentes privadas estimaron en unos USD 20 millones la postura vendedora de la autoridad monetaria.

Por su parte, el dólar implícito en la operatoria bursátil, el “contado con liquidación”, se mantiene debajo de los 84 pesos, con una brecha de 37% respecto del dólar mayorista.

Las reservas internacionales del Banco Central registraron el martes un ascenso marginal de USD 6 millones y finalizaron en USD 44.686 millones, según datos sujetos a ajuste.

Desde Portfolio Personal Inversiones indicaron que “con leves intervenciones de la autoridad monetaria en las últimas ruedas y la ausencia de pagos de deuda en moneda extranjera, las reservas se mueven de acuerdo a las variaciones en el stock de argendólares”, es decir, las divisas contabilizadas en depósitos privados y también aquellas ingresadas por la liquidación de exportaciones.

Desde el exterior también se evidencian señales de un fortalecimiento del dólar frente a otras divisas emergentes. En Brasil, el billete verde marcó un nuevo récord histórico de 4,34 reales.

El dólar en Brasil subió 8% desde que empezó el año, de 4,02 reales por unidad, en un país con baja inflación. En todo 2019 el índice de precios al consumidor acumuló un 4,5%, lo que Argentina podría registrar en un solo mes de fuerte alza del dólar, combustibles o tarifas. En enero, la inflación brasileña fue de apenas 0,21 por ciento.

Para ponerlo en perspectiva, el Índice de Tipo de Cambio Real Multilateral (ITCRM) que calcula el Banco Central cedió unos seis puntos en lo que va de 2020. Hoy, en 117,3 puntos, sigue alto: unos 17 puntos por encima de un valor de equilibrio teórico. Pero resignó seis puntos desde los 123,4 puntos, dinámica que refleja la velocidad con la que la Argentina pierde competitividad cambiaria por una inflación que, tarde o temprano, termina absorbiendo la devaluación del peso.

El dólar mayorista acumula 15 ruedas consecutivas con leve incremento avalado por el Central

En ese aspecto, hay que recordar que el ITCRM del BCRA marcaba un año atrás los 115,8 puntos, solo un punto y medio menos que el nivel actual. Sin embargo, desde entonces hubo una histórica devaluación que aportó muy poco a la competitividad, frente al descalabro de las variables económicas y financieras, con enorme daño para la actividad.

Las plazas cambiaria y bursátil de la Argentina son vulnerables a una mayor aversión a los activos de riesgo que se observó en los mercados internacionales, a lo que se sumó la incertidumbre doméstica por el tratamiento de la deuda pública, luego de que el Gobierno declarara desierta una licitación de tres bonos lo que derivó en la postergación del pago de capital del Bono Dual que vencía esta semana.


SEGUÍ LEYENDO: