El sector industrial es el sector más afectado por la crisis
El sector industrial es el sector más afectado por la crisis

La conjunción de suba de las tasas de interés, aceleración de la inflación y la devaluación del peso afectó la dinámica del empleo privado, mientras que en el sector público, el efecto del Pacto Fiscal comenzó a manifestarse en una brusca desaceleración del crecimiento de la nómina en las administraciones provinciales, principalmente.

Esa es la primera lectura que se surge de la "Situación y Evolución del total de Trabajadores Registrados" que mes a mes presentan en conferencia de prensa funcionarios de la cartera laboral, en la que participó Infobae.

"En junio se contabilizaron aproximadamente 12,3 millones de trabajadores registrados, con una reducción de 13.500 personas respecto del mes previo, y 21.200 en valores ajustados por estacionalidad", informó Trabajo.

La conjunción de suba de las tasas de interés, aceleración de la inflación y la devaluación del peso afectó la dinámica del empleo privado

En términos nominales significó la sexta disminución consecutiva en comparación con el mes previo, acumuló una baja de 106 mil puestos, en contraste con una suba de 45 mil personas, en similar período del año anterior.

Y si bien en esa medición intermensual la destrucción de empleos registrados de 0,2% en el sexto mes del año fue la más intensa desde enero de 2016, en el cotejo interanual la estadística mantuvo un modesto saldo positivo, ahora de 1,1%, con un total de 133.800 nuevos trabajadores en blanco.

Incluso, si se corrige la serie por estacionalidad se anotó la segunda baja del año, pero de apenas 0,2%, la anterior fue en febrero 0,1%: y las expectativas para julio si bien mantienen la senda negativa, fue de apenas 0,3% en el mes y 0,2% respecto del año anterior, con excepción de aumentos en Gran Rosario 1,9%, Gran Santa Fe 2,1% y Gran Jujuy 1,1 por ciento.

La nómina total ascendió 133,8 mil a 12,3 millones, concentrado en el sector privado

La estadística laboral revela "un claro amesetamiento desde el inicio del año, pese a las turbulencias, lo que no parece estar repercutiendo significativamente en el empleo, sin caídas relevantes", destacaron en la cartera laboral.

Nuevamente el impulso vino sustentando en monotributistas y casas particulares, en respuesta a políticas de formalización que lleva a cabo el gobierno nacional.

Expectativas generalizadas de otro trimestre contractivo

En los resultados mensuales por rama de actividad de las expectativas de los empresarios para el trimestre julio a septiembre se advierten bajas en las principales ramas de actividad, con excepción de los servicios financieros y a empresas.

Mientras que por tamaño de empresa, el dato distintivo fue que se proyecta mayor disminución de los presupuestos de recorte de la nómina en las de más de 200 empleados, que en la de menos de 50, fenómeno que se asocia a la brusca desaceleración de la obra pública.

Seguí leyendo: