En 2018, las acciones argentinas son las que más se deprecian en dólares. (AP)
En 2018, las acciones argentinas son las que más se deprecian en dólares. (AP)

Los activos argentinos volvieron a asumir la debilidad de una semana atrás, en momentos en que el Gobierno debe encarar una dura negociación con las provincias para acordar los lineamientos del Presupuesto 2019, con un importante ajuste de las cuentas fiscales, y se esperan números concretos sobre el nuevo acuerdo con el Fondo Monetario que se está discutiendo en Washington.

Desde el exterior también hubo novedades que afectan a los negocios financieros. La llamada "guerra comercial" que la administración de Donald Trump dirime con China sigue creciendo, cuando se evalúa en los EEUU la posible implementación de tarifas a bienes chinos por USD 200.000 millones y aranceles adicionales de USD 267.000 millones.

Así, los ADR de las entidades financieras argentinas encabezaron las pérdidas en las cotizaciones en dólares, aunque se recuperaron de los mínimos del día, cuando los números rojos perforaban el 7 por ciento. Banco Francés (-2%), Grupo Financiero Galicia (-3,1%), Banco Macro (-4,8%) y Banco Supervielle (-3,2%) acumulan una caída de valor bursátil del 70% en el transcurso de 2018.

Fuente: Rava Online (Actualizado 17 horas).
Fuente: Rava Online (Actualizado 17 horas).

Un reporte de Delphos Investment señaló que el mercado "tiene un claro dominador: la volatilidad. Utilizando un índice ponderado por capitalización bursátil compuesto por los cuatro bancos principales, se observa un aumento en la magnitud de la variación diaria".

"Este incremento de los retornos diarios es el fiel reflejo de dos fuerzas opuestas: las bajas valuaciones observadas días atrás que sedujeron a los inversores y la fuerte incertidumbre por el plano económico y político que los aleja", reseñó el informe.

En tanto, la tasa de los bonos del Tesoro de los EEUU regresó a un nivel cercano al 3% anual –ahora en 2,98%-, con el consiguiente encarecimiento del dinero a escala global y la presión sobre las tasas de interés de los bonos de países emergentes.

En lo inmediato, el billete de EEUU sigue como principal apuesta de cobertura

El Riesgo País de la banca JP Morgan, que estima el diferencial de tasa de los Treasuries norteamericanos con sus pares emergentes, resta cuatro unidades, a 741 puntos básicos para la Argentina, después de haber tocado los 759 puntos por la mañana.

Ello implica que si la Argentina tuviera que acudir al mercado de deuda internacional, debería convalidar rendimientos superiores al 10% anual, inviables para un financiamiento soberano sostenible, que explica por qué se recurrió de urgencia a un préstamo del FMI.

Los bonos en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) arrojaban un retroceso promedio de 0,2 por ciento. Por su parte, el índice accionario Merval cayó un 0,9%, a 29.177 unidades, afectado otra vez por la tendencia declinante del segmento financiero.

En el marco de las condiciones del acuerdo con el organismo de crédito, el Gobierno de Macri acometió a un drástico recorte del déficit público, con el objetivo de reducir a cero el déficit primario en 2019. En forma desordenada, con un salto del tipo de cambio superior a 100 por ciento en 2018, forzado por las valuaciones de mercado antes que por la decisión oficial, la baja de gasto público se produjo de la forma más cruda, con aceleración de la inflación, una licuación de los pasivos en pesos y contracción de la actividad económica.

Con una suba del dólar del 100 por ciento, el ajuste del déficit fiscal se produjo de la forma más cruda

A un mes de las cruciales elecciones presidenciales en Brasil tampoco queda un panorama claro y contamina al mercado local. Sin candidatos que aún asomen con con chances consistentes para reemplazar a Michel Temer, el dólar en el país vecino renueva máximos históricos, a 4,17 reales. La devaluación brasileña también empuja al movimiento devaluatorio del peso argentino, habida cuenta de la incidencia del intercambio comercial con el socio del Mercosur.

En ese aspecto, el dólar en la City porteña operó con alza de 1,5%, a $37,96 en el mercado mayorista y a $38,71 en bancos del microcentro porteño. Operadores indicaron que el BCRA volvió a efectuar ventas de contado por USD 55 millones para evitar que la divisa supere los 38 pesos en la franja interbancaria.

Las reservas internacionales finalizaron en USD 50.993 millones, con una disminución de USD 96 millones respecto del lunes. Entre el BCRA y las subastas del Tesoro, las ventas de dólares de entes gubernamentales en el mercado de cambios suman USD 17.890 millones en 2018, equivalentes a una tercera parte de los actuales activos internacionales.

En lo inmediato, el billete verde sigue como principal apuesta de cobertura. Las tasas en pesos en récord de 60% anual, y de 7% en dólares para las Letras del Tesoro, lejos de atraer a los inversores los repelen, al exponer las dificultades que tiene el Gobierno para financiarse aún a cortísimo plazo.

"De mantenerse las tensiones comerciales y la aversión al riesgo de los inversores ante un escenario de mayor volatilidad e incertidumbre, el dólar a nivel global podría seguir relativamente apreciado respecto a las demás monedas en el corto plazo", apuntó un reporte de Puente SA.

Asimismo, los expertos de Balanz Capital continúan "recomendando mantener la mayor parte de nuestro portfolio en instrumentos en moneda dura y de gran liquidez".