Daniel Lipovetsky, uno de los impulsores de los proyectos para regular el mercado de los alquileres (Télam)
Daniel Lipovetsky, uno de los impulsores de los proyectos para regular el mercado de los alquileres (Télam)

Luego de obtener un dictamen favorable en la Comisión de Legislación General, el proyecto de Ley de Alquileres será debatido la próxima semana, el 20 de noviembre, en la Cámara de Diputados. Finalmente, se tomará un proyecto consensuado que unificó tres iniciativas diferentes presentadas por los diputados Daniel Lipovetzky, Agustín Rossi y Felipe Solá.

El Gobierno había anunciado a mediados de septiembre que también enviaría su propio proyecto sobre Ley de Alquileres al Congreso, pero no llegó a ser presentado. El proyecto con dictamen favorable extiende el plazo de los contratos de alquiler de dos a tres años. Además, todos quedan registrados en la AFIP.

Si la iniciativa llega a ser ley, la actualización será anual, a través de un índice que combine en partes iguales el índice de inflación (IPC) medido por el Indec y la variación promedio de los salarios registrados (Ripte). Este era uno de los puntos de divergencia entre los proyectos, ya que algunas de las propuesta ponían un tope a partir del cual se regulaba la actualización de los valores.

En cuanto a las expensas extraordinarias, quedó establecido en el proyecto que quedarán a cargo del dueño, sin importar cómo las discrimine la administración del consorcio. También se determinó que el inquilino podrá ofrecer dos tipos de garantías (puede ser bancaria) y el propietario tiene que aceptar una de las dos.

Uno de los puntos conflictivos del proyecto fue el pago de las comisiones de las inmobiliarias (Nicolás Stulberg)
Uno de los puntos conflictivos del proyecto fue el pago de las comisiones de las inmobiliarias (Nicolás Stulberg)

También se resolvió el tema de los honorarios de los corredores inmobiliarios, que era uno de los temas que generaba más conflicto. Si el proyecto prospera, las inmobiliarias podrán cobrar tanto a los propietarios como a los inquilinos, a no ser que entre las partes se pongan de acuerdo. “Si solo interviene un corredor, todas las partes le deben comisión, excepto pacto contrario”, según el artículo 12° del proyecto.

“En general, estamos de acuerdo con el proyecto. Fue consensuado entre todas las partes y comprendieron que la intervención inmobiliaria con profesionales debidamente matriculados es fundamental. Cada parte se hace cargo del contratante, salvo que los dos se pongan de acuerdo”, explicó Alejandro Bennazar, titular de la Cámara Inmobiliaria Argentina. En la ciudad de Buenos Aires, las inmobiliarias no pueden cobrar comisiones a los inquilinos —solo a los propietarios— de acuerdo a un fallo que está vigente pero fue apelado por las cámaras inmobiliarias.

“Estamos con cautela. La ley es un cambio radical en la forma de alquilar en la Argentina. Sabemos de la capacidad de lobby del mercado inmobiliario. Falta mucho. Tiene que votarse en Diputados, luego en Senadores y por último reglamentarse. Tuvimos media sanción en Senadores por unanimidad y los mismos que hoy dicen estar a favor son los que frenaron el tratamiento para que se caiga la media sanción. Es un camino largo, porque si se vota, luego empieza el camino más difícil: el cumplimiento. El mercado inmobiliario es muy amigo de evadir las leyes y ahí enfocaremos todas nuestras fuerzas", destacó Gervasio Múñoz, representante del grupo Inquilinos Agrupados.

Seguí leyendo: