Paolo Rocca, presidente de Grupo Techint
Paolo Rocca, presidente de Grupo Techint

Que el corto plazo tome prioridad por sobre el largo plazo para la política es una crítica de larga data por parte de los empresarios argentinos. Pero a veces, parece, es necesario un esfuerzo conjunto para pasar las situaciones de crisis. En esa línea, uno de los empresarios más grandes de la Argentina les plantea sus pares un poco de sacrificio.

Para apoyar a las pequeñas y medianas empresas, Paolo Rocca, presidente del Grupo Techint, señaló que es necesario proteger las cadenas de pago y que en pos de ese objetivo las grandes compañías deben poder asumir el rol principal que les corresponde. Entre otras cuestiones, consideró que en cierta medida, que los grandes jugadores de la industria deberían en el corto plazo aceptar "menores ingresos y menores retornos" a cambio de mantener el trabajo.

Aunque su pedido fue encabezado por un pedido al sector público de proveer un marco más estable para el desarrollo del empresariado, marcó que por el nivel de imprevisibilidad del contexto económico "es muy complicado en este entorno de volatilidad crear empresas". Rocca consideró de suma importancia "sortear la coyuntura apostando a nuestras cadenas de valor que tienen un enorme potencial".

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

Dentro del marco de la conferencia anual de la fundación ObservatorioPyme (FOP), Rocca fue parte del empresariado presente que concordó en las dificultades que enfrentan las compañías que recién comienzan a operar. La presentación de un informe que analiza la situación actual de las pymes fue el eje central de todas las conversaciones.

En el estudio se remarca que la recesión fue más extensa para las pymes que para las grandes industrias, cuando según datos de FOP e Indec en 2016 la caída en producción de las primeras fue de 9,2% contra la caída de 4,6% en el Estimador Mensual Industrial. Sin embargo, esa tendencia también funcionan hacia el otro lado: los primeros tres meses de este año vieron una recuperación del 7,3% contra un 2,9% del EMI.

Rocca también se hizo eco de otro dato que refleja la preocupación de los pequeños empresarios. De acuerdo con datos de FOP, el nivel de confianza de las pymes se desplomó en el primer trimestre del año. En el caso de las manufactureras, la caída fue del 20%, mientras que las de servicios reflejaron una perdida de confianza en el orden de 15%. "Hay que tener la mirada en el mediano y largo plazo. Saber hacia dónde vamos", explicó a la hora de consignar la importancia de un marco estable a nivel fiscal .

El sector público

La presentación también contó con referentes como Daniel Herrero, presidente de Toyota; Hugo Sigman, del grupo Insud. Figuras de Cambiemos como la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y el ministro de Producción, Dante Sica, también dieron el presente para traer tranquilidad sobre las medidas lanzadas en pos de asistir al pequeño empresario.

El flamante ministro de Producción remarcó que las reformas que se están considerando hacia adelante "existen dentro del cumplimiento del programa fiscal del Gobierno para los próximos tres años" que busca llegar a un equilibrio. Aunque también considera que los cambios instalados por la Ley de Financiamiento Productivo dan un buen punto de partida para el trabajo futuro.

En particular, Sica destacó las Sociedades de Acción Simplificadas (SAS), que permiten la creación de una empresa en 24 horas a través de un tramite online. La desburocratización es clave, consideró el economista, ya que "muchas veces la informalidad es un escape que tienen las empresas de los problemas de marañas impositivas" y no una elección predilecta.

La gobernadora Vidal se refirió a la filosofía planteada en el evento. "Me gusto mucho como lo planteo Paolo. Esto de poder tener capacidad, aún en una coyuntura díficil, de pensar en largo plazo y entender que tenemos que hacer en el corto", resumió la mandataria bonaerense.

Una de las principales críticas planteadas en el informe se centra en la falta de previsibilidad fiscal que sienten las pymes en el terreno impositivo a la hora de tomar decisiones. En ese sentido, Vidal apuntó a las rebajas impositivas acordadas entre provincias en el Pacto Fiscal el año pasado. "Este año en la Provincia de Buenos Aires está vigente una rebaja de $15.000 millones que le devolvimos al sector privado en impuestos que dejamos de cobrar, fundamentalmente en Ingresos Brutos y Sellos", expuso Vidal.

En ese aspecto, tanto Vidal como Sica consideraron durante el evento que el rumbo actual es el correcto en el largo plazo, pero que el Gobierno deberá acompañar en el corto plazo al sector privado para que puedan transitar los meses que se vienen en materia económica.

Seguí leyendo: