Los títulos argentinos no consiguen despegar de sus mínimos valores de 2018. (AP)
Los títulos argentinos no consiguen despegar de sus mínimos valores de 2018. (AP)

No fue suficientemente sólida la recuperación de las acciones argentinas en el exterior el viernes pasado. Con alzas en torno al 20% en los papeles bancarios, pareció que el mercado de renta variable estaba marcándole el punto de rebote a las valuaciones domésticas, las más castigadas de 2018.

Pero los anuncios de austeridad fiscal, en busca del déficit "cero", que el Gobierno realizó este lunes y que ahora presenta al directorio del FMI, no generaron la esperada reacción positiva este martes, después de que en la víspera no hubiera operaciones en Nueva York, debido a la celebración del Día del Trabajo en los EEUU.

El desplome de los ADR argentinos en Nueva York es generalizado, con pérdidas destacadas para Edenor (-16,4%)Banco Macro (-15,5%), Grupo Financiero Galicia (-10,9%), IRSA (-12,4%) y Pampa Energía (-12%).

Fuente: Rava Online (actualizado a las 17:10)
Fuente: Rava Online (actualizado a las 17:10)

"Está claro que Argentina tiene un año complicado por delante, el cual viene con una corrección importante del PBI, impulsada por el escenario global y por cuestiones difíciles de manejar, como el clima y la sequía, pero también el país se siguió endeudando y llegó un punto en el que el mercado internacional dejó de financiar a los emergentes más complicados", afirmó Alejandro Bianchi, gerente de inversiones de InvertirOnline.com.

El analista dijo a Infobae que aún con las medidas de reducción del déficit anunciadas por el Gobierno, que incluyen un incremento de las retenciones, "el tema no quedó del todo solucionado", pues en el exterior se observa que "somos los que más aumentamos la deuda en el último año", con "una retirada fuerte de inversiones" del circuito financiero.

Las condiciones del mercado financiero internacional se volvieron a poner negativas para la Argentina, con caída de los bonos soberanos y aumento de los seguros contra default.

Resulta indispensable reducir las necesidades de financiamiento para despejar las dudas (Gustavo Ber)

Bianchi explicó que el actual es "un contexto de nivel de confianza cero y los precios quedaron por debajo de los de la primera vuelta electoral de 2015. El Merval vale menos hoy que lo que valía entonces, 830 puntos medido en dólares".

"El escenario que se reconoció está bien y es que hay que bajar el gasto, se le echó parte de la culpa –tardíamente- a lo que fue el Gobierno anterior. Pero ya son tres años de esta gestión", puntualizó el experto de InvertirOnline.com. "Al déficit fiscal lo van a bajar más rápido de lo planteado originariamente, para el que el FMI nos adelante el dinero. Es la carta de cambio y eso va a pegar al PBI", añadió.

EL RIESGO PAÍS, EN MÁXIMOS DESDE 2014

Los bonos de la deuda argentina en dólares cayeron en torno a 1,2% en promedio, con rendimientos que se ubicaban por encima del 10,4% para el título con vencimiento en abril de 2019 y hasta el 11,8% para el Bonar 2022.

El riesgo país medido por la banca JP Morgan aumentaba 13 unidades para la Argentina, a 784 puntos básicos, un nivel máximo desde finales de 2014, aún frente a una suba de la tasa de los bonos del Tesoro de los EEUU a 10 años, en 2,90% anual.

El ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, sostuvo que el riesgo país de Argentina aumenta "no tanto por la magnitud del déficit primario sino por el riesgo de que la situación económica y política actual pueda terminar en una situación semejante a la de finales de la crisis de 2001".

Las tasas de los bonos en dólares por encima del 10% generan dudas sobre las posibilidades de financiamiento

"Este temor de los acreedores se funda no tanto en la existencia del déficit fiscal primario y al riesgo de que el gobierno pueda no cumplir con las metas fiscales comprometidas en el acuerdo con el FMI, sino en el deterioro del apoyo popular al gobierno de Macri y la aparición como alternativa de una corriente de opinión que bregue por una salida semejante a la de la 'Mesa del Diálogo Argentino' del final del 2001, inspirada por (el ex presidente Eduardo) Duhalde", señaló Cavallo en su blog.

Para Gustavo Ber, economista titular de la consultora Estudio Ber, "el plan del Gobierno debería ser acompañado por robustas señales políticas que permitan a los inversores pronosticar que será viable (…) ya que resulta indispensable reducir las necesidades de financiamiento para poder despejar las dudas crediticias que dispararon las tasas de los bonos en dólares por encima del 10 por ciento". 

En paralelo, los seguros contra un default (CDS) a cinco años subían a 811 puntos acercándose a un nuevo máximo histórico, a pesar de que todo el esfuerzo fiscal que hará el país por el plan diseñado por el Gobierno está dirigido a despejar las dudas sobre un default.

Es un contexto confianza cero y los precios quedaron debajo de los de la primera vuelta electoral de 2015 (Bianchi)

Alejandro Bianchi subrayó que con un adelantamiento de los desembolsos del FMI, más otros organismos internacionales, restarían "unos USD 4.000 millones para refinanciar en el mercado en 2019, un monto accesible para un país del tamaño de Argentina".

A su vez, las monedas de las economías emergentes caían hasta 2%, lo que también ejerce fuerte presión sobre el valor del peso. El dólar minorista se aproxima este martes a los 40 pesos en la City porteña.

El índice Merval de la Bolsa de Buenos Aires perdió un 4,1%, en 27.742 puntos , luego de caer 1,6% el lunes, con recorte de liquidez por el feriado en Estados Unidos. Medido en dólares, el panel líder cayó a 714 puntos.

El temor de los acreedores se funda no tanto en el déficit, sino en el deterioro del apoyo popular a Macri (Cavallo)

Respecto del dólar, Alejandro Bianchi evaluó que "ya pasó al tipo de cambio de convertibilidad ajustado por pasivos (Base Monetaria, LEBAC y LELIQ), que hoy es 39 pesos. Ya es overshooting: Argentina tiene dos años competitivos frente al mundo, aún con una inflación de 40% este año".

"Ya estás ahí, quien paga más es porque cree que el Gobierno no llega al final de su mandato y que está yendo hacia una crisis financiera, con espiralización de la inflación y el tipo de cambio. Sin embargo veo muy difícil una probabilidad de adelantar el mandato como en 2001", acotó el gerente de InvertirOnline.

Argumentó que "estamos lejos por varios motivos: no hay represión cambiaria como en la convertibilidad, la caída de ingresos fiscales por la baja del PBI se van recuperar con las retenciones, y está el  apoyo del FMI, distinto al del pasado, y con mucho apoyo de EEUU. Además el Gobierno tiene todavía cartas para jugar, como la del cambio de Gabinete".

Seguí leyendo: