El Barrio Villegas donde ocurrió el ataque a Alexis Salinas y sus amigos
El Barrio Villegas donde ocurrió el ataque a Alexis Salinas y sus amigos

La Policía inició una búsqueda de dos jóvenes que están señalados como los autores materiales del ataque al futbolista de Arsenal Alexis Salinas y su grupo de amigos el lunes por la madrugada. Se trataría de dos sujetos llamados Valentín y Julián –que tienen entre 17 y 18 años de edad–, quienes viven en la zona y que habrían sido los que dispararon desde el auto blanco.

Salinas se encontraba junto con otros cuatro amigos en la puerta de una peluquería del Barrio Villegas, de Ciudad Evita, cuando desde un vehículo comenzaron a dispararles. El defensor de 22 años que se desempeña en el equipo de Sarandí sufrió el impacto de los perdigones en el rostro y debió ser operado de urgencia de la vista en la Clínica Santa Lucía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Los investigadores están realizando diferentes relevamientos en la zona donde ocurrió el hecho y analizan las cámaras de seguridad ubicadas en distintos sitios para intentar hallar más pistas. Los testigos del caso coincidieron en que los disparos fueron realizados con una escopeta o un pistolón desde un auto blanco, que en primera instancia se trataría de un Volkswagen Gol.

Salinas aseguró que no se trató de un
Salinas aseguró que no se trató de un "ajuste de cuentas"

En la rueda de prensa que realizó Salinas negó que el hecho esté emparentado con un “ajuste de cuentas" y afirmó: “Creo que se equivocaron de personas”. Sin embargo, reconoció que horas antes se habrían escuchado tiros en el lugar. Las autoridades encargadas de esclarecer los motivos de la agresión trabajan sobre la hipótesis de un caso de violencia previa relacionado con problemas entre familias.

La Policía todavía no localizó a los dos acusados ni el automóvil utilizado para el ataque. En un barrio de monoblocks y asentamientos, la información de los testigos escasea. Entre el Barrio Villegas y la San Petersburgo, pocos son los datos que se filtraron hasta el momento que ayuden a entender mejor el violento caso que dejó con la visión comprometida a Salinas.

“Lo único que recuerdo es que estaba con mis amigos sentado y fue todo en un segundo. Estaba en otro lado con dos amigos y nos acercamos a buscar a otro amigo en común. Nos sentamos un minuto en ese cantero y recibí el impacto. Después de ahí no veía más nada, lo único que se me ocurrió fue arrastrarme por el piso”, detalló el joven deportista.

Ese punto de Ciudad Evita es denominado una “zona caliente” por los encargados de la seguridad a raíz de la gran concentración de habitantes que en distintas ocasiones derivó en un conflicto entre bandas. Aunque también es un sitio problemático por las pugnas derivadas por temas de drogas.

Salinas relató que fue al lugar donde ocurrieron los disparos junto con otros dos amigos para encontrarse con otro amigo en común. Apenas unos minutos más tarde de haber llegado, un auto pasó por la zona y los atacó. “No vimos a nadie. Fue una sorpresa. Sentimos el impacto y algunos pudieron correr. Yo me tiré al suelo. Sentí el impacto en mis ojos, sentí la luz y la verdad que pensé que me habían matado. Ya no veía nada. Traté de correr, pedí auxilio y se me acercó un gran amigo que me salvó la vida”, detalló.

Los diferentes perdigonazos le generaron lesiones a las cinco personas que estaban en el lugar. Todos ellos, que aseguraron desconocer la identidad de los agresores, arribaron al Hospital Paroissien por sus propios medios. El futbolista se llevó la peor parte: debió ser intervenido en ambos ojos y el próximo martes deberá pasar nuevamente por el quirófano.

Seguí leyendo: