Nicolás Dujovne (Reuters)
Nicolás Dujovne (Reuters)

Por las necesidades financieras del Gobierno y en medio de la turbulencia cambiaria de las últimas jornadas, el Tesoro inaugurará a partir del mes que viene y hasta fin de año un esquema de ventas diarias por 60 millones de dólares, según anticipó en un diálogo con Infobae y otros medios en la capital estadounidense el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

En total serán USD 9.600 millones que se volcarán al mercado y que se venderán al valor al que cotice ese día la divisa norteamericana. La intención, según el jefe del equipo económico de Mauricio Macri, no es influir en el precio de la moneda estadounidense sino obtener los pesos necesarios para cubrir las necesidades presupuestarias.

"De aquí a fin de año tenemos más necesidades de pesos que fuentes en pesos, con lo cual necesitamos convertir moneda extranjera a pesos", afirmó Dujovne. "Ese proceso se va a iniciar en abril, por un monto de USD 9.600 millones en licitaciones diarias por USD 60 millones y va a continuar a lo largo del año", completó.

La intención, según el jefe del equipo económico de Mauricio Macri, no es influir en el precio de la moneda estadounidense sino obtener los pesos necesarios para cubrir las necesidades presupuestarias

Los dólares para las licitaciones diarias, señaló también el ministro, provendrán de los desembolsos pautados con el FMI en el marco del acuerdo stand by firmado el año pasado, así como de emisiones en dólares. Unos USD 10.700 millones llegarán a principios de abril y hay tres giros más en lo que resta de 2019, cada uno de USD 5.400 millones.

"Vamos a vender los dólares al tipo de cambio vigente", insistió el ministro, que desestimó la idea de que la finalidad de esas ventas diarias sea calmar las tensiones cambiarias de las últimas ruedas. En ese sentido, aunque está claro que habrá un efecto directo sobre el tipo de cambio, algo que resulta clave en el año electoral, la estrategia del Gobierno correrá en paralelo con el manejo monetario que hace el Banco Central y no modifica en nada la política de bandas de no intervención pactadas con el FMI.

Desde esa perspectiva, la independencia del BCRA no está en discusión, indicó Dujovne. "Esta es una política de otra índole", enfatizó. "El objetivo es hacernos de pesos, no hacer política cambiaria", dijo. Señaló además que esta política está consensuada con el Fondo Monetario y va a estar contenida en el staff report que el organismo multilateral va a dar a conocer en un par de semanas, cuando se conozcan los resultados de la tercera revisión del acuerdo.

Nicolás Dujovne y Steven Mnuchin, ayer, en la capital de EEUU
Nicolás Dujovne y Steven Mnuchin, ayer, en la capital de EEUU

"Nosotros lo que garantizamos es la estabilidad macroeconómica de la Argentina", respondió cuando se le planteó si esa estrategia de ventas diarias garantizará que no haya saltos bruscos en la cotización del dólar. "Tenemos un esquema muy potente en lo fiscal, con una corrección fiscal de casi tres puntos del PBI, convergiendo al equilibrio primario, cosa que no tenemos desde hace diez años, y tenemos una política monetaria del Banco Central también muy sólida, muy consistente, que da mucha previsibilidad, y en ese marco pensamos que la estabilidad macroeconómica está garantizada", detalló.

"La Argentina tiene hoy un nivel de liquidez como no tiene desde hace años. Terminamos el año con el equivalente a 12.500 millones de dólares y cuando terminemos el primer trimestre vamos a seguir manteniendo ese nivel de liquidez porque renovamos todos los vencimientos de la deuda", sostuvo el ministro en otro tramo del diálogo con los periodistas en el cierre de su visita a Washington.

Seguí leyendo: