El Gobierno amplio el menú de letras para sustituir el vacío que deja el fin de las Lebac

La entidad monetaria hizo la última licitación de Lebac y anunció su extinción en diciembre (DyN)
La entidad monetaria hizo la última licitación de Lebac y anunció su extinción en diciembre (DyN)

En la última licitación de Lebac, el Banco Central renovó menos de $40.000 millones, a una tasa del 50% anual a 28 días de plazo. Con esta licitación liberó al mercado unos $122 mil millones. "En diciembre las Lebac dejarán de existir", avisó hoy la autoridad monetaria. La gran duda del mercado es hacía donde se dirigirán los pesos que liberó el BCRA.

Al anunciar su nueva política monetaria a partir de octubre, luego de la renegociación del acuerdo con el FMI, el ministro de Finanzas, Nicolás Dujovne, y el presidente del BCRA, Guido Sandleris, se comprometieron a  colocar letras en pesos la tercera semana de cada mes para poder amortiguar el impacto del desarme de Lebac.

Nicolás Dujovne y Guido Sandleris
Nicolás Dujovne y Guido Sandleris

Ahora, luego del desarme de Lebac, una serie de letras, la mayoría del Tesoro nacional, llegarán para captar esos pesos, necesarios para cubrir el Plan Financiero de 2019.

"La idea de que Hacienda emita títulos en pesos apunta a generar una curva de rendimientos que permita dar cierto tipo de referencia a la economía, algo complejo en períodos de elevada inflación. Mientras tanto, el Gobierno apuntará a mantener la calma cambiaria y a reducir de manera gradual la inflación, que le posibilite de a poco ir reduciendo las tasas de interés que paga por emitir deuda, tanto en moneda local como en dólares", dijo a  Infobae Rodrigo Álvarez, director de la consultora Analytica.

Luego de mucho tiempo el Tesoro volverá a lanzar una emisión de Letras en pesos que ajustan por inflación o CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia)

Por ese motivo el Gobierno licitará esta semana dos nuevas Letras del Tesoro. La novedad es que luego de mucho tiempo el Tesoro volverá a lanzar una emisión en pesos ajustable por inflación: CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia).

"Eso indicaría que Hacienda confía en que en los próximos meses habrá una desaceleración de la inflación. Ya para noviembre y diciembre se esperan cifras en torno al 3%, mientras que en septiembre y octubre se anotaron registros por encima del 5% (6,5% y 5,4%, respectivamente)", aseguró Norberto Sosa, de Invertir en Bolsa.

Desde la Secretaría de Finanzas a cargo de Santiago Bausilli, sostienen que la decisión de incluir un título que ajuste sobre la base de la evolución de la inflación se dio "en el marco de una estrategia global que contempla, entre otros objetivos reducir el número de formatos de instrumentos de deuda pública en el mercado local, para concentrarse en colocaciones en pesos nominales y en pesos vinculados a la inflación".

El secretario de Finanzas, Santiago Bausili (Adrián Escandar)
El secretario de Finanzas, Santiago Bausili (Adrián Escandar)

De esta manera sostienen que "se podrá dotar al mercado argentino, que no cuenta aún con un componente estructural de demanda por títulos vinculados a la inflación, de una opción de inversión de estas características con el beneficio asociado de disponer de una curva  de rendimientos que revele los niveles de indiferencia de inflación futura".

Los bonos ajustables constituyen una opción de inversión cuyo beneficio está asociado a disponer de una curva de rendimientos que revele niveles de indiferencia a la inflación futura

Bonos a 3 meses de plazo

Además, el Tesoro volverá a ofrecer esta semana a los inversores las Letras Capitalizables en pesos (Lecap), que se emiten a 91 días, el próximo vencimiento será el 22 de febrero. Por estos títulos, el Tesoro ofrecerá una tasa que capitalizará al 4% mensual.

En sintonía, las Letes ajustadas por CER también se emitirán a 91 días, pero ofrecerán un retorno que dependerá de la evolución de la inflación. Estos dos instrumentos les permiten a los inversores "jugar" con sus proyecciones, ya que si esperan que la inflación se ubique en niveles elevados, será más rentable optar por los títulos CER, mientras que si esperan una desaceleración de ésta, lo más recomendable pasarían a ser las Lecap.

Al igual que con las Letes en dólares, las suscripciones se podrán realizar tanto en moneda extranjera como en pesos.

Luego de que el índice de precios de octubre confirmara que 2018 será el año con mayor inflación desde 1991, el Gobierno saldrá a tentar a los inversores con Letes atadas a CER y absorber así parte de los pesos que el Banco Central libere al no renovar los vencimientos de Lebac de esa semana.

El atractivo de esta letra, según señala el analista financiero Christian Buteler, depende de cómo crea cada inversor que va a moverse la inflación en ese período. "La clave es si considera que va a estar arriba o debajo del 4% mensual que ofrece la Lecap, la otra emisión que busca colocar este miércoles el Tesoro. Si el Gobierno logra bajar la inflación, el costo va a ser menor, pero si llegan a fracasar en eso tiene doble costo: el costo de la inflación en sí más el costo de la deuda que tomó", señala Buteler.

Con el fin de la era Lebac, y para evitar que los pesos liberados presionen al tipo de cambio, el Gobierno también dispuso la licitación de las Letras del Tesoro Capitalizables en Pesos (Lecap) emitidas por el Tesoro.

Nicolás Dujovne y Christine Lagarde en la conferencia que se anunció el acuerdo con el FMI (AP)
Nicolás Dujovne y Christine Lagarde en la conferencia que se anunció el acuerdo con el FMI (AP)

Este instrumento es la gran apuesta para crear opciones de inversión en pesos que sean atractivas y alejar fondos del dólar. Las altas tasas que pagan las letras, con la más corta que paga una tasa mensual del 3,5 % hasta enero, caso idéntico al de febrero, y la más larga que vence en septiembre con una tasa mensual de 3,45%. Así, estas letras devolverán retornos de 49,99%, 48,91% y 50,51%, respectivamente.

Absorción de liquidez

Además de todas estas letras que lanzará el Tesoro, el BCRA seguirá colocando las Leliq. Estas sólo las pueden comprar los bancos para colocar sus excedentes de liquidez, generados por el crecimiento de los depósitos sin suficiente contrapartida de incremento del crédito.

El pico del stock de Lebac se registró en abril de este año, cuando llegó a un total equivalente a $1,3 billones mientras que con el stock actual, de sólo los $69.818 millones, el ciclo de vida del instrumento monetario que fue la columna integral de la estrategia anti-inflacionaria del Gobierno durante los últimos dos años está llegó a su fin.

La mayoría de los economistas consultados por Infobae sostienen que para  para ganarle a la inflación, la Argentina tiene que buscar el déficit fiscal cero y  asegurar que el Banco Central no tenga necesidad de emitir dinero para financiar al Tesoro.

Seguí leyendo:

Lebac: uno de sus inventores explica para qué se crearon y por qué que hay que sacarlas de circulación

El Banco Central anunció la cancelación de las Lebac y subió la tasa al 45 por ciento anual

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS