(iStock)
(iStock)

"No podemos permitir más que una mujer gane menos que un hombre. No es justo, no está bien". El discurso del Presidente Macri en la apertura de sesiones ordinarias el jueves pasado puso el tema de la paridad salarial en agenda.

Sin embargo, el proyecto que contempla crear un ranking de empresas que promueva la equidad entre hombres y mujeres fue presentado en abril del año pasado por un conjunto de diputadas de todos los bloques, menos del entonces Frente para la Victoria.

"El Estado Argentino debe adoptar medidas para tomar conocimiento efectivo acerca de las desigualdades que padecen las mujeres en todo el territorio de la república y a partir de ello erradicar todas las formas a través de las cuales se reproducen las desigualdades", reza el proyecto.

Presentado en abril del año pasado tras un trabajo en conjunto con el ministerio de Trabajo, lleva la firma de las diputadas Karina Banfi (UCR-Cambiemos) Silvia Lospennato (Unión Pro); Carla Pitiot (Federal Unidos por una Nueva Argentina), Alicia Ciciliani (Partido Socialista); Victoria Donda (Libres del Sur); Teresita Madera (Justicialista).

"La idea era que esté firmado por mujeres de todos los bloques pero Recalde ordenó a su bloque no firmar. Supuestamente iban a presentar algo propio que obviamente no presentaron", dijo Banfi en diálogo con Infobae.

La diputada Karina Banfi presentó el protecto en abril de 2017 junto a legisladoras de otros bloques
La diputada Karina Banfi presentó el protecto en abril de 2017 junto a legisladoras de otros bloques

Según los datos del INDEC, las mujeres ganan un 27% menos que los hombres a pesar de que la Constitución Nacional garantiza la igualdad de salarios. El proyecto de ley pretende dar un marco regulatorio a la paridad.

Entre los principales lineamientos, la iniciativa prevé que las organizaciones públicas y privadas brinden información para que la sociedad tenga conocimiento de cuánto paga cada empresa en cada puesto de trabajo. "En principio apunta a empresas grandes, con más de 200 empleados. La idea es que haya un ranking de empresas y todos puedan acceder a la información para saber cuánto les corresponde cobrar."

Además, las empresas deberán informar la cantidad de personas de género femenino y masculino que trabajan bajo su dependencia, las actividades que desarrollan, la dedicación temporal y la remuneración recibida.

A partir de esos datos se elaborará una tabla de posiciones de empresas de todo el país, que será de publicación anual y contará con estadísticas sobre la brecha salarial entre mujeres y hombres a nivel federal, así como los índices de segregación laboral.

La falta de información sobre salarios es, según la legisladora, el primer problema a resolver. "En la relación laboral entre mujeres y empresarios, cuando ofrecen trabajos jerárquicos y te preguntan por tu expectativa no sabes cuánto pedir. En otros países, como Estados Unidos, el tema de cuánto gana uno es una conversación socialmente más abierta, en la región hay una cultura más oculta y eso nos perjudica sobremanera" .

En tanto, adelantó que las empresas que en un año logren avanzar en achicar la brecha van a tener beneficios, como premios o mejor posicionamiento en licitaciones y concursos. Mientras que, por el contrario, las que no cumplan con el deber de informar que exige el proyecto serán sancionadas.

Por otro lado, para Banfi, la brecha salarial refleja la desventaja económica de las mujeres que, de alguna manera, resulta una explicación de la cultura machista en el seno de las familias que provoca mucha violencia. "Muchas veces ante una situación de violencia de la pareja surge la pregunta: ¿y por qué no se separa? Muchas veces porque no puede, porque está en desventaja", apunta.

La propuesta toma como modelo la legislación del Reino Unido a través de la ley denominada Gender pay gap reporting (informe sobre la brecha salarial de género). Esta norma establece de forma similar la obligación que pesa sobre las empresas de más de 250 empleados de informar acerca de los salarios y bonos que reciben mujeres y hombres.

"Es muy importante esta ley para generar otro tipo de relación cultural entre el hombre y la mujer. Al Poder Ejecutivo le interesa mucho cómo generar mejores relaciones, generando un cambio cultural en las actividad del hombre en el hogar y cómo la ley se lo permite", indicó Banfi y señaló que en este punto entra también la tan postergada licencia por paternidad, aunque considera que es un tema que hay que tratar con gradualismo para evitar las eventuales "resistencias".

Seguí leyendo: