El diario de finanzas británico auguró un mal resultado para las medidas económicas (Bloomberg)
El diario de finanzas británico auguró un mal resultado para las medidas económicas (Bloomberg)

Según una nota publicada en la edición online del diario británico Financial Timesel enfoque del Gobierno de Mauricio Macri para lidiar con la volatilidad del mercado y mantener contentos a sus electores "está fracasando" antes de las elecciones presidenciales de octubre. El artículo lleva el título "La Argentina está en el borde".

De acuerdo con el texto, firmado por el periodista Colby Smith, las variables económicas que influyen en las elecciones son la volatilidad del peso, la inflación, la pobreza y el consumo. "En estas cuatro categorías, los argentinos creen que las cosas hoy son peores que cuando Macri comenzó.
Y hasta que pueda encontrar una manera de avanzar en estos temas, la situación solo va a empeorar", pronosticó.

Las variables económicas que influyen en las elecciones son la volatilidad del peso, la inflación, la pobreza y el consumo. Y hasta que pueda encontrar una manera de avanzar en estos temas, la situación solo va a empeorar

El artículo del diario financiero resalta que cuando Mauricio Macri fue elegido presidente en 2015, fue aclamado como un líder "promercado" y "prorreforma" dispuesto a tomar las difíciles decisiones de política que eventualmente enderezarían la economía del país y aplacarían la inflación.

También resaltó los datos negativos de los últimos días: el costo de asegurarse contra un impago de la deuda argentina aumentó a su nivel más alto desde que Macri asumió el cargo y la Argentina se consolidó como el más riesgoso del mundo detrás de Venezuela.

Los anuncios sobre congelamiento de precios fueron una señal preocupante para inversionistas
Los anuncios sobre congelamiento de precios fueron una señal preocupante para inversionistas

Para el medio británico, las políticas económicas "poco ortodoxas" adoptadas por Macri para hacer frente a una inflación "descontrolada" que llegó a 4,7% en marzo —como los controles de precios— pueden ayudar a anclar las expectativas de inflación en el corto plazo, pero al mismo tiempo envía una señal preocupante a los inversores con "recuerdos dolorosos" de la falta de convencionalidad económica del gobierno kirchnerista.

Las políticas económicas poco ortodoxas adoptadas por Macri para hacer frente a una inflación descontrolada pueden ayudar a anclar las expectativas en el corto plazo, pero al mismo tiempo envía una señal preocupante a los inversores

"Consistente con su larga tradición de administrar mal su economía, el gobierno argentino abandonó la semana pasada su intento más reciente de ortodoxia macroeconómica en favor del tipo de medidas de política heterodoxas, que han sido responsables del largo historial de resultados económicos pésimos de Argentina", explicó Jan Dehn, especialista de Ashmore Group, sobre la reciente decisión del Gobierno de congelar una lista de 60 productos de consumo básico.

"El problema con esas medidas económicas miopes es que pueden aliviar los problemas políticos cada vez más graves de Macri en el plazo inmediato, pero tienen muy poco efecto para corregir la inflación, una de las fuentes subyacentes de su impopularidad entre los votantes", agregó Dehn.

Congelar la banda cambiaria, otra de las medidas criticadas por Financial Times (Franco Fafasuli)
Congelar la banda cambiaria, otra de las medidas criticadas por Financial Times (Franco Fafasuli)

Sobre la decisión del Banco Central de congelar la banda cambiaria de no intervención en $39,80 a $51,40 por dólar hasta 2020, consideró que este nuevo plan puede ayudar a contener una espiral inflacionaria en los próximos meses, pero puede perjudicar al país más adelante.

"Las nuevas medidas aumentan el riesgo de que el peso no caiga lo suficiente como para compensar la erosión de la competitividad resultante de la alta inflación y el aumento de los salarios. La banda anterior se diseñó de tal manera que el tipo de cambio real se mantendría estable o se debilitaría modestamente para fines de año", advirtió Ed Glossop, de Capital Economics.

Esas políticas económicas miopes pueden aliviar los problemas cada vez más graves de Macri en el plazo inmediato, pero tienen muy poco efecto para corregir la inflación

Para que el peso siga siendo competitivo, Glossop considera que el tipo de cambio nominal tendrá que debilitarse hasta el límite superior de la banda. Si, por el contrario, se refuerza a la parte inferior, puede "sobrevalorarse frente al dólar", lo que demandaría un ajuste considerable y potencialmente desestabilizador en una fecha posterior.

Con todo, el artículo destaca algunas políticas el Gobierno que no fracasaron. Por ejemplo, el equilibrio de la balanza comercial del país, un tema clave para los inversores. "El problema es que un superávit comercial no gana las elecciones", según señaló el encuestador Alejandro Catterberg de Poliarquía Consultores en un evento organizado por JPMorgan en Washington DC durante este mes.

Seguí leyendo