Tombolini, nuevo vice del Banco Nación: “A Alberto Fernández no lo votaron para que le aumente la jubilación al que gana $80.000”

Dijo que el bono de $5.000 apunta a recomponer los haberes en la base de la pirámide en medio de la crisis. Y que Argentina necesita un respiro antes de poder discutir el sistema previsional. Valoró un proyecto de Marco Lavagna para que los créditos UVA pasen a actualizarse por salarios

Matías Tombolini fue confirmado hoy como vicepresidente del Banco Nación
Matías Tombolini fue confirmado hoy como vicepresidente del Banco Nación

El flamante vicepresidente del Banco Nación, Matías Tombolini, dijo que la llegada al Gobierno de figuras del espacio de Roberto Lavagna se da porque la agenda de Alberto Fernández coincide mucho con la que impulsaron desde ese espacio en las elecciones. También defendió el recargo del 30% a las compras de divisas, la suspensión de la fórmula de actualización de las jubilaciones y dijo que trabajan en un nuevo mecanismo de indexación para los créditos UVA, de los que el Nación “tiene el 50% de los créditos otorgados”.

Tombolini fue confirmado anoche en el Boletín Oficial como vice de Eduardo Hecker en el Banco Nación. El economista viene de ser el candidato a jefe de gobierno porteño por Consenso Federal, el espacio que lidera Roberto Lavagna. Anteriormente, en las elecciones legislativas de 2017, había encabezado la lista de diputados por la Capital Federal de la alianza 1País, que contaba con Sergio Massa, Margarita Stolbizer y Victoria Donda.

En diálogo con Luis Novaresio en Radio La Red, el funcionario defendió la suspensión por seis meses del mecanismo de actualización de las jubilaciones y el pago de dos bonos de $5.000 a quienes cobran la mínima.

El bono apunta a pegarle a la base de la pirámide recomponiendo por encima de la inflación los haberes mínimos. (...) Ir a trabajar allí abajo a donde, por ejemplo, cuando vos mirás la inflación vas a ver que la inflación acumulada va a terminar el año en 55,5%, pero la inflación del más pobre, del que menos tiene, es más alta

“Vale decir que el bono apunta a pegarle a la base de la pirámide recomponiendo por encima de la inflación los haberes mínimos. (...) Ir a trabajar allí abajo a donde, por ejemplo, cuando vos mirás la inflación vas a ver que la inflación acumulada va a terminar el año en 55,5%, pero la inflación del más pobre, del que menos tiene, es más alta. Estamos discutiendo cómo distribuimos el costo de la crisis. A Alberto Fernández no lo votaron para que le aumente la jubilación al que gana $80.000, aunque claro que hay que aumentársela porque se la merece”, dijo.

Consultado respecto a los haberes después del pago de los dos bonos, el economista dijo que eso lo puede decidir el Gobierno mientras que la discusión por un nuevo mecanismo de actualización deberá quedar para más adelante: “Por eso se queda con la potestad (de aumentar) el Gobierno. Yo creo que hasta que la Argentina no tome un respiro, una discusión tan importante como la fórmula de actualización de la jubilación, una discusión en serio sobre nuestro sistema jubilatorio no se puede dar cuando vos estás discutiendo en el contexto de que no llegás a cubrir la canasta de los medicamentos y alimentos”.

Tombolini dijo que su llegada al Gobierno a pesar de haber sido candidato por otro espacio responde a una coincidencia de agendas. “Lo que hay es a partir de una agenda que el presidente Fernández está impulsando, que tiene muchísimo que ver con la agenda que nosotros sostuvimos en la campaña. Recordá que el hambre como tema en la política argentina, el primero que lo plantea en la campaña además de pedir que se suspenda dos semanas la campaña, fue justamente Roberto Lavagna. Lo mismo que el consejo económico y social como eje de acuerdos de política de largo plazo y ni hablar lo que se llaman las políticas de ingreso”, dijo.

Hasta que la Argentina no tome un respiro, una discusión tan importante como la fórmula de actualización de la jubilación, una discusión en serio sobre nuestro sistema jubilatorio no se puede dar

“Me parece que este es el gran cambio en el diseño de la política macroeconómica argentina, en donde pasamos de sostener que el crecimiento va a venir de la mano de una financiarización de la economía a sostener un paradigma distinto que es el que sostiene este Gobierno y que también impulsaba Roberto Lavagna, que es que necesitamos que haya una moneda en el bolsillo de la gente, que se reactive el consumo”, agregó.

Créditos UVA

Como vicepresidente del banco que cargó con la mayor parte del esfuerzo de colocación de préstamos hipotecarios UVA durante el gobierno de Mauricio Macri, Tombolini tendrá que lidiar con las protestas de los deudores que ven subir las cuotas a la par de la inflación.

“En campaña el presidente Fernández anunció, y también Marco Lavagna trabajó en el pasado, un proyecto para que ajuste por el coeficiente de variación salarial (CVS). ¿Qué quiere decir esto? En lugar de ajustar por UVA que corre atrás de la inflación, en momento de crisis, antes que proteger a los bancos proteger a los ahorristas que compraron esta idea de que la inflación iba a ir bajando y, por el contrario, fue subiendo. De hecho el Banco Nación tiene el 50% de los créditos UVA otorgados y, por lo tanto, obviamente es un actor relevante en la discusión de esta materia”, comentó.


Seguí leyendo:

Bienes Personales: con los cambios, una persona que tributaba $60.000 anuales pasaría a pagar casi el doble

Ante la inminente baja de la tasa del Banco Central, los bancos extranjeros pidieron “cuidar al ahorrista” frente a la inflación

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS