Se aceleró la suba de alimentos y bebidas en el primer mes de 2017. (Istock)
Se aceleró la suba de alimentos y bebidas en el primer mes de 2017. (Istock)

La inflación de la Ciudad de Buenos Aires en enero era el dato que faltaba para marcar el panorama de evolución de precios en el arranque del año. Y el dato sorprendió. Es que con una suba del 1,9% con respecto a diciembre, el índice es el más alto de todos los que se publicaron para el primer mes del año, según la Dirección de Estadísticas y Censos porteña.

El número es superior al 1,3% que informó el Indec para Capital y Gran Buenos Aires (una diferencia de más del 50% en la tasa). También se ubicó arriba del 1,5% promedio que calcularon las consultoras privadas.

La suba estuvo impulsada ante todo por restaurantes y hoteles (3,5%) y comunicaciones, con una suba del 3 por ciento.

Hay dos  grandes diferencias que se detectan entre el índice del Indec y de la Ciudad. La primera es equipamiento y matenimiento del hogar: mientras que para el Instituto dirigido por Jorge Todesca dio un 0,9%, para el porteño avanzó un 2,6 por ciento. La segunda diferencia es vivienda y servicios básicos: para el Indec no hubo variaciones, mientras que para las estadísticas de la Ciudad subió un 2,4% contra diciembre.

La variación interanual es del 38%, unos 3 puntos porcentuales por debajo en comparación con diciembre. La categoría con mayor aumento se dio en hoteles "por motivos estacionales"  y en la comida consumida fuera del hogar. Con todo, la inflación núcleo -sin la estacionalidad y los precios regulados-fue del 2%, por encima del dato mensual.

Ambos índices coincidieron en un retroceso de los precios de la indumentaria: para el instituto porteño cayó un 1,3% y para el INDEC un 2,2 por ciento. La caída de las ventas del sector se combinó esta vez con la liquidación de la temporada de verano.

La inflación de enero del año pasado se había ubicado en 4,1% con lo cual va en el mismo camino de desaceleración que marca el Indec. El dato de este mes también arrojó una aceleración en la suba de alimentos y bebidas con respecto a diciembre, pues avanzó un 1,7 por ciento.