El ministro de Producción y Trabajo Dante Sica durante la presentación en el Salón Blanco
El ministro de Producción y Trabajo Dante Sica durante la presentación en el Salón Blanco

Con el objetivo de reducir costos laborales, impulsar el blanqueo y evitar que la actual crisis económica siga afectando el empleo en las economías regionales, el presidente Mauricio Macri anunció, junto al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, la rebaja de cargas patronales para un conjunto de 44 sectores de todo el país, tal como había trascendido durante la jornada de ayer.

A partir del 1° de marzo, todas las empresas de esas 44 actividades productivas ligadas a los sectores de cultivos, alimentos y bebidas y muebles pagarán menos cargas patronales por sus trabajadores, tal como ya se les había concedido a los sectores textil, calzado, marroquinería y curtiembres.

Mediante una resolución que saldrá publicada mañana en el Boletín Oficial, el Gobierno adelantó la suba del mínimo no imponible para el pago de las contribuciones patronales que ya estaba prevista en la Reforma Tributaria.

De esta manera, el MNI subirá este año de los $7.004 vigentes a los $17.500, que implica que para todos los sectores beneficiados pagarán cargas solo por la diferencia entre el sueldo del trabajador y ese MNI.

Rogelio Frigerio participó del acto donde se presentaron las medidas
Rogelio Frigerio participó del acto donde se presentaron las medidas

De acuerdo con un comunicado oficial, la medida beneficia a 24.000 empresas que emplean a más de 250.000 trabajadores en todas las provincias del país. El costo fiscal de esta medida será de aproximadamente $3.000 millones anuales, precisó Sica.

"La medida genera incentivos para la formalización de aquellos trabajadores que se encuentran en la base de la escala salarial, segmento de asalariados que tienden a ser los más afectados por la informalidad laboral. A través de la disminución del costo de contratación de trabajadores, se reduce el incentivo implícito de las cargas sociales a operar por fuera de la ley mediante el empleo no registrado", aclaró el Gobierno en el parte de prensa.

Según precisó Sica, la reciente decisión "es una forma más de seguir trabajando en la mejora de la competitividad, en hacer mucho más eficientes las actividades productivas y continuar potenciando una mayor inserción internacional de los productos argentinos".

La Reforma Tributaria de diciembre de 2017 estableció una detracción de $12.000 sobre la base imponible de las contribuciones patronales (actualizable por IPC a partir de 2019), aplicado de forma escalonada entre los años 2018 y 2022. El anuncio adelanta esos beneficios que los productores percibirían recién en 2022, pero en su totalidad, con aplicación directa para aquellos que estén registrados en las actividades alcanzadas.

Ese MNI de $12.000 ajustado por inflación hoy es $17.500, pero de esos, este año, según la ley, las empresas solo podían tomarse el 40 por ciento. Ese porcentaje iba in crescendo hasta llegar al 100% en 2022.

Las economías regionales alcanzadas son, entre otras, los cultivos de vid, tabaco, manzana y pera, frutas cítricas, frutas tropicales, secas, bulbos, brotes, raíces y hortalizas de fruto, yerba mate y frutas de carozo. Además incluye cultivos como maní, sésamo y jojoba. También, las productoras de vinos, azúcar, leche bovina, pescados de mar y crustáceos, muebles, conservas de frutas, huevos, hortalizas y legumbres, arroz, yerba mate y jugos naturales, entre otras. Las empresas que llevan adelante estas actividades corresponden en gran porcentaje a pymes y tienen un peso fundamental en la economía de la provincia o región donde se encuentran.

Blanqueo al Congreso

Al término del anuncio, Sica dio una breve rueda de prensa en la que sostuvo que el principal foco de preocupación hoy es el empleo y que se están estudiando otras medidas en las distintas mesas sectoriales para ir arrancando los distintos frentes que afectan la competitividad. Sobre el proyecto de blanqueo laboral que quedó cajoneado en el Congreso, el funcionario afirmó que buscarán darle impulso en este año cuando abran las sesiones ordinarias.

"Es un tema importante. En la Argentina tenemos casi 30% de empleo informal que no pudo atenuarse en los últimos 30 años. Esta medida de adelantar el MNI también trabaja sobre la reducción de costos para bajar la informalidad y ojalá que este año pueda estar incluido en la agenda legislativa, pese a ser un año complicado por ser político", aseguró el ministro de Producción.

Por otra parte, adelantó que la semana próxima se reúne el Consejo Pyme que está trabajando en una nueva ley para el sector, que será definida en breve.

Seguí leyendo: