Mauricio Macri y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne
Mauricio Macri y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne

El centro de gravedad de la agenda económica del Gobierno se trasladará por unos días a la capital norteamericana, donde en pocos días se espera la decisión final del Fondo Monetario Internacional sobre el próximo desembolso del crédito otorgado a la Argentina y donde, en la segunda semana de abril, tendrán lugar las tradicionales Reuniones del Primavera del FMI y el Banco Mundial. Buena parte de la conducción del área tiene previsto dar el presente en el evento anual, incluidos el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; el secretario de Finanzas, Santiago Bausili; y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris.

Pero no serán los únicos: medio gabinete de Mauricio Macri confluirá en esta capital más o menos por la misma fecha y traído por distintos motivos, según pudo confirmar Infobae.

El desfile incluye a los ministros de Justicia, Germán Garavano; Seguridad, Patricia Bullrich; Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Alejandro Finocchiaro, y, muy posiblemente, al ministro de Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, a quien en Washington se sigue mencionando con insistencia como candidato firme a la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Las Reuniones de Primavera del FMI, que este año se extenderán entre el 8 y el 14, son una buena oportunidad de “vender2 al mundo las proyecciones optimistas que hace el Gobierno sobre los avances del programa económico

También está previsto que viaje el secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, y con algunos de ellos coincidirá en esta ciudad el ex ministro de Economía Alfonso Prat Gay. El viceministro de Hacienda, Miguel Braun, podría viajar más cerca de fin de mes.

Dujovne estuvo el mes pasado en Washington. Lo acompañó el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, con quien antes había hecho escala en Houston, meca de las grandes firmas petroleras. El ministro se reunió en esa oportunidad con la francesa Christine Lagarde y los técnicos a cargo del caso argentino dentro del FMI, y la nueva visita tendrá lugar pocos días después de que el Gobierno reciba un nuevo espaldarazo del organismo de crédito, cuyo directorio tiene previsto reunirse el 5 de este mes para darle la aprobación definitiva al envío de otros USD 10.870 millones a la Argentina.

Guido Sandleris, presidente del Banco Central, también viaja a DC (Manuel Cortina)
Guido Sandleris, presidente del Banco Central, también viaja a DC (Manuel Cortina)

Nada menos que la estabilidad del tipo de cambio depende de ese desembolso, que va a ser destinado en parte a las ventas diarias de 60 millones de dólares que hará el Tesoro a partir del 15 de este mes. Atadas a esas operaciones y al efecto que tengan sobre el mercado cambiario están las expectativas inflacionarias en el año electoral.

Las Reuniones de Primavera, que este año se extenderán entre el 8 y el 14, son una buena oportunidad de "vender" al mundo las proyecciones optimistas que hace el Gobierno sobre los avances del programa económico, hablar ante inversores institucionales y analistas de los grandes fondos, intercambiar experiencias con funcionarios de otros países y sostener encuentros del más alto nivel para explicar el momento que atraviesa la argentina. Son jornadas extensas, de mucha actividad pública, debates técnicos y, también, charlas informales en los pasillos de los organismos multilaterales.

Finocchiaro y Bullrich participarán entre otras cosas de paneles y exposiciones en la cuarta edición de las jornadas que organiza todos los años en la Universidad de Georgetown Masters Argentina

Dujovne podría participar de algunos paneles de discusión, pero nada está confirmado aún, confiaron cerca del ministro. De todos modos, no se espera que la Argentina tenga este año el lugar de privilegio que tuvo un año atrás, cuando las proyecciones para el país eran inmejorables y Luis Caputo era todavía secretario de Finanzas antes de que todo empezara a crujir.

Caputo, Dujovne y Lagarde en la embajada argentina en Washington, en abril de 2018
Caputo, Dujovne y Lagarde en la embajada argentina en Washington, en abril de 2018

Además, el año pasado Argentina era organizador del G20 y también tuvo reuniones en ese sentido mientras se realizaba la reunión del Fondo: incluso Lagarde estuvo en un cocktail que se hizo en la embajada local en DC. Pocos días después comenzó la estampida que sacudió a los mercados emergentes y el Gobierno debió acudir de urgencia al FMI para pedir ayuda.

Los ministros Finocchiaro y Bullrich participarán entre otras cosas de paneles y exposiciones en la cuarta edición de las jornadas que organiza todos los años en la Universidad de Georgetown Masters Argentina, que reúne a argentinos con estudios en universidades de Estados Unidos y Europa. Este año el foco del encuentro está resumido en el rótulo "Capital humano para la Argentina del futuro".

El motivo principal del viaje del ministro de Educación es una visita a Harvard, en Boston, donde disertará sobre la reforma universitaria argentina y los actuales desafíos del sistema de educación los días 11 y 12 de abril. El sábado 13 pasará por Washington.

Garavano, por su parte, va a participar el día 11 de una ceremonia en la que el gobierno norteamericano hará entrega de la tanda final –y la mayor hasta la fecha, según indicó el Gobierno– de documentos clasificados sobre la última dictadura militar en el país.

Macri hizo el anuncio el pasado 24 de marzo, aniversario del último golpe, y afirmó que los archivos que recibirá el ministro en esta ciudad son "fundamentales" para avanzar en las causas por violaciones de los derechos humanos en la Argentina durante la dictadura. La desclasificación incluye materíal de doce agencias de inteligencia y seguridad norteamericanas, incluidos el Pentágono, el FBI y la CIA.

Seguí leyendo: