“Es un ser humano increíble”: la locura de los australianos por sacarse una foto con Lionel Messi luego de la derrota ante Argentina

Varios jugadores de los Socceroos esperaron al crack rosarino tras el partido y disfrutaron del momento

Los jugadores australianos le pidieron foto a Lionel Messi

En cada partido que Lionel Messi disputa con la selección argentina se genera un revuelo con los rivales quienes buscan inmortalizar el momento junto al crack rosarino. Este sábado fue el caso con los australianos quienes a pesar de la derrota de su equipo por 2-1 en los octavos de final del Mundial Qatar 2022, esperaron en la puerta del vestuario al rosarino, que con su amabilidad de siempre accedió a la requisitoria. Además, en la previa del encuentro disputado en el Estadio Ahmad bin Ali, de Rayan, otro de Los Socceroos, se deshizo en elogios con el capitán Albiceleste.

Fueron tres los que buscaron a La Pulga y consiguieron el objetivo. Joel King (24), Marco Tilio (6) y Keanu Baccus (26), en ese orden, consiguieron fotografiarse con Leo. “Chicos, ¿puedo ver las fotos?”, le pregunta uno de los oceánicos y Tilio se las mostró a su compañero. “Oh, Dios mío. Muy bien”, se escucha al final del video, en otra muestra de lo que genera el astro que abrió el marcador este sábado y convirtió el segundo gol en el certamen, el noveno en su cuenta en las cinco Copas del Mundo que jugó.

Pero la escena de los australianos con Messi ya se hizo costumbre en los últimos encuentros. Por caso en los dos encuentros que la Argentina realizó en los Estados Unidos ante Honduras y Jamaica, sus futbolistas fueron a buscarlo tanto en el campo de juego como en el vestuario. También es repetida la imagen en la que varios jugadores de todos los equipos le piden la camiseta y suele verse la seña de Leo indicando el vestuario.

Otro episodio se dio con el defensor Milos Degenek, quien en la conferencia de prensa anterior al duelo con los sudamericanos “un juego difícil, obviamente jugando contra probablemente el mejor futbolista que haya aparecido en este juego. (Pero) son once contra once. No hay once Messis. Hay uno”. Luego del partido también lo buscó a Messi, se sacó su foto con él y reveló: “Después de que terminó el partido, le pedí a Messi que quería tomarme una foto con él. Me estaba esperando y se tomó la foto conmigo. Es un ser humano increíble con una humildad enorme”.

infobae

En su cuenta de Instagram, Degenek se refirió al partido y más allá del traspié invitó a los australianos a seguir apoyando el fútbol. “Honestamente no podría estar más orgulloso de la familia que tenemos y somos Socceroos. Espero haber enorgullecido a nuestra nación. Espero haber despertado a los niños para que aspiren a ser como algunos de los jugadores aquí y se atrevan a soñar con hacerlo mejor y más al fútbol australiano. Espero que hayamos enorgullecido a los fanáticos del público australiano y hayamos demostrado que Australia es el mejor país del mundo. Al equipo y al personal, me gustaría agradecerles por el viaje que hemos realizado como familia y decir que nunca me he sentido más orgulloso y feliz de ser parte de un equipo de Socceroos. Nuestro viaje en la Copa del Mundo termina aquí. Pero nuestro legado vivirá por mucho tiempo para nosotros y nuestros hijos y nietos, y el viaje futbolístico continuará durante muchos años y para las futuras copas del mundo. Gracias a cada persona desde el corazón”.

Degenek, de 28 años, tiene una historia especial. Nació en Croacia en 1994, en medio de la guerra, y con apenas un año y medio escapó con su familia a Serbia. Allí estuvo hasta los 7 años cuando finalmente se instaló en Australia huyendo de la guerra de Kosovo. A los 16 se fue a Alemania para iniciar su carrera profesional en Stuttgart pero la adaptación al invierno europeo no fue fácil. “No tenía plata para comprar una campera”, recordó en una entrevista con The Guardian. Su experiencia internacional empezó en la sub 17 de Australia, luego defendió al seleccionado serbio en la sub 19 pero desde 2016 se decidió por representar a Los Socceroos, que por segunda vez alcanzaron los octavos de final en una Copa del Mundo, luego de Alemania 2006, cuando perdieron 1-0 ante Italia, a la postre campeón.

Este sábado la Argentina venció 2-1 a Australia en un encuentro que el elenco sudamericano fue superior y mereció ganar por más goles. Messi fue la figura del conjunto Albiceleste que se metió entre los ocho mejores equipos del torneo y jugará en los cuartos de final ante Países Bajos. El choque será el próximo viernes a las 16 (hora argentina).

Los octavos de final continúan disputándose y terminarán este martes. Luego el certamen tendrá dos días sin actividad y luego se pondrán en marcha los cuartos de final. A partir de esa instancia comenzará la recta final del Mundial Qatar 2022 que sigue entregando emociones.

Seguir leyendo: