El ministro de Hacienda argentino, Nicolás Dujovne, ofrece declaraciones a la prensa este viernes tras reunirse con su homólogo brasileño, Paulo Guedes, en Río de Janeiro (EFE/Marcelo Sayão)
El ministro de Hacienda argentino, Nicolás Dujovne, ofrece declaraciones a la prensa este viernes tras reunirse con su homólogo brasileño, Paulo Guedes, en Río de Janeiro (EFE/Marcelo Sayão)

El ministro Nicolás Dujovne, que aterrizó esta mañana en Río de Janeiro para reunirse con su par Paulo Guedes, recibió un "contundente apoyo" de su colega brasileño. "Dejamos claro nuestro respaldo total al ministro y al presidente Mauricio Macri", sostuvo Guedes. Su postura refleja en forma nítida que  la apuesta de Brasil es a la "estabilización" de la economía argentina, y a la continuidad del proyecto político-económico del gobierno de Macri.

Estos últimos días, los medios periodísticos brasileños habían dado amplio espacio a las noticias sobre la "crisis financiera" argentina, como también sobre las dificultades que enfrentaría el presidente Macri en su reelección. Reflejaron, especialmente, opiniones escépticas de inversores internacionales, para quienes un "descontrol" en el tipo de cambio y en la inflación justifican la salida de los capitales extranjeros y la suba simultánea del riesgo país.

Con el espaldarazo a Dujovne, Guedes apostó a que la economía argentina pueda superar la tormenta y garantizar, así, la permanencia de una "filosofía económica y política" con la que está consustanciado el gobierno de Bolsonaro. Fue en ese sentido categórico al señalar: "El presidente Jair Bolsonaro tiene una enorme afinidad con el presidente Mauricio Macri y yo tengo una enorme afinidad con el ministro Dujovne".

Desde la cartera de Dujovne comentaron a Infobae que en la cita se trataron específicamente asuntos relacionados con la próxima visita de Bolsonaro a Buenos Aires, pactada para el 6 de junio. También abordaron asuntos relacionados con la asociación de libre comercio que se negocia entre Mercosur y la Unión Europea, en vista de la próxima cita presidencial del bloque que se realizará en el país. "Hubo acuerdo en la necesidad de tener un bloque regional más abierto al comercio con el mundo" indicaron, al señalar que en la mesa de discusiones se planteó "volver a definir qué Mercosur queremos".

Con este encuentro desaparecen, en principio, los recelos que había manifestado el propio Bolsonaro cuando ayer dijo a periodistas que Brasil "no quiere una nueva Venezuela" al advertir que "la oposición puede volver (en la Argentina) y eso nos preocupa".