Ricardo López Murphy resaltó la importancia del equilibrio presupuestario para volver a  recuperar la senda del crecimiento por habitante
Ricardo López Murphy resaltó la importancia del equilibrio presupuestario para volver a  recuperar la senda del crecimiento por habitante

Ricardo López Murphy es un estudioso no sólo de las finanzas públicas, sino también de la macroeconomía argentina y su cotejo con el resto del mundo, y que se caracteriza por una retórica contundente que eclipsa a cualquier auditorio; más aún cuando está compuesto por hombres de empresas o muy vinculados con la economía real y de los servicios privados, como son gran parte de los socios del Rotary Club Argentino, que asistieron al almuerzo  mensual para escuchar su disertación sobre "Qué pretendo para mí país, TransformándoNOS".

Y desde el comienzo fue claro y preciso sobre su estructura de pensamiento: "Me propongo cumplir con el tiempo asignado de 15 minutos, que me pone limitaciones, pero voy a tratar de respetar tan rigurosamente como he pretendido que el Gobierno respete las restricciones presupuestarias".

López Murphy planteó uno de los grandes problemas que arrastra la Argentina que es "recuperar el crecimiento económico, después de 9 años que el PBI por habitante no crece, esa es la verdadera herencia; aún en un país en decadencia, que llegó a tener bajo la presidencia de Alverar un ingreso parecido al de los países europeos al equivalente al 40%, tuvo en ese período un desempeño catastrófico".

Por eso que consideró que "ahí radica una de las grandes tareas que tenemos para el futuro, no sólo el Gobierno, sino nuestra sociedad. Y volver a crecer implica "recomponer la institucionalidad, y el clima de negocios, es decir de negar el ocioso, que es lo más sano que hay, aunque muchas veces eso es mal interpretado por la sociedad".Sin embargo, el desafío no es sencillo porque el economista enumeró, el menos tres dificultades que afectan las fuentes de crecimiento:

1. El bajo nivel de inversión, 15 a 16% del PBI, cuando se necesita 12 o 13% para amortizar el capital, con lo que en términos netos se invierte entre 3 y 4% del PBI, que es lo que le pedimos prestado al resto del mundo. Eso ocurre porque no ahorramos, por un problema clásico que aún no entendemos en la sociedad y que creo que es la explicación de nuestras carencias y fracasos, que es que el déficit del sector público es como una gargantúa que se apodera del ahorro interno y externo. Los bonos públicos reemplazan lo que debieran ser maquinarias, la infraestructura, lo que hace a una sociedad crecer. El día que entendamos que el déficit del sector público es el enemigo público de la prosperidad de los argentinos, ese día pegaremos un salto cualitativo en nuestra cultura. Pero se sabe que la sociedad está enamorada del déficit público y del gradualismo, que leído de otra forma es el quietismo, es decir no enfrentar el problema. Por eso luego de la elección, el tema central, decisivo para nuestro futuro, va ser la firmeza, la claridad y la decisión, con el que se le de respuesta a este problema;

Ricardo López Murphy:   El día que entendamos que el déficit del sector público es el enemigo público de la prosperidad de los argentinos, ese día pegaremos un salto cualitativo en nuestra cultura

2. La baja participación de la población en el mercado de trabajo. Eso ocurre porque generamos incentivos para que la gente no participe. Hizo referencia a los planes sociales que "han generado una baja participación laboral y eso imposibilita la creación de fuentes para el crecimiento económico y trae deterioro del capital humano". En búsqueda de una solución a los problemas que planteó, el presidente de la Red Liberal de América Latina dijo que "la Argentina necesita volver a un ritmo de acumulación del capital humano, y esto se generará a partir de reconocer que los programas de ayuda social tiene que ser para aliviar y no para crear rentas sistemáticas para no contribuir en la autonomía de los individuos".

3. Hace 20 años que la productividad Argentina por empleado no sube. Eso fue generado porque creamos malos puesto de trabajo, en parte porque empleamos mal, por la alta creación de trabajo público, y porque no sometemos a nuestra sociedad a las reglas de la competencia Tenemos que cambiar esa narrativa que ha sido considerada casi una virtud. "Esa es la peor herencia que le dejó el anterior gobierno al actual y tanto daño nos ha hecho", dijo.

Ricardo López Murphy encabezó la mesa, junto al presidente del Rotary Club Argentino, Luis Ovsejevich, autoridades de la entidad centenaria
Ricardo López Murphy encabezó la mesa, junto al presidente del Rotary Club Argentino, Luis Ovsejevich, autoridades de la entidad centenaria

Algo más que moral cívica

El ex candidato a Presidente recalcó la importancia de la transparencia dentro del Gobierno: "Lo importante es no disfrazar lo que hay que hacer con contabilidad creativa y eso es decisivo para nuestro futuro, porque hay que dejar de esconder los hechos de corrupción".

“Lo importante es no disfrazar lo que hay que hacer con contabilidad creativa y eso es decisivo para nuestro futuro”

Y ejemplificó: "Hay que mirar a nuestro entorno, en Perú hay dos ex presidentes en prisión, en Ecuador acaban de detener al vicepresidente en ejercicio y en Uruguay el vicepresidente acaba de renunciar por usar la tarjeta pública para gastos personales".

Las soluciones que planteó el economista fue a partir de un eje central: "Necesitamos una profunda reforma laboral y previsional, todo el mundo lo niega, pero lo necesitamos porque hay que abandonar la idea de los que fueron derrotados en la segunda guerra mundial y volver a la modernidad para generar el crecimiento necesario".

Por último, Ricardo López Murphy dijo: "Mi temor principal es que hoy no percibimos las dificultades que tenemos en el país y hay mucha gente que cree que vamos a poder convivir con ocho puntos de déficit fiscal, pero eso no es sostenible". Por eso concluyó: "Ustedes saben que después de la elecciones hay que enfrentar con realismo, con firmeza y determinación el difícil desafío que tenemos".

LEA MÁS: