Wall Street (Getty Images)
Wall Street (Getty Images)

Wall Street está en modo espera. Faltan tres semanas para las elecciones internas en la Argentina y en la plaza financiera neoyorquina nadie se atreve a pronosticar un resultado o extraer conclusiones sobre lo que puede pasar en el futuro inmediato. La certeza más afirmada es que la tranquilidad cambiaria de los últimos meses mejoró notablemente las posibilidades electorales del oficialismo. Y a esa expectativa -que la realidad puede confirmar o desmentir el 11 de agosto- se aferran los expertos y estrategas de Nueva York.

Hoy por hoy, sin embargo, ningún escenario está tallado en piedra. La "fragilidad" económica parece ser el nuevo estadío normal en la Argentina, en un contexto en el que la volatilidad, según opinaron los analistas consultados por Infobae, se moverá al ritmo de las encuestas, una brújula de valor cuestionable.

"Hay mucho optimismo en el mercado, un optimismo quizá algo exagerado. Está el convencimiento de que en la última curva (Mauricio) Macri gana seguro", graficó en off the record un estratega de inversiones argentino que trabaja en uno de los principales bancos norteamericanos.

Faltan tres semanas para las elecciones internas en la Argentina y en la plaza financiera neoyorquina nadie se atreve a pronosticar un resultado o extraer conclusiones sobre lo que puede pasar en el futuro inmediato

Esa expectativa explica que las acciones argentinas en el exterior estén en promedio un 30 por ciento más arriba que hace dos meses y que también los bonos hayan pegado un salto en las últimas semanas. "Es una variación muy grande, la lógica es que de acá a las PASO los valores se mantengan o caigan un poco, y lo que pase después va a depender del resultado electoral", dijo el especialista. Alertó, sin embargo, que "si no se cumple la expectativa del mercado, la caída puede ser fuerte".

Alberto Fernández y Mauricio Macri
Alberto Fernández y Mauricio Macri

Walter Molano, economista jefe para mercados emergentes en BCP Securities, cree que probablemente habrá que enfrentar alguna turbulencia en los mercados en las próximas semanas, hasta que escampe. "La cercanía de las PASO va a generar más volatilidad", sostuvo en diálogo con Infobae. "La gente está mirando muy de cerca las encuestas y la gran pregunta es si la polarización ha reducido el número de candidatos y si eso a su vez mejora las chances de que los Fernández ganen en primera vuelta", dijo.

La oposición kirchnerista, opinó Molano, tuvo el reflejo afinado de esconder a quienes cosechan un alto rechazo, entre ellos la ex presidenta. "Han hecho una buena estrategia en la que Cristina Kirchner ha mantenido un muy bajo perfil y es Alberto Fernández quien ha estado haciendo campaña". Eso contribuyó a la estrategia de polarización, afirmó.

La gente está mirando muy de cerca las encuestas y la gran pregunta es si la polarización ha reducido el número de candidatos y si eso a su vez mejora las chances de que los Fernández ganen en primera vuelta (Molano)

Pero el mayor interrogante en el horizonte es si habrá o no segunda vuelta. "Si la hay, creo que todos confiamos en que Macri va a poder ganar", señaló. Es la teoría de la última curva, a la que primero es necesario llegar.

"Dada la fragilidad de la economía argentina, es impresionante como los mercados se han calmado en los últimos meses, a pesar de que se acercan las PASO y de la incertidumbre política", observó por su parte Benjamin Gedan, experto del Wilson Center de Washington y referente del Argentina Project en ese centro de estudios de la capital norteamericana.

Rodríguez Larreta, Macri, Pichetto y Vidal, candidatos del oficialismo (Twitter: @mauriciomacri)
Rodríguez Larreta, Macri, Pichetto y Vidal, candidatos del oficialismo (Twitter: @mauriciomacri)

"El peso ha subido 8% desde abril", ejemplificó Gedan, quien atribuyó la apreciación del tipo de cambio y la estabilidad de los últimos meses a dos factores centrales. "Esto no es sólo producto de las posibilidades crecientes de reelección de Macri, sino también del éxito de Fernández en proyectar una imagen moderada", comentó.

El analista del Wilson Center insistió en la fragilidad de la economía macrista, atada a variables que el Gobierno difícilmente pueda controlar. "La Argentina sigue siendo muy vulnerable y puede perder la confianza de los mercados rápidamente si hay un shock externo o si parece que la política económica de la oposición sería semejante a la de Cristina Kirchner y Axel Kicillof, que sigue siendo su asesor económico más cercano", señaló.

“Dada la fragilidad de la economía argentina, es impresionante como los mercados se han calmado en los últimos meses, a pesar de que se acercan las PASO y de la incertidumbre política (Gedan)

Molano destacó la caída persistente "aunque lenta" de la inflación, al 2,7% según el dato de junio. Y la recuperación económica, "que también es lenta pero va en camino". Añadió a estos dos elementos el firme apoyo internacional que todavía recibe el gobierno de Cambiemos y un suave viendo de cola que podría potenciar las chances electorales del Gobierno.

Ese "impulso" está dado por el contexto global. Hay un "cambio en la política monetaria internacional, especialmente en Estados Unidos y Europa, que es más laxa y eso está empujando a los inversionistas hacia mercados emergentes, entre los cuales Argentina es uno de los más interesantes". Según Molano, aunque no es el único factor, "esto ayuda mucho a bajar el riesgo país".

Seguí leyendo: