Los controles cambiarios restringen la actividad financiera. (Foto NA)
Los controles cambiarios restringen la actividad financiera. (Foto NA)

El dólar operó con leve tendencia al alza después de que el Banco Central y la Comisión Nacional de Valores (CNV) dispusieran normativas para limitar la especulación en el mercado cambiario con la compra y venta de títulos públicos a diferentes cotizaciones, en la jerga llamado "rulo", en momentos en que el país atraviesa una fuerte crisis financiera.

En las sucursales del Banco Nación la divisa ganó 25 centavos, a $57,25 para la venta al público. En el promedio de bancos del microcentro porteño se ofreció a 58,41 pesos.

El dólar mayorista se transó a $56,10, con un incremento de 48,9% en lo que va de 2019.

El monto operado en el segmento de contado (spot) alcanzó los USD 425,5 millones, mientras que en futuros se negociaron USD 306 millones en el ROFEX. La autoridad monetaria habría intervenido con ventas próximas a USD 100 millones para frenar la suba en la plaza interbancaria.

Los contratos de dólar futuro (en pesos atados al tipo de cambio) para fin de mes cerraron a $58,20, y para diciembre de 2019, a 70,50 pesos.

El BCRA "reapareció en el segmento de contado con ventas que pusieron límite a la suba del tipo de cambio mayorista (…) La presencia oficial se materializó cuando los precios tocaron máximos en $56,31 por unidad", reportó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

Un reporte de Research for Traders identificó una "mayor demanda a pesar de la venta de divisas de bancos oficiales" en la plaza mayorista, "en un marco de pocas ventas por parte de agroexportadores".

En el mes posterior a las PASO, los depósitos del sector privado en dólares acusaron un descenso de USD 9.635 millones ó 29,6%

La entidad monetaria estableció que las personas que compren divisas deberán presentar una declaración jurada para manifestar que los fondos no serán destinados a la compra de otros títulos dentro de los cinco días hábiles posteriores a la transacción.

A la par, la CNV dictaminó que los instrumentos negociables (acciones y bonos) no podrán ser transferidos para cubrir la liquidación por otros cinco días hábiles a partir de la acreditación.

Con ese plazo mínimo de diez días hábiles por conservar los dólares y los bonos, se procura hacer a esta operación algo más riesgosa en un mercado todavía volátil.

Hasta ahora, los ahorristas podían acceder al mercado de cambios, comprar títulos públicos e inmediatamente venderlos a un tipo de cambio más alto, lo que les generaba una ganancia que variaba entre el 5% y el 7%, según estimaron operadores consultados por Reuters.

Por las nuevas disposiciones, los ahorristas deberán esperar no menos de 10 días hábiles para hacer el “rulo”

La maniobra financiera, conocida como "rulo", buscaba aprovechar los controles cambiarios que impuso el gobierno de Mauricio Macri a partir de septiembre, con un tope de USD 10.000 para la compra y la transferencia de divisas, así como plazos para la liquidación de exportaciones.

El objetivo era el de contener el tipo de cambio y detener la salida de dólares del sistema financiero y la caída de reservas, tras la contundente derrota que sufrió el oficialismo en las elecciones primarias de agosto y que dejó al candidato opositor Alberto Fernández a un paso de la Presidencia.

CONVIVENCIA DE VARIOS TIPOS DE CAMBIO POR LOS CONTROLES

En ese marco, el dólar "contado con liquidación", implícito en la compraventa de acciones en la Bolsa de Buenos Aires y en Wall Street, aumenta a 68,68 pesos por dólar, con una brecha de 22,4% con el tipo de cambio oficial.

Otra variante para dolarizar el excedente de pesos es la del dólar MEP o Bolsa, que se obtiene a partir de la compra de un bono cuya cotización puede ser en pesos o dólares. Se lo adquiere con moneda local y revende en divisas, a un tipo de cambio mayor al oficial.

La operatoria concluye con la transferencia de los dólares a una cuenta bancaria. El dólar MEP se pactó al cierre a 67,50 pesos.

Con escasas operaciones, el dólar "blue" se ofreció en el mercado informal del microcentro porteño a 60 pesos.

Las reservas internacionales del Banco Central cayeron este jueves USD 88 millones y terminaron en USD 50.145 millones, según datos sujetos a ajuste.

Los activos del BCRA se redujeron en USD 16.164 millones después de las elecciones primarias, hace un mes, al monto más bajo desde el 14 de diciembre pasado.

Los depósitos del sector privado en dólares acusaron un descenso de USD 9.635 millones a partir de la contundente victoria electoral de la fórmula del Frente de Todos en las elecciones primarias, el 11 de agosto.

No obstante, la salida de divisas del sistema financiero se desaceleró en las últimas jornadas y ahora es inferior a los USD 200 millones diarios. El martes 10 los depósitos en moneda extranjera del sector privado disminuyeron USD 154 millones, a los USD 22.864 millones, el monto más bajo desde el 4 de julio de 2017.

SEGUÍ LEYENDO: