Leandro Cuccioli sucederá a Alberto Abad a partir del 1 de abril
Leandro Cuccioli sucederá a Alberto Abad a partir del 1 de abril

De Leandro Cuccioli se sabe que es ingeniero industrial con posgrado en Negocios, que trabajó muchos años en el exterior asesorando a grandes empresas en proyectos estratégicos; que durante varios años fue director de un fondo de inversión que operaba en paraísos fiscales; que tiene casi todo su patrimonio declarado colocado en el exterior; y que desde que se integró al Gobierno trabajó en jefatura de Gabinete coordinando políticas públicas y fue secretario de Servicios Financieros en el Ministerio de Luis Caputo. Los que lo conocen aseguran que es brillante, "un fuera de serie".

De Cuccioli también se sabe que no tiene experiencia alguna en el manejo de organizaciones tan inmensas y complejas como la AFIP, ni tampoco conocimientos específicos en impuestos y en temas aduaneros. Por lo tanto, el próximo reemplazante de Alberto Abad debe estar ávido de consejos y recomendaciones sobre qué hacer en su nueva función.

Considerando su formación y trayectoria, es de suponer que Leandro Cuccioli podría estar interesado en conocer una de las últimas recomendaciones que una institución de tanto renombre como el Fondo Monetario Internacional elaboró para el ejercicio de la administración tributaria, que es el cargo que va a ocupar a partir del mes que viene. El consejo del FMI a sus países miembros es que implementen un programa para que los ricos cumplan con el pago de impuestos.

El consejo del FMI a sus países miembros es que implementen un programa para que los ricos cumplan con el pago de impuestos

Las recomendaciones del FMI

No se trata solo de una simple declaración. El Departamento de Asuntos Fiscales del Fondo elaboró recientemente una extensa y detalladísima guía de cómo llevar adelante esa recomendación, que está plasmada en un manual titulado Implementing a High-Wealth Individual Compliance Program (Implementando un Programa de Cumplimiento para los Individuos de Elevada Riqueza).

Según los autores, John Buchanan y Lucilla McLaughlin, una razón fundamental para poner en marcha un programa destinado a cobrarle más a los ricos es evitar "que se erosione la confianza en la equidad de la administración tributaria, lo que provocaría que disminuya el cumplimiento de una porción más amplia de los contribuyentes"".

El Fondo dio recomendaciones para cobrarle más impuestos a los más ricos

El manual aconseja comenzar a aplicar el programa sobre un conjunto de personas que define como Ultra High Wealth Individuals (UHWI), que son aquellos que poseen un patrimonio neto superior a los USD 30 millones, y extenderlo a medida que se logren resultados.

La gestión de Alberto Abad se caracterizó por la eficiencia en la fiscalización del IVA y el blanqueo de activos
La gestión de Alberto Abad se caracterizó por la eficiencia en la fiscalización del IVA y el blanqueo de activos

Algunos números

Basados en información de la consultora Wealth-X y del banco Credit Suisse, el instructivo del Fondo da cuenta de que en el mundo hay 211.000 UHWI, que en conjunto poseen USD 29,7 billones, es decir un promedio de USD 140 millones cada uno.

Explica que esos super-ricos mantienen un 25% de su fortuna en efectivo, otro tanto en acciones y un 18% en inmuebles.

Si Leandro Cuccioli adoptara la idea y la comenzara a aplicar de esa manera, el grupo objetivo en la Argentina estaría integrado por más de mil personas.

La consultora Wealth-X publicó hace cinco años que en  la Argentina había 1.040 personas con más de USD 30 millones de patrimonio neto, y en conjunto sumaban unos USD 140.000 millones.

Seguramente el grupo se amplió desde entonces, tal como ha venido sucediendo en todo el mundo. En ese selecto club destacan, por supuesto, los 9 argentinos que aparecieron esta semana en la lista mundial de personas con más de USD 1.000 millones: Paolo & Gianfelice Roca, Alejandro Bulgheroni, Eduardo Eurnekian, Gregorio Pérez Companc, Alberto Roemmers, Marcos Galperín, Jorge Brito, Eduardo Costantini, Delfín Ezequiel Carballo y Julio Patricio Supervielle.

Si Leandro Cuccioli adoptara la idea y la comenzara a aplicar de esa manera, el grupo objetivo en la Argentina estaría integrado por más de mil personas

Capacidad de elusión de impuestos

El manual reconoce que una de las dificultades para posar la lupa sobre los ultra-ricos es que "los managers que administran su riqueza tienden a invertirla en lugares que sean relativamente seguros y que ofrezcan retornos razonables, independientemente de las fronteras, por lo cual tienen una parte sustancial de sus portafolios fuera del país en que residen".

No obstante, el Fondo insiste en la conveniencia de aplicar el programa, y al respecto sugiere que se apele a los tratados de intercambio de información que "están mejorando gradualmente a medida que los países tratan de atacar la evasión que cruza fronteras".

El FMI sugiere que se apele a los tratados de intercambio de información (AP)
El FMI sugiere que se apele a los tratados de intercambio de información (AP)

El manual cita como ejemplos exitosos de países que aplicaron programas de auditoría específicos sobre los super-ricos a Australia y Gran Bretaña, que lograron aumentos significativos en el cobro a ese grupo.

Prerrequisitos para el éxito en la fiscalización

El capítulo 4 de la guía se titula "¿Qué debe hacer la administración tributaria si considera establecer un programa de cumplimiento para los UHWI?".

Una de las indicaciones es prestarle atención a las condiciones políticas, porque, expresa, "sin un apoyo amplio y de altísimo nivel, algunas de las herramientas que requiere el programa no se podrían utilizar".

Señala que el "apoyo directo del ministro del área y de sus colegas de Gabinete es importante, y que hay que considerar la tensión que pueda surgir entre el cumplimiento de las metas del programa y la realidad política".

Sugiere que haya "declaraciones de apoyo al programa por parte de miembros claves del Congreso", y advierte sobre la influencia que tienen los ricos en el ámbito parlamentario para frenar o torcer iniciativas del Poder Ejecutivo.

El informe advierte sobre la influencia que tienen los ricos en el ámbito parlamentario para frenar o torcer iniciativas del Poder Ejecutivo

El manual también instruye para actuar sobre la opinión pública y los medios de comunicación: "La comprensión y aceptación por parte de la población del programa de cumplimiento para los UHWI es importante. Si el público percibe que las personas con los mayores patrimonios están involucrados en evasión o elusión y no pagan todo lo que les corresponde, el programa será bienvenido".

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, tiene previsto reunirse la semana próxima con el presidente Mauricio Macri, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger (AP)
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, tiene previsto reunirse la semana próxima con el presidente Mauricio Macri, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger (AP)

Detalles de implementación

En cuanto a los detalles de implementación, la guía sugiere crear una unidad especial dotada de personal "altamente calificado", que "exhiban madurez", "impecable integridad", y que "sean lo suficientemente competentes y confiables como para lidiar de igual a igual con el equipo de profesionales y abogados que representan a los ricos".

Luego de identificar a la población objetivo, el paso siguiente es "elaborar una ficha con el perfil completo de cada uno", con toda la información disponible.

Por último, describe un modelo de auditoría para el trabajo de la unidad encargada del programa. Modelo que incluye el entrecruzamiento de datos, los aspectos jurídicos, alternativas para inducir a que los involucrados mejoren el cumplimiento por voluntad propia, técnicas de revisión y monitoreo, diseño de mapa de riesgos, etc.

Si por una de esas se interesa en el programa, a Leandro Cuccioli se le facilitaría la tarea si el Fondo Monetario tratara el tema seriamente al más alto nivel de la relación que mantiene con el Gobierno argentino, en lugar de limitarse a redactar manuales técnicos y bienintencionados.

¿Se lo planteará la directora del Fondo Christine Lagarde a Mauricio Macri o a Nicolás Dujovne en los encuentros que mantendrán durante la visita que hará al país la semana próxima?