La figura de Uruguay que vivió en un estadio argentino y tuvo la chance de jugar en los 5 grandes

Su vida fue a base del sacrificio. Se afianzó en el fútbol argentino antes de emigrar hacia Europa, donde tuvo su mejor versión. También representó a su país en los mundiales de Sudáfrica y Brasil. La historia del volante que se transformó en un trotamundos gracia a su carrera

Reuters
Reuters


Álvaro Pereira forjó una notable trayectoria gracias a su constante sacrificio. Surgido de Miramar Misiones, el volante cruzó el charco para afianzarse en el fútbol argentino. “Viví 8 meses en el estadio de Quilmes y me tocó atravesar momentos muy duros que me formaron como persona”, sorprendió el uruguayo en diálogo con Esto es sin VAR.

Su historia inicia con el Cervecero, club del que se hizo fanático y con el que sueña volver a jugar para “devolverlo a Primera”. Es una de las cuentas pendientes que tiene en su carrera. Similar a la de jugar para uno de los 5 grandes de la Argentina, dado que en varias épocas estuvo cerca de vestir la camiseta de un gigante. “Quisieron decir que me ofrecí para ir a Racing, pero no fue así. Mi hijo es hincha de Racing porque tiene los colores de Cerro. Mi perro se llama Saja porque él es fanático del Chino, pero jamás me postulé para jugar en el club”, reconoció el charrúa y continuó: “Estuve cerca de jugar en casi todos los grandes de la Argentina. Antes de irme a Cluj (Rumania) en 2009, me llamaron de Independiente. Boca se interesó por mi en dos períodos distintos, pero no había cupos para extranjeros. Cuando San Lorenzo ganó la Libertadores, Tinelli me llamó para fuese. Y River me buscó cuando terminé mi contrato con San Pablo”.

Sin embargo, el destino siempre le buscó un nuevo horizonte a Palito. “Con Porto dimos la vuelta olímpica en la cancha del Benfica y a los 10 días los eliminamos de la copa en su casa ¡Son amargos!”, recordó el uruguayo sobre su paso en el fútbol lusitano y advirtió que “la pasión de los sudamericanos no se puede comparar”.

Finalmente, sobre su período en la Celeste, el lateral que también pasó por Argentinos y Estudiantes aseguró que “cambiaría el resultado con Holanda”. “En aquella semifinal (Sudáfrica 2010) nos robaron. Con el VAR hubiésemos pasado nosotros”, argumentó Pereira.

Además, el volante reconoció que el Loco Abreu fue “el compañero más jodón” que tuvo a lo largo de su trayectoria. “Los dos tenemos miedo a viajar en avión. Cuando hay turbulencia no sabemos para donde arrancar”, reveló entre risas, antes de despedirse con la frase que resume su faceta deportiva. “Si me tengo que definir de alguna manera, es con sacrificio, voluntad y bondad. Esas son las claves en el fútbol”, concluyó.

El actual jugador del River Plate de Paraguay vistió la camiseta uruguaya en tres ediciones de la Copa América, el Mundial de Sudáfrica y el de Brasil. También representó a su país en la Copa Confederaciones del 2013. De los 12 títulos que ganó, 9 fueron con el Porto, 1 con el Cluj, otro con Cerro Porteño y el restante (tal vez el que más disfrutó) con la selección uruguaya cuando el equipo del Maestro Tabárez se quedó con el certamen continental que organizó la Argentina en 2011.

Seguí leyendo

Marcos Díaz, sobre su salida de Boca: “No vine para ser suplente de Andrada”

De “hermanos de la vida” a enemigos: poder y ocaso de Alan Schlenker y Rousseau

“Gallardo está entre los 5 mejores técnicos del mundo, si no dirige en Europa o la Selección es porque no quiere”

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos