Los gremios que no cerraron paritarias están pensando en acuerdos cortos
Los gremios que no cerraron paritarias están pensando en acuerdos cortos

Después de haber perdido los salarios gran parte de su poder adquisitivo durante el año pasado (12% en términos reales diciembre contra diciembre), una nueva puja distributiva se espera para este año, con una inflación que se aceleró fuerte en los primeros meses y un contexto electoral que no habilita más ajustes.

Varias paritarias que cerraron a comienzos de año se quedaron cortas. El Gobierno había proyectado un alza de precios del 23% en el Presupuesto, pero el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) ya se ubica en el 36% para el año. Algunas consultoras esperan que la cifra llegue al 40%.

Los acuerdos salariales firmados en las últimas semanas ya se ubicaron cerca del 30 por ciento. Por ahora, todas las que avanzaron fueron anuales, con cláusula de revisión más cerca de fin de año. Pero faltan acordar sectores importantes, como construcción -están muy avanzadas las conversaciones-, comercio, metalúrgicos y alimentación, donde en algunos casos se está analizando la revisión mensual o trimestral.

La pérdida del salario real en 2018 fue del 12% diciembre contra diciembre y del 5,6% en el promedio del año, con algunos sectores que pudieron negociar cifras similares a la inflación y otros que se quedaron en 30% con una inflación que terminó en el 47%.

La situación es igual de heterogénea este año, con una realidad económica que sigue resentida y presenta una fuerte caída de ventas con pérdida de empleo. Sin embargo, los analistas esperan un escenario algo mejor que el 2018 -con menos pérdida del poder adquisitivo-, aunque con el interrogante de lo que pueda suceder con la inflación en el tercer trimestre en función de los movimientos del dólar antes de los comicios.

"Subas de salarios del orden del 35% anual, que podrían haber sido observadas como atractivas por parte de muchos gremios a inicios de año, ante el escenario actual podrían quedar nuevamente por debajo de la inflación, que debería esperarse en torno al 36-38% anual (diciembre contra diciembre), siempre que no exista otro shock cambiario en este año electoral", sostuvo en un reciente informe el Ieral, de la Fundación Mediterránea.

La pérdida del salario real en 2018 fue del 12% diciembre contra diciembre y del 5,6% en el promedio del año, con algunos sectores que pudieron negociar cifras similares a la inflación y otros que se quedaron en 30 por ciento

Ieral indicó que la mejor solución para la evolución salarial este año podría ser una cláusula gatillo por un año, que agregue un plus de entre 2 y 3 puntos porcentuales a la inflación anual de 2019 de modo que se obtenga alguna mejora en el poder adquisitivo de los trabajadores, sin perder las ganancias de competitividad logradas el año pasado. "En su defecto, los gremios tenderán a aceptar instancias de renegociación por periodos más acotados, probablemente trimestrales, que agregan incertidumbre y costos de transacción a la economía, máxime en un año electoral", sostiene el informe.

El poder adquisitivo del promedio de los sectores cayó 12% en 2018
El poder adquisitivo del promedio de los sectores cayó 12% en 2018

La consultora Elypsis proyecta una nueva caída del salario real este año,de  entre 1% y 3% en promedio, "tocando el piso en estos meses donde todavía las paritarias grandes no empezaron a activarse", afirmó el economista Juan Sola.  El salario real comenzaría a crecer a partir de abril hasta agosto o septiembre, donde se empezarán a resolver las revisiones y se verá si puede seguir creciendo. "Si bien en el análisis punta a punta esperamos un crecimiento del salario de entre 5 y 7%, en el promedio vemos difícil que los sueldos le ganen a la inflación", manifestó el analista.

Para la consultora Analytica, la inflación diciembre versus diciembre será de 45% y las paritarias, de 42%, mientras que si se mide el promedio del año, la inflación alcanzará el 52% y los sueldos, el 40% de aumento. En cualquier caso, habrá nuevamente pérdida del poder adquisitivo.

"Desde el año pasado, se rompió la referencia anual de paritarias. Antes había previsibilidad, pero ahora algunos gremios están reclamando readecuaciones mensuales o por trimestre. Eso es muy peligroso porque se acortan los contratos nominales por la incertidumbre y todo empieza a atarse a la inflación, y la inflación sigue al dólar. Es un mecanismo muy perverso para desactivar el proceso inflacionario", opinó Lorenzo Sigaut Gravina, de Ecolatina.

El economista cuestionó también las declaraciones del Gobierno respecto de las paritarias. Puntualmente, que el ministro de Producción, Dante Sica, haya convalidado acuerdos trimestrales. "Es un año electoral en el que se supone que tendrías que haber recuperado la pérdida del año pasado. Pero la inflación arrancó muy alta en los primeros meses. No hay nadie que vele por la integridad del sistema y  por buscar algo que ancle expectativas", remarcó.

Para Sigaut Gravina, la puja distributiva este año será "muy compleja" y dependiendo de lo que suceda en el tercer trimestre con el dólar y su traslado a precios, los salarios podrían empatarle a la inflación este año (ambos en 40%).

Las paritarias que cerraron

– Obras sanitarias (aguas bonaerenses): Acordaron 20% en varios tramos: 4% en enero; 4% en marzo; 4% en mayo; 4% en julio; 2% en septiembre; 2% en noviembre.

Seguros (ahorro y capitalización): 20% en dos tramos (10% en enero y 10% en abril), con revisión en mayo.

Aceiteros: Firmaron 23% en un solo tramo.

El sector aceitero cerró 23% en enero en un tramo; seguramente hará revisión
El sector aceitero cerró 23% en enero en un tramo; seguramente hará revisión

UTEDYC (trabajadores deportivos y civiles). Colonias firmó 23% en dos tramos (15% en julio y 8% en octubre), con revisión. En el caso de los gimnasios, también fue de 23%, en cuatro tramos (7% en junio, 8% en septiembre, 4% en noviembre y 4% en enero) con revisión en noviembre.

Energía eléctrica (luz y fuerza): 23%, con revisión en septiembre.

Encargados de edificios: 23% en dos tramos (11,5% en marzo y 11,5% en mayo), con revisión en julio.

Remiseros: (SURYA): 24% en tres cuotas (8% en abril, 8% en octubre y 8% en enero).

Estaciones de servicio: 28% en tres tramos (12% en abril, 8% en julio y 8% en septiembre), con revisión en septiembre.

Carne: 28% en tres tramos (9% en abril, 10% en agosto y 9% en diciembre), con revisión en noviembre.

Desde el Ministerio de Producción y Trabajo destacaron que "por ahora todos los acuerdos que se cerraron son anuales", aunque reconocieron que faltan acordar las más importantes. En el caso del rubro de la construcción, por ejemplo, están avanzadas las negociaciones para que se acuerde un 10% en abril como recomposición de la paritaria 2018 y un 5% en mayo pero sólo por un mes.

Seguí leyendo: