Las confesiones del Lobo Cordone: la suspensión por doping, la foto por la que Bianchi lo retó y el día que lo “disfrazaron” de Caniggia

El ex delantero de Racing habló sin filtro de su pasado en la Academia y Vélez. También se refirió a su faceta de entrenador en Leandro N Alem

El Lobo Cordone contó cómo reaccionó cuando le dio doping

El Lobo Cordone era uno de esos delanteros exquisitos. Su velocidad y su pegada lo llevaron a afianzarse en el fútbol grande de la Argentina, con una incursión por la Premier League, cuando fue contratado por el Newcastle. Sin embargo, durante sus días de goleador también sufrió una dura sanción cuando un control antidoping arrojó un resultado positivo. “Estuve 2 años sin jugar y como estaba sin cobrar, me separé 24 montoncitos con la plata que gastaba por mes para estar tranquilo. Hoy veo cómo están los jugadores de Alem y noto las diferencias que tienen con los de Primera. Ellos no pueden estar sin trabajar”, analizó.

En una entrevista brindada a Fox Sports, el ex atacante de Racing, San Lorenzo, Vélez, Argentinos y varios equipos del ascenso explicó cómo vivió sus días sin actividad a causa de la penalidad que le provocó el consumo de sustancias prohibidas. “Cumplí lo que decía el reglamento. Después seguí con la carrera en el fútbol, aunque no haya podido volver a Primera. En el torneo Argentino A recorrí todo el país hasta que me retiré en Alem. Nunca pedí nada, porque entendí que tenía que cumplir con la sanción”, aseguró.

Como su vida tomó un rumbo ajeno al de las luces que encandilaban los equipos grandes en los que jugó en el pasado, Cordone aclaró que “no hace falta jugar en el ascenso para ser duro”. “En Primera también hay mucha gente que con dureza. Tienen mejor lugares de entrenamiento, nada más. Yo no me hice más duro en el ascenso”, argumentó.

La foro de la revista El Gráfico que incriminó al Lobo Cordone, quien está en la popular visitante de la cancha de Platense junto a los hinchas de la Academia
La foro de la revista El Gráfico que incriminó al Lobo Cordone, quien está en la popular visitante de la cancha de Platense junto a los hinchas de la Academia

Por otro lado, una de las anécdotas más divertidas de la conversación fue cuando recordó una historia que vivió cuando todavía no había debutado en el Fortín. “Mi familia es fanática de Racing. Mi viejo siempre nos llevaba a la platea; y cuando dejó de ir al Cilindro empecé a ir solo. Una vuelta me subí al paravalanchas en la cancha de Platense y salí en una foto de un gol del Piojo López. Cuando fui al entrenamiento, Bianchi me estaba esperando con El Gráfico y me preguntó si era yo. Como le dije que sí, me respondió si no era mejor que vaya a ver a los que iban a ser mis compañeros. Esa fue la última vez que fui a ver a la Academia y empecé a seguir la campaña de Vélez”.

El Lobo Cordone contó cuando se subió a un paravalanchas y recibió el reto de Bianchi


Por último, el Lobo también repasó la curiosa vivencia que lo tuvo como protagonista en un partido de Showbol, cuando viajó a Brasil con el seleccionado argentino. “Yo siempre jugué en el mismo equipo de Caniggia. A ese partido fui como el Lobo Cordone y Cani iba a ser titular. Todos me conocían como Cordone, viajé con mi pasaporte y firmé autógrafos como Cordone. Además, en esa cancha había más de 17.000 personas que me miraban por pantallas gigantes. Esa fue una viveza que hay que preguntarle a Mancuso. Capaz fue por miedo a que se le caiga el partido por la ausencia de Caniggia, pero yo no lo hubiera hecho nunca. Fue una vergüenza. Ellos lo conocían al Cani por el gol que había hecho en el Mundial de Italia. Hoy todavía me cargan por eso y tuve varios problemas”, concluyó.

El Lobo Cordone habla sobre el Showbol en Brasil

Seguí leyendo

Caruso recordó cuando un futbolista justificó que faltaba a las prácticas porque se había comido al gallo que lo despertaba

La figura de Uruguay que vivió en un estadio argentino y tuvo la chance de jugar en los 5 grandes

Insólito: un ex jugador de Boca asegura haber sido secuestrado por extraterrestres

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos