El reporte de la oficina brasileña de BNP Paribas se titula “ARS: Hora de volver a entrar una posición corta”
El reporte de la oficina brasileña de BNP Paribas se titula “ARS: Hora de volver a entrar una posición corta”

En los clásicos informes semanales a clientes, la filial del BNP en Brasil analizó los escenarios a tener en cuenta a la hora de armar o desarmar las carteras de inversiones, ante la proximidad de las elecciones en Brasil y sus efectos sobre los indicadores económicos.

Y dado el impacto reciente de la devaluación de la lira turca sobre el peso argentino, y, en particular, el elevado vínculo comercial de los dos mayores socios en el Mercosur, el informe le dedicó en esta oportunidad un espacio no menor a los efectos de una posible devaluación del real sobre la moneda local.

En la recomendación más reciente de inversión a sus clientes en Brasil, Gabriel Gersztein, estratega del banco BNP Paribas en ese país, alertó sobre su visión pesimista respecto a la Argentina, recomendando entrar en una posición vendedora a tres meses, y optar por activos dolarizados.

La base del estudio al que tuvo acceso Infobae se sustenta en el análisis de la posición de reservas internacionales líquidas para enfrentar una eventual nueva corrida cambiaria, "están llegando a niveles peligrosamente bajos", considerando que "depreciación adicional del peso es una cuestión de cuándo y no de sí".

Con el país "aparentemente quedándose sin dólares para defender el peso", los analistas del reporte de Brasil recomiendan ingresar en una posición "corta" (es decir, apostar a la baja) debido a las siguientes razones:

1. Las elecciones en Brasil: "la incertidumbre es alta y cualquier conclusión negativa viniendo de este evento causará estragos en el riesgo crediticio de la Argentina y su capacidad de acceder a los mercados de deuda en 2019″.

2. Contexto político local: "la incertidumbre electoral y el reciente escándalo doméstico de los 'cuadernos' involucrando a proveedores de infraestructura (un sector en el que el Gobierno se ha enfocado para promover crecimiento a través del programa de Participación Público Privada)".

Para BNP filial Brasil, la incertidumbre es alta y cualquier conclusión negativa viniendo de este evento causará estragos en el riesgo crediticio de la Argentina y su capacidad de acceder a los mercados de deuda en 2019

3. Debilidades estructurales: "desde un punto de vista de la dinámica macro/doméstica, vemos debilidad adicional en lo que respecta equilibrar desequilibrios macroeconómicos elevados y persistentes como déficit comerciales y de cuenta corriente, crecimiento negativo y la necesidad de reflotar los ingresos impositivos".

4. Reservas internacionales: "cuando se sacan los efectos de la primera cuota del crédito del FMI; el swap con China, y los encajes en dólares del sector privado, las reservas netas y líquidas de la Argentina se limitan a menos de USD 20.000 millones". En los ojos de los analistas privados, "este nivel es crítico y como tal, es justo asumir que una caída adicional en reservas internacionales encenderían una luz roja".

El reporte consigna a las reservas internacionales líquidas, los desequilibrios macroeconómicos y los altos costos del financiamiento, como los principales factores locales a tomar en cuenta

5. Inversores locales: "necesitamos ver un cambio de tendencia en la fuga de capitales por locales. El mercado y las organizaciones multilaterales han dado a la Argentina más apoyo de lo esperado: la dinámica local es clave para cualquier programa exitoso".

6. Frente fiscal: "debido a los niveles insostenibles en las tasas de interés, el esfuerzo del Gobierno para ajustar las finanzas públicas a nivel primario se contrapesa con el aumento de los costos financieros".

Seguí leyendo: