Eduardo Buzzi, dirigente de la Federación Agraria Argentina
Eduardo Buzzi, dirigente de la Federación Agraria Argentina

Luego del anuncio del aumentos y cambios en el esquema de retenciones a las exportaciones, el dirigente agropecuario Eduardo Buzzi, de la Federación Agraria Argentina, le bajó el tono al malestar del campo y señaló la necesidad de buscar una solución política —a través de diálogo y consenso— antes de realizar medidas de protesta o cortes de ruta. Y diferenció la situación actual de lo que sucedió en 2008, durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

“Me parece que no estamos en ese escenario y que hay que agotar todas las formas de negociación. Para la protesta siempre hay tiempo. Pero ahora hace falta racionalidad, negociación y darle una oportunidad a la política”, señaló Buzzi, en declaraciones a Radio Futurock. Y destacó que el presidente Alberto Fernández no quiere alimentar la grieta.

Fernández y Buzzi mantuvieron una conversación telefónica este fin de semana por la cuestión judicial que afecta al dirigente rural, que la semana pasada fue procesado por los cortes de ruta de 2008

Fernández y Buzzi mantuvieron una conversación telefónica este fin de semana por la cuestión judicial que afecta al dirigente rural, que la semana pasada fue procesado por los cortes de ruta de 2008. Según relató Buzzi, el presidente calificó el tema judicial como “bochornoso” y le manifestó que quiere tener al campo como un aliado. “Me consta las horas que dedicó en 2008 para resolver aquel conflicto irracional y hoy sigue diciendo lo mismo”, indicó Buzzi.

Sin embargo, Buzzi lamentó que los dirigentes del campo se hayan enterado de la decisión de aumentar las retenciones a través del Boletín Oficial, aunque advirtió que la medida fue tomada en medio de una situación crítica.

Este fin de semana, el Gobierno anunció un aumento en el esquema de retenciones (REUTERS/Bryan Woolston)
Este fin de semana, el Gobierno anunció un aumento en el esquema de retenciones (REUTERS/Bryan Woolston)

“Se puede entender la necesidad de las medidas pero se debe dar una jerarquía al dialogo público-privado, no alimentar a aquellos que están muy exacerbados con la confrontación, con la grieta. No hay que alimentar esas especulaciones que pretenden hacer del tema agropecuario una bandera para generar conflictos”, agregó.

“A mí tampoco me gusta que nos aumenten los impuesto, que la gente de campo se ponga mal, que no se pueda distinguir a los grandes de los pequeños productores. Demos una oportunidad a la política, para quemar los puentes hay tiempo”, destacó. Pero luego aseguró que aun no hubo una convocatoria del Gobierno para discutir el tema.

“Las retenciones son un mal impuesto que a los productores nos cae mal por una cuestión elemental, ¿cómo se puede en un país cobrar por exportar? Eso pasa solamente en la Argentina. No es un problema de Alberto Fernández, empezó en 2002 con la emergencia social, la crisis, un tipo de cambio muy alto y mucho hambre”, recordó Buzzi. “Después vino un crecimiento a tasas chinas, hubo una etapa de retenciones en aumento con commodities altos y ahí las retenciones fueron para financiar el despilfarro. Entre 2015 y 2019, Mauricio Macri sacó un poco pero siguió habiendo retenciones para la joda financiera, el que especulaba ganaba plata y los productores pagábamos retenciones”, añadió.

La dirigencia del campo reunida con Alberto Fernández durante la campaña electoral
La dirigencia del campo reunida con Alberto Fernández durante la campaña electoral

Otros dirigentes del sector, también se manifestaron cautos sobre la posibilidad de iniciar protestas pero advirtieron que hay muchos descontento entre los productores. “Sorprendió que nos hayamos enterado por el Boletín Oficial cuando el Gobierno se había comprometido a convocarnos a discutir e intercambiar algunas ideas. Es distinto al momento de la 125, es otro país. Pero lo que creo es que que la bronca que tiene la gente es parecida; el cansancio de ver que realmente al campo se lo ve como una fuente de recursos fiscales y no como un polo de desarrollo”, señaló Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentina (CRA) en radio La Red.

Lo que está pidiendo la gente es asambleas. Se piden medidas de protesta, no cortes de rutas. Tal vez porque el ánimo no está en generar un ambiente de tanta conflictividad, pero sí pueden llegar a volver medidas de protesta. El nivel de asfixia que se genera al sector, como se trata de un generador de dólares genuinos. Siempre se lo pone en la punta de la situación y esto cansa, agota, llega un momento que da la sensación de que todo esta en contra nuestro”, concluyó.

Seguí leyendo: