La gran polémica en Boca-Santos: por qué el árbitro Roberto Tobar debió cobrar penal de Izquierdoz a Marinho

El conjunto dirigido por Miguel Ángel Russo empató 0 a 0 en La Bombonera por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores

El penal de Izquierdoz contra Marinho que no cobró Tobar

La gran controversia del partido que finalizó sin goles por la semifinal de la Copa Libertadores entre Boca y Santos llegó en cuando restaban cerca de 20 minutos para que acabara el duelo y las imágenes de lo sucedido en el área del equipo local en un ataque del cuadro brasileño dejan serias dudas.

La acción comenzó con un error de Lisandro López que buscó profundizar desde atrás para Edwin Cardona, quien fue anticipado y posibilitó así el ataque del elenco brasileño con mucho campo por recorrer y varios espacios. Alison condujo e intentó asistir con un roque filtrado a Marinho, quien le ganó la posición a Frank Fabbra pero luego se encontró con Carlos Izquierdoz.

El zaguero Xenezie punteó el balón hacia afuera, pero la velocidad del número 11 le impidió dominarlo, por lo que en segunda instancia optó por cruzarle el cuerpo para evitar su avance y dejar que el esférico salga por línea de fondo. La imagen de lo sucedido genera dudas primero por la estrepitosa caída del punta del Santos, pero además por lo que se apreció en la repetición

Izquierdoz en ningún momento tocó el balón y por las cámaras televisivas se ve que con su pierna derecha toca la pierna zurda de su adversario. Es infracción porque lo empuja con el brazo sobre la espalda y la pierna cruzada lo hace caer al atacante, son dos faltas que valorizadas es para la sanción del penal.

Pese al reclamo de los jugadores brasileños y del cuerpo técnico, el árbitro chileno Roberto Tobar no consideró esa jugada como falta y el VAR, a cargo del paraguayo Juan Gabriel Benítez, acompañó la decisión del juez principal.

Boca y Santos empataron 0-0 y la serie está abierta (Reuters)
Boca y Santos empataron 0-0 y la serie está abierta (Reuters)

Vale recordar que el VAR estaba en todo su derecho de intervenir ya que debe hacerlo en situaciones de gol, penal, explosión directa o confusión de identidad. En este caso, desde la cabina coincidieron con Tobar , o por eso no se llamó al árbitro a que revise la jugada.

Boca y Santos igualaron 0 a 0 en la semifinal de ida en un partido mediocre y con pocas llegadas, por eso esta acción puede ser clave en la llave. El encuentro de vuelta se disputará dentro de una semana, el próximo miércoles 13 de enero, también a las 19:15 en Brasil. Del otro lado, Palmeiras goleó 3-0 a River en Buenos Aires y el 12 de enero jugarán la revancha.

Seguí leyendo: