El BCRA continuó con el sendero bajista de rendimientos desde los máximos de octubre (NA)
El BCRA continuó con el sendero bajista de rendimientos desde los máximos de octubre (NA)

En una medida congruente con la eliminación del piso de 60% para la tasa de referencia, el Banco Central recortó los rendimientos a 59,1% anual, los más bajos desde finales de agosto. En poco menos de dos meses recortó 14 puntos porcentuales desde el 73,5% del 8 de octubre.

La entidad efectuó una subasta Letras de Liquidez (LELIQ) a 7 días de plazo por $177.040 millones, frente a vencimientos en el día por 140.075 millones de pesos.

Con la absorción de $36.965 millones este miércoles, la entidad monetaria lleva aspirados a través de LELIQ unos $392.936 millones desde comienzos de octubre, cuando empezó a utilizar la tasa de estas Letras exclusivas para bancos como referencia para la plaza financiera.

El stock de LELIQ se aproxima a los $720.000 millones, un 57% de lo que suma la Base Monetaria (billetes y monedas en circulación, cheques cancelatorios y depósitos en cuenta corriente), cuyo promedio mensual fue de $1.256.000 millones en noviembre, según el último informe de Seguimiento de la Meta de Base Monetaria del BCRA.

La tasa de política monetaria cedió a su nivel más bajo desde el 29 de agosto

El dato esperado este miércoles fue el de la caída de los rendimientos de LELIQ debajo del 60%, luego de la decisión del Central de eliminar el nivel piso vigente para las tasas de interés ante una caída significativa en las expectativas de inflación durante dos meses consecutivos.

La tasa promedio de corte se ubicó en 59,102%; la tasa mínima adjudicada en 56,998%, y la máxima adjudicada en 59,744% anual.

"Si la tasa no empieza a bajar, la economía no va a arrancar", explicó el economista Horacio Larghi, analista de la consultora Invenómica, y señaló que "quebrar la barrera del 60% y mostrar una tendencia a la baja cambia la expectativa del inversor".

Estos rendimientos de referencia son los más bajos desde el 45% anual del 29 de agosto de este año.

"La tasa de interés es de esperar que ceda hacia mayo- junio conforme la inflación baje. Para las empresas, en particular las pymes, la tasa de interés tan elevada es un factor distorsivo que complica la cadena de pagos y el financiamiento. El crédito en general está muy bajo en términos del PIB", subrayó Eduardo Fracchia, investigador senior del IAE de la Universidad Austral.

Según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) de noviembre, el mercado prevé que la tasa de política monetaria mostrará una reducción gradual a partir de diciembre de 2018 hasta alcanzar 35% en diciembre de 2019.

La presión alcista del tipo de cambio, después de dos años en los que el valor del dólar se había atrasado, al aumentar a un ritmo inferior al de la inflación, obligó a la autoridad monetaria a subir en forma drástica las tasas de interés, que se duplican desde el 28,75% anual en que empezaron 2018.

"En octubre y noviembre, el BCRA sobrecumplió el objetivo de Base Monetaria (BM). Los promedios mensuales de la BM fueron 19.000 y 15.000 millones de pesos menores que la meta de 1.271.000 millones respectivamente", puntualizó el BCRA en un comunicado. El Comité de Política Monetaria de la entidad señaló que seguirá actuando con cautela durante los próximos meses.