La bolsa de comercio de Buenos Aires (Franco Fafasuli)
La bolsa de comercio de Buenos Aires (Franco Fafasuli)

Debe ser unos de los escasos momentos en que los argentinos, ante la incertidumbre internacional, buscaron refugios en los bonos en moneda local a los que consideran de menor riesgo que los emitidos en dólares.

Las inversiones en pesos, después de la exitosa licitación del martes, resurgieron. De hecho, los bonos en moneda local tuvieron alzas de hasta 12% y esto no significa que paguen una tasa más elevada. Por el contrario, si el bono sube de precio, la tasa baja.

Pero es que esa licitación, donde la demanda más que duplicó la oferta de Letras del Tesoro, despertó la confianza de que la deuda en monedas local puede ser honrada por refinanciamiento sin tener necesidad de acudir a los fondos de la Anses o a la emisión. Y ese dato jugó a favor.

De hecho, el dólar en el mercado oficial no solo se mantuvo sin cambios, sino que el Banco Central compró por segundo día consecutivo más de USD 100 millones que engrosaron sus reservas en USD 82 millones y las elevaron a 45.078 millones.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

Otro dato curioso. Los depósitos en dólares el 28 de diciembre -aniversario del bizarro discurso del Gobierno cuando la trilogía económica anunció en 2017 inflación de 15% en 2018- alcanzaron los USD 19 mil millones de dólares y desde ese día se mantienen por encima de ese nivel. En otras palabras, no hay retiro de dólares de los bancos y se ven incrementos en los depósitos indexados.

El comportamiento del dólar fue una muestra de la Argentina bajo el escenario de riesgo que plantea el conflicto entre Estados Unidos e Irán. El día que el dólar subió 0,36% frente a las seis principales monedas del mundo, en el mercado oficial se mantuvo sin cambios. El dólar minorista en bancos y casas de cambio cerró a $ 62,99 y en la plaza mayorista a $ 59,82 con la ayuda de las compras del Banco Central.

El dólar libre continuó en $78 y el dólar Bolsa o MEP perdió 1,6% a $74,81. El contado con liquidación cerró a $78,27 y fue el único que aumentó ya que se encareció 0,9%.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

Los bonos en dólares, en cambio fueron muy volátiles porque, al revés de los nominados en pesos, dejan dudas sobre su presente ya que están atados a la negociación de una deuda que todavía no comenzó y de la que poco se sabe de lo que va a pasar, aunque hubo una buena noticia: la jueza norteamericana que llevaba adelante la demanda de fondos buitres contra los cupones PBI, la desechó y le hizo ahorrar una considerable cifra de dólares al Tesoro argentino.

En los bonos en moneda extranjera y con ley neoyorquina hubo alzas en los más cortos y algunas leves bajas en los de más largo plazo que hicieron que el riesgo país tuviera una leve suba de 4 unidades a 1.917 puntos básicos.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

La Bolsa, tuvo otra rueda negativa, aunque corrigió su fuerte baja inicial en la segunda mitad. El S&P Merval el índice de las acciones líderes, perdió 0,24%, después de haber estado abajo 1,34% a las 13.18 horas. El monto de negocios siguió en niveles irrelevantes inferiores a los $ 600 millones.

La caída más importante fue la de Cresud que alcanzó a 3,95% seguida por Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) con 3,55%. La suba mas destacada fue la de Grupo Valores con 2,68%.

Los ADR’s argentinos -certificados de acciones que cotizan en Wall Street- tuvieron cierres mixtos. Los ganadores fueron Ternium (+2,14%) y Central Puerto (+2,06%). En el otro extremo se ubicaron Cresud (-4,48%) e IRSA Propiedades Comerciales (-2,55%).

La rueda de hoy estará signada por el conflicto con Medio Oriente que es tan imprevisible como la negociación de la deuda argentina. Lo cierto es que los inversores locales se muestran más alejados de la Bolsa y más cerca de los bonos en pesos y, en un lugar más lejano, de los bonos en dólares.

Seguí leyendo: