Wall Street (Foto: AFP)
Wall Street (Foto: AFP)

En Wall Street esperan "señales" de parte de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. En las primeras horas, los mercados reaccionaron de manera muy negativa al triunfo kirchnerista de anoche en las PASO, dejaron en claro que los inversores consideran altamente improbable que el Gobierno pueda revertir ese resultado en octubre y ahora miran hacia la oposición en busca de una brújula. Le reclaman a los ganadores que den, de inmediato, garantías de previsibilidad y continuidad de algunas de las políticas que implementó Mauricio Macri para tratar de reacomodar los números de la economía.

La violenta caída de las acciones argentinas en Nueva York, de hasta 65%, el salto del dólar en la City porteña, de un 30%, y una suba de casi 4% en el riesgo país fueron la respuesta del mundo financiero. El mercado, ilustró un analista, está "tratando de digerir la noticia".

Los estrategas de los grandes bancos neoyorquinos admiten que el triunfo de de los Fernández los sorprendió y atribuyen la reacción de pánico entre los inversores al mal recuerdo que tienen de los 12 años de gobiernos kirchneristas. No habrá en este caso ningún beneficio de la duda. Por eso quieren más claridad de parte de Fernández. "El mercado está sediento de información", resumió a Infobae Alejo Czerwonko, experto en mercados emergentes del UBS, de Nueva York.

Los analistas de Wall Street plantean incluso una responsabilidad compartida en los próximos meses. Aunque los argentinos todavía no eligieron presidente, consideran que en los hechos se abrió ya un período de transición y en esta etapa "es tan importante lo que haga el Gobierno como lo que diga Alberto Fernández", agregó Czerwonko.

"Está en sus manos llevar tranquilidad y previsibilidad", coincidió Alberto Ramos, estratega de mercados globales en Goldman Sachs. "La responsabilidad ahora es de Fernández, la única manera de pacificar al mercado es que dé señales de alguna ortodoxia en materia económica: debe hablar de equilibrio fiscal, de independencia del Banco Central y de una relación constructiva con el Fondo Monetario Internacional", dijo.

Hoy no hay claridad, no se conocen los profesionales que lo acompañarían y lo que ha dicho en las últimas semanas sobre las Leliq y el tipo de cambio no cayó bien (Czerwonko)

"La otra película ya la vimos", agregó Ramos.

Para Czerwonko, el mercado va a estar muy atento en los próximos días a los indicios que pueda dar el candidato opositor en materia de política económica. "Hoy no hay claridad, no se conocen los profesionales que lo acompañarían y lo que ha dicho en las últimas semanas sobre las Leliq y el tipo de cambio no cayó bien", comentó en diálogo con Infobae.

Las acciones locales en EEUU cayeron hasta 65% el día después de las PASO
Las acciones locales en EEUU cayeron hasta 65% el día después de las PASO

Mientras, el Gobierno deberá administrar las expectativas como mejor pueda, sabiendo que un escenario de devaluación e inflación en alza puede acotar aún más sus chances de revertir la derrota. "Va a ser necesaria una política monetaria restrictiva", sostuvo Ramos. "Pero Macri también podría utilizar lo que está pasando para advertir sobre lo que puede ocurrir si pierde" en octubre, añadió.

La transición puede ser complicada, advierten los estrategas neoyorquinos. Son cuatro meses hasta diciembre, suponiendo que la fórmula opositora se impondrá en octubre, y parece difícil hacer pronósticos para ese período. "Abre un interrogante", admitió Czerwonko.

La responsabilidad ahora es de Alberto Fernández, la única manera de pacificar al mercado es que dé señales de alguna ortodoxia en materia económica: debe hablar de equilibrio fiscal, de independencia del Banco Central y de una relación constructiva con el Fondo Monetario Internacional (Ramos)

Mientras, la coincidencia entre los analistas es que se abrió un período de gran volatilidad en la Argentina. Un operador de un importante banco norteamericano señaló en off a este sitio que seguramente ese será el escenario de las próximas ruedas, "hasta que sepamos qué va a pasar". En ese río revuelto, sostuvo, algunos inversores pueden encontrar oportunidades. "Es un mercado de traders, para entrar y salir rápido y hacer ganancias cortas", dijo.

Seguí leyendo: