La industria argentina opera en niveles de una década atrás.
La industria argentina opera en niveles de una década atrás.

El Índice de Producción Industrial elaborado por la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) detalló que se observó una caída de actividad en el sector automotriz (‐32,6%) a partir de la realización de paradas de planta.

En sintonía con la tendencia previa, la industria se desplomó un 8,5% en enero en la comparación interanual con el mismo mes del 2018. Además, se difundió que el sector cerró el año pasado con una caída del 2,8% en relación al 2017.

FIEL destaca que, si se corrigen los factores estacionales, en diciembre la industria cayó 0,7%, mientras que en enero mostró un ligero avance de 0,3%, siempre en relación con el mes anterior.

En enero se observó una caída de actividad en el sector automotriz (‐32,6%) a partir de la realización de paradas de planta. Además, la producción de minerales no metálicos se retrajo 15,7%, la producción de insumos químicos y plásticos 13,9%, y la producción metalmecánica 13,4 por ciento.

En enero la actividad en el sector automotriz cayó 33%, a partir de la realización de paradas de planta

Mostraron un retroceso interanual de la producción inferior al promedio de la industria la siderurgia (‐0,7%), la producción de alimentos y bebidas (‐3,3%), la producción de insumos textiles (‐ 4,6%), la refinación de petróleo (‐4,7%) y los despachos de cigarrillos (‐7,7%).

En términos desestacionalizados, el IPI de enero avanzó 0,3% respecto al mes anterior. La presente fase acumula 18 meses con una contracción equivalente anual del 6,2%, inferior al 14,3% promedio de las 10 recesiones industriales desde 1980.

El informe advierte que el cuarto trimestre del 2018 registró una caída interanual de la actividad del 6,1%, mientras que en relación al tercer trimestre la actividad se contrajo un 2 por ciento.

El ranking de crecimiento sectorial fue encabezado en 2018 por la producción siderúrgica (+7,6%), seguida por la producción de papel y celulosa (+1,9%) y la de alimentos y bebidas (+0,4%), mientras que la producción automotriz (-1%), los insumos textiles (-1,9%) y los minerales no metálicos (-2,3%), mostraron una caída inferior al promedio.

En tanto, las ramas despachos de cigarrillos (-3,2%), procesos de petróleo (-5,9%), la producción de insumos químicos y plásticos (-7%), y la metalmecánica (-8,7%), presentaron bruscas caídas mayores al promedio.

Seguí leyendo: