El hermetismo tuvo su fin y a pocas horas del cierre de 2019 fue presentado Miguel Ángel Russo como nuevo entrenador de Boca. La demora de la firma no se debió a la espera de la finalización del vínculo del DT saliente Gustavo Alfaro ni a otros rumores que circularon, sino a cuestiones estrictamente contractuales. Detalles, pequeños números y algunos nombres propios (de hecho el propio Miguel advirtió que todavía se estudia quién será su segundo ayudante de campo).

En medio de las negociaciones, se montó el Operativo Presentación. Recién en la jornada de ayer algunos miembros de la Comisión Directiva que se estrena empezaron a deslizar que esta tarde se iba a levantar el telón con Russo en el escenario. Aunque todo quedó sujeto al cónclave de esta mañana entre la CD y el líder del cuerpo técnico. Pasado el mediodía permanecía el suspenso. “Quizá se posterga para las 19, si todo marcha bien”, le advirtió una voz a Infobae en las entrañas de la Bombonera.

Las charlas arribaron a buen puerto, con un Juan Román Riquelme decidido a finiquitar esta cuestión para dejar todo listo de cara a la pretemporada. Hubo pulgar para arriba de ambas partes y se pactó el horario de presentación para las 17 horas en el Salón Filiberto del estadio.

A las 15:15 se abrieron las puertas de la sala que ya tenía ordenadas decenas de sillas blancas para que se fuera acomodando la prensa y miembros de la comisión. En pantalla se confirmaba el acuerdo con un mensaje: “Bienvenido Miguel”.

(Foto: Luciano González)
(Foto: Luciano González)

El técnico que alzó la última Copa Libertadores con Boca se bajó de su vehículo y trató de resguardarse de la lluvia luciendo traje, camisa azul y corbata amarilla, detalle que no fue pasado por alto por los presentes. Y directamente se dirigió a la oficina de Ameal, donde el presidente lo esperaba con los papeles sobre la mesa para la rúbrica. En tanto, Riquelme pisó el club acompañado por sus laderos, el Chelo Delgado y Raúl Cascini.

Pasadas las 17, el Filiberto seguía colmándose de público pero los protagonistas no aparecían. Y llamó la atención que quitaran dos sillas de las cuatro que estaban apostadas arriba del pequeño escenario donde brindaron la conferencia Russo y Ameal. Desde arriba llegó el aviso: “Román no va a hablar”. Y la explicación fue tan sencilla como lógica: no quería robarles protagonismo al técnico y presidente. El ídolo tenía claro que todas las preguntas y flashes estarían enfocados hacia su persona. Por este motivo prefirió ver la conferencia desde afuera del recinto.

Recién a las 17:08 firmó el contrato Russo, expuesto por un video de Mario Pergolini, quien sí estuvo en la foto oficial con el DT y Ameal -minutos después- pero que, al igual que Riquelme, tampoco respondió preguntas.

Ameal promete que la próxima vez van a andar los micrófonos

Luego de un aplauso de bienvenida, Russo y Ameal se sentaron en las dos sillas que quedaron para la conferencia y el presidente fue el primero en tomar el micrófono. Cuando se predispuso a hablar... le dieron play a un video que recordó la hañaza del Boca de Russo y Riquelme en la Libertadores 07.

Ante las primeras preguntas hubo alguna interferencia con los micrófonos de los protagonistas y, sin perder su tono simpático, Ameal hizo una promesa después de una respuesta de Russo que no se terminó de oír: “La próxima conferencia de prensa nos comprometemos a que los micrófonos anden bien”.

Desde el departamento de prensa de Boca trabajan arduamente desde el 9 de diciembre y prometen mejorar y terminar de organizar la cuestión comunicacional en los próximos días. Claro que en la cúpula dirigencial atienden varias cosas a la vez, ya resolvieron la contratación del entrenador y ahora van por otro tema relevante: la continuidad de Carlos Tevez.

SEGUÍ LEYENDO