Supermercado
Supermercado

A partir del 1 de abril, el Gobierno porteño inaugurará un nuevo sistema de recaudación del impuesto a los Ingresos Brutos. El objetivo, en la primera etapa, será atacar el sector donde se registra mayor evasión en la ciudad de Buenos Aires: los supermercados de proximidad, dominados en su gran mayoría por ciudadanos de origen chino. Según los cálculos que manejan quienes se encargan de la recaudación en la ciudad, la subdeclaración de impuestos supera cómodamente el 50% en esta franja.

El titular de la Administración General de Ingresos Públicos de la Ciudad, Andrés Ballotta, explicó a los representantes de estos comercios cómo funciona el nuevo esquema. Estuvieron entre otros Yolanda Durán (titular de Cedepasa), Mariano Tarruela (Fecoba) y Pedro Antonio Oroz (CAS), entre otros.

El novedoso mecanismo de recaudación consiste en que a partir de ahora será la Ciudad la que le indique a los comercios cuánto deberán pagar de Ingresos Brutos por mes, en vez de recibir la manifestación del contribuyente. Se trata de un instrumento que ya se aplica en otros países, por el cual se calcula en base a distintos indicadores cuál es la facturación del local y cuánto debería tributar. De acuerdo o las estimaciones de AGIP, la mayoría de los locales involucrados en esta primera etapa pagan apenas $20 de Ingresos Brutos por mes por cada $100 que deberían tributar realmente.

El régimen simplificado de Ingresos Brutos consiste en un sistema predictivo para determinar cuál es el volumen de facturación de cada local

Puntualmente, las actividades que estarán comprendidas en este nuevo sistema de recaudación son locales de ventas al por menor, como supermercados y minimercados, que hayan facturado hasta $35 millones en el ejercicio anterior y tengan una superficie de venta de entre 100 y 600 metros cuadrados.

"El universo que cuenta con estas características alcanza los 3.000 comercios sobre un total de 6.500 inscriptos. Se irán nominando a razón de 300 por mes, con el fin de permitir una atención personalizada de cada una de las situaciones", explicaron desde AGIP.

Andres Ballotta, de la AGIP
Andres Ballotta, de la AGIP

No ingresan dentro de este sistema nuevo de recaudación aquellos locales que están dentro de un convenio multilateral, es decir que también poseen presencia fuera de la ciudad de Buenos Aires. Tampoco los supermercados que forman parte de grandes cadenas, como puede ser el caso de Carrefour Express, Día o Chango Más (Wal Mart), ya que la declaración jurada de impuestos recae en el holding.

Según sostienen en AGIP, este nuevo sistema de recaudación denominado "Declaración Jurada Simplificada del Impuesto sobre los Ingresos Brutos" está en línea con las "más modernas en materia de administración tributaria en el mundo". Se pasa de un sistema conocido como "auto declarativo" a un esquema mixto.

La evasión no sólo tiene lugar a partir del cobro en efectivo. También se produce en aquellos locales que cobran tarjeta de débito, porque en realidad el posnet está generalmente a nombre de un comercio mayorista

¿De dónde surge la información para calcular cuál es el verdadero monto de facturación de un supermercado chino? Según explican en el gobierno porteño, es un modelo que lo infiere a partir de múltiples datos y ha sido homologado por la Universidad de Buenos Aires. Por ejemplo, se tiene en cuenta las ventas declaradas por las empresas de primera línea que proveen mercadería a estos locales. Y también cuánto facturan superficies similares de otras cadenas que funcionan a pocas cuadras o incluso a pocos metros de distancia.

"El método para elaborar la propuesta de base imponible es el resultado de investigaciones de campo y de análisis de información estadística pública y privada. Esto permitió establecer un índice de facturación por metro cuadrado y por comuna, que además se irá combinando con otros datos de evolución de precios y de nivel de actividad", indicaron desde AGIP.

Los comerciantes accederán on line a la boleta de pago del impuesto. Deberán confirmar su aceptación por el monto dispuesto o podrán optar por pagar un monto menor, pero tendrán que explicar los motivos al Gobierno de la Ciudad

La evasión no sólo tiene lugar a partir del cobro en efectivo. También se produce en aquellos locales que cobran tarjeta de débito, porque en realidad el posnet está generalmente a nombre de un comercio mayorista que es proveedor.

Aquellos comerciantes que acepten pagar el monto de Ingresos Brutos enviado por el gobierno porteño tendrán 60 días de plazo adicional para hacer frente a la obligación. Paulatinamente se los eliminará del Sircreb, el sistema de recaudación del impuesto vía retención bancaria que implementa la AGIP.

Pero aquellos que no estén de acuerdo, que se supone serán la mayoría, deberán completar el formulario con el monto que ellos consideren correcto y efectuar el pago. Luego será la AGIP la que determine si el pago corresponde o es demasiado bajo. En caso de que el contribuyente no "acuse recibo" podría ser clausurado, aunque no está claro en qué casos realmente podría aplicarse esta medida extrema.

Seguí leyendo: