Macri y Lagarde, en la cumbre del G7 en Canadá
Macri y Lagarde, en la cumbre del G7 en Canadá

El objetivo central del anuncio del presidente Mauricio Macri sobre los cambios en las condiciones del préstamo del FMI era calmar a los mercados. También ganar algo de tiempo y aire para que maduren los efectos de la baja del déficit fiscal. No lo logró.

Al cierre de la cotización de ayer, el dólar que se vendía a $34,50 en el Banco Nación y los certificados de empresas argentinas en Wall Street tuvieron pérdidas que en algunos casos superaron el 9%. Todo lo contrario de lo que pretendía el Gobierno, que también puso un ojo en el exterior en busca de dar señales de que tiene el control de la economía y de que la tormenta terminó. Dos variables cada vez más en duda.

"Esta decisión apunta a eliminar cualquier incertidumbre que se hubiera generado alrededor ante el empeoramiento del contexto internacional", aseguró Macri en su sorpresivo anuncio de esta mañana. "Sé que estas situaciones tormentosas generan angustia y preocupación en muchos de ustedes. Lo sé y lo entiendo, pero sepan que estoy tomando todas las decisiones necesarias para cuidarlos", les dijo el Presidente a los argentinos.

Sica, Macri y Triaca, en una reunión vinculada al comercio, ayer por la tarde (Gustavo Gavotti)
Sica, Macri y Triaca, en una reunión vinculada al comercio, ayer por la tarde (Gustavo Gavotti)

"Fue una de las subas diarias más grandes que tuvimos y en la devaluación interanual, es la más grande desde 2001 para acá. En el último año el ascenso del dólar es casi de 100 por ciento", dijo Amílcar Collante, economista de CeSur (Centro de Estudios Económicos del Sur).

"Se generó todo lo contrario de lo que buscaba; en lugar de calma, dejó la sensación de que el financiamiento pre-acordado con el FMI no alcanzaba a cubrir las necesidades de divisas. En la semana actual aún quedan dos jornadas preocupantes, si no hay anuncios o movimiento en el equipo económico, puede profundizarse la crisis. El mensaje de Macri fue como un eslogan pero no se comunicaron detalles. Podría haberlo anunciado Dujovne o Caputo lo del desembolso, pero el Presidente le puso el cuerpo y le salió mal", detalló el economista.

El arco económico opositor también critica duramente la postura del Gobierno. Guillermo Nielsen, ex secretario de Finanzas, cree que "Macri le pasó la pelota al Fondo" y que el Gobierno "tiene una visión mucho más generosa del Fondo Monetario de lo que en realidad" el organismo multilateral de crédito es. En un aspecto más personal se expresó Alfonso Prat-Gay, que cree que este "quilombo" se soluciona "con un ministro de Economía". El ex ministro de Hacienda le "pega" a su par Nicolás Dujovne y, de paso, insiste en su vieja idea de un superministro salvador.

Se gastó una bala de plata importante. Ahora hay que pensar en un plan de estabilización para no seguir vendiendo reservas para contener el dólar desde atrás (Furiase)

"El anuncio tenía sentido, pero le faltó contenido: los detalles de los números del programa financiero, los supuestos de rollover de deuda en el mercado, de cuánto serán los desembolsos. Y el mercado siguió pasando factura. Que haya subido el dólar como subió, aun con el Central vendiendo reservas, y que haya subido el riesgo país luego del anuncio del Presidente, que se tendría que haber hecho hace dos semanas, te dejan en una situación complicada. Además, se gastó una bala de plata importante. Ahora hay que pensar en un plan de estabilización para no seguir vendiendo reservas para contener el dólar desde atrás", asegura Federico Furiase, de EcoGo.

"No hay más margen para pedirle a la gente, argentinos y extranjeros, ahorristas e inversores que pague para ver, hablando en términos de póquer. Hay que mostrar soluciones contundentes en términos de reforma del Estado y reducción del gasto", agrega Aldo Abram, de Fundación Libertad y Progreso.

La falta de contundencia en señales es uno de los puntos centrales que el mercado le cuestiona al Presidente. "Los anuncios presidenciales tienen que ser sustanciosos. Lo mismo cuando se va a Wall Street, hay que mostrar resultados: que se bajó el gasto en tanto, que se rescataron tantas Lebac. Eso es lo que calma los nervios del mercado", asegura Nielsen. Lo cierto es que poco se sabe de los alcances del anuncio de hoy.

Quedan dos jornadas preocoupantes, si no hay anuncios o movimiento en el equipo económico, puede profundizarse la crisis. El mensaje de Macri fue como un eslogan pero no se comunicaron detalles (Collante)

Según pudo reconstruir Infobae con fuentes de Hacienda, el Fondo aceptaría adelantar –sin saberse aún el cronograma de desembolsos– los USD 29.000 millones que corresponden a la totalidad del préstamo para 2019. Eso sí, el organismo aún no confirmó nada.

En medio de rumores sobre cambios en el gabinete, los mercados siguen sin confiar en la palabra del Gobierno. Ahora, Macri irá a explicar el nuevo acuerdo a New York, en tres semanas. Además de ir a la Asamblea General de Naciones Unidas, el Presidente hablará con inversores y banqueros de Wall Street. A ellos hay que convencerlos. Quizás le tome más que los 102 segundos que le dedicó al mensaje de esta mañana.

Seguí leyendo: