Un jugador del Bayern Munich que jugó la Intercontinental contra Boca habló del arbitraje y le contestó a Serna

El peruano Claudio Pizarro hizo un descargo sobre la actuación del danés Nielsen en la final de Japón 2001


El encuentro generó polémica hace casi 20 años y los protagonistas siguen refiriéndose a él. Fue Mauricio Serna el que rompió con la calma de la cuarentena para hablar de aquella Intercontinental 2001 entre Boca y Bayern Munich que se definió en tiempo extra por el tanto de Samuel Kuffour.

Chicho habló con Infobae y aseguró que ese partido fue un robo contra el Xeneize y señaló al árbitro danés Kim Nielsen, quien expulsó a Marcelo Delgado por doble amarilla sobre el final del primer tiempo y dejó que los alemanes le pegaran en exceso a Juan Román Riquelme, figura del equipo de Carlos Bianchi. Además, el ex mediocampista colombiano pubicó en las redes sociales una foto editada en la que los árbitros de esa noche japonesa vestían con el uniforme de los personajes de la serie Casa de Papel. Fue contundente: “Este fue el mayor robo del siglo”.

SEGUÍ LEYENDO // Las revelaciones de Chicho Serna: cómo Macri le birló su pase a Racing, el “robo” contra el Bayern Munich y lo que se ocultó en su frustrado regreso a Boca

Quien contestó fue Claudio Pizarro, titular del conjunto bávaro en Tokio: “Fue un partido duro, ellos tenían un muy buen equipo pero si hubo cosas con el árbitro no me acuerdo la verdad”. Al límite de la ironía, el peruano respondió a ESPN cuando le mencionaron la palabra robo para describir ese duelo: “¿Robo? ¿Qué robo? Le ganamos la copa bien. No robamos nada. Mucho cariño (para Serna)”.

Entrevista a Mauricio "chicho" Serna: "Nos robaron la final con Bayern Munich"

Al margen de la polémica, Pizarro también dio detalles de las horas previas del Bayern antes de esa cita internacional: “Cuando llegamos allá para este partido veía al grupo y a la gente no muy entusiasmada como lo veía yo. Para nosotros los sudamericanos esa copa era lo máximo, lo más grande y una de las más especiales que hay. Yo veía al equipo un poco relajado y para ellos generalmente no es un torneo muy importante. En los últimos años lo tomaron más en serio pero en esa época no lo era y eso me sorprendió un poco”.

El once del alemán Ottmar Hitzfield formó ese 27 de noviembre de 2001 con Kahn; Sagnol, Kuffour, Robert Kovac, Lizarazu; Fink, Niko Kovac, Paulo Sérgio, Hargraves; Giovane Élber y Pizarro (ingresaron Jancker, Sforza y Thiam).

En tanto Bianchi alineó a Córdoba; Martínez, Schiavi, Burdisso, Clemente Rodríguez; Villarreal, Serna, Traverso; Riquelme; Guillermo y Delgado (entraron Calvo y Pinto).

“Al final felizmente terminamos ganando, creo que teníamos un muy buen equipo también”, cerró el peruano, que alabó las cualidades de ese elenco argentino.

SEGUÍ LEYENDO