El mediocampista central mixto fue la gran revelación de Argentina en el Sudamericano de Chile
El mediocampista central mixto fue la gran revelación de Argentina en el Sudamericano de Chile

A principios de este año, Newell's Old Boys publicaba en su página web oficial un recuento de todos los juveniles que habían participado en los distintos seleccionados nacionales durante el 2018. Entre ellos, aparecía un volante mixto que jugaba en la Cuarta División y era totalmente desconocido en el mundo del fútbol.

Pero en pocos meses todo cambió para Aníbal Moreno. Fue la gran revelación del Sudamericano Sub 20 de Chile y tras su regreso con la clasificación al Mundial de Polonia bajo el brazo, tuvo la oportunidad de debutar en el club que tanto admira y hoy es seguido por River.

¨Siempre jugué igual en todas las categorías, a mí me gusta jugar al fútbol. Si el técnico no me consideraba para Primera, eran cosas del técnico. Yo estaba seguro que la oportunidad la iba a tener y la supe aprovechar. Pero no puedo olvidar lo que hice en la Selección porque eso me abrió mucho las puertas en el club", cuenta el joven de 20 años en una entrevista con Infobae desde Bielsko-Biala.

A horas del encuentro frente a Mali por los octavos de final del Mundial, Moreno sabe que no tienen un desafío fácil frente al campeón de África. "Estuvimos viendo el resumen de Mali con los chicos. Tienen jugadores muy interesantes y vamos a tener que estar atentos y jugar un gran partido para pasar", sostiene.

El joven de Catamarca parece tímido. No mira mucho a la cámara. Pero se suelta cuando empieza a hablar de sus comienzos y de su provincia natal. Humildad y sacrificio son las palabras que rescata al momento de contar su duro camino hasta llegar a representar a su país en el torneo más importante del mundo de la redonda.

-¿Cómo arrancaste a jugar al fútbol?

-Arranqué de chiquito, en el barrio, me gustaba mucho la pelota. Uno de mis mejores amigos me llevó a una escuelita, Villa Dolores, y me gustó. Raúl Herrera, el técnico, me fichó después en cancha de 11 en el mismo club. Pasé a la Escuela de Fútbol Duchini, una escuela de Villa Constitución, en 2012 y después en 2013 entré a Newell's.

-Un sueño hecho realidad…

-Sí, pero es mucho sacrificio. Cuando me seleccionaron en Newell's estaba muy feliz.

-¿Fue difícil dejar Catamarca a esa edad?

-Fue un golpe muy duro. De chico era muy amiguero, tenía muchos amigos. Vivía todo el día en la calle. Fue lo segundo que más me costó, porque primero está la familia. Me gustaba mucho callejear, me gustaba callejear mucho con mis amigos. Pero luego te acostumbrás y lo superás.

-¿Tuviste ganas de dejar todo y volver a tu casa?

-Si, un montón de veces. Ahí llamaba a mi hermana o a mi mamá y les decía que me quería volver, pero ellos me daban consejos para que me quedara. Lo peor fue cuando falleció un amigo hace un par de años y me quería volver sí o sí. La familia de él me dijo que me quedara en Newell's porque iba a ser peor si volvía. Fue un golpe muy duro, pero pude salir adelante y ahora hay que recordarlo.

-¿Qué cambió del Moreno de la escuela de Catamarca al de hoy en la Selección?

-No cambió nada. Siempre me consideré un chico sencillo, de pueblo y no tengo problema con nada. Siempre hablo con los chicos que tuve de compañeros durante mi carrera y es lindo que me manden mensajes felicitándome por lo que estoy haciendo.

Oriundo de Catamarca, varias veces quiso volver a su casa, pero su familia lo respaldó para que continuara con su carrera
Oriundo de Catamarca, varias veces quiso volver a su casa, pero su familia lo respaldó para que continuara con su carrera

El año pasado cumplió uno de sus sueños cuando compartió una cancha con Lionel Messi durante el Mundial de Rusia 2018, en el cual fue sparring del equipo que dirigía Jorge Sampaoli. Pero tampoco fue fácil.

Moreno estuvo seis meses con pubalgia y dudaba de que su nombre iba a estar en la lista, porque le estaba costando recuperarse. "Estaba muy mal. Cuando estas así, te cuesta mucho volver. Pero tuve la suerte de recuperarme, jugar un par de partidos. Ahí me vieron de vuelta y me citaron. Me acuerdo que lloré un montón. Vivía con un compañero y los dos lloramos un montón. Nos pusimos muy felices y fue una experiencias inolvidables¨, recuerda.

-¿Qué sentiste al compartir una cancha con Messi?

-Cuando lo vi por primera vez, me temblaban las piernas, cuando lo vi bajar a él y al resto de los jugadores, no lo podía creer. Fue algo increíble, no se compara con nada.

-¿Podés darte cuenta y disfrutar lo que vas logrando?

-Uno no se da cuenta lo que estamos viviendo. Lo hablamos con los chicos y no nos damos cuenta de que estamos representando a nuestro país en un Mundial. A veces tus amigos y familia te dicen que estás jugando un Mundial y te abren la mente, pero si no te lo dicen capaz nunca caés.

Sus buenas actuaciones en el Sudamericano de Chile captaron la atención de los grandes clubes y River ya lo tiene en la mira para incorporarlo en el próximo mercado de pases. Pero él no quiere pensar en eso sino seguir enfocado en el Mundial.

"Vi las noticias, que hablaban de mí y de River, pero yo ahora estoy en la Selección, disfruto y estoy en Newell's. Mientras mi representante no hable conmigo y el club no hable conmigo, yo voy a tener la cabeza en el club y en la Selección. Estoy jugando el Mundial y no tengo que perder la cabeza", responde ante los rumores que lo ubican como el nuevo anhelo del club de Núñez.

-¿Te gustaría ir a un club grande o preferís pasar a Europa?

Me gustaría pasar a Europa, pero lo que más deseo es hacer mi carrera en Newell's. Son muchos años en el club, donde me brindaron mucho y estoy muy encariñado. De chico me enseñaron a ser agradecido y yo con el club soy muy agradecido. Me gustaría quedarme más tiempo, pero depende también qué necesita el club. Como siempre digo, mi familia sabe que yo quiero estar en Newell's.

-¿Quiénes son tus referentes del club?

-En Newell's siempre me gustó Mateo, tuvimos muchas charlas. Es una persona humilde, sencilla y eso suma mucho para el jugador, porque ellos son el ejemplo a seguir. También estuve con Maxi (Rodríguez), que ahora volvió. Hablamos con él, con el Gato Fórmica, sobre lo que es jugar un Mundial. La primera vez que lo vi a Maxi en utilería, así como con Messi, ¿sabés cómo tiritaba? Estaba muy nervioso…

-Después de tantos logros, ¿Cuál es tu sueño pendiente?

-Todos queremos este Mundial. Tomamos mates con los chicos y decimos: "¡Qué locura sería ser campeón del mundo representando a la Selección!". Además, siempre fue un sueño salir campeón con Newell's, pero más que nada queremos salir de este momento, que no es muy bueno. Confío en los compañeros, que vamos a sacar esto adelante…

En su puesto, Argentina cuenta con cantidad y calidad. También están Santiago Sosa (River), Agustín Almendra (Boca) y Fausto Vera (Argentinos)
En su puesto, Argentina cuenta con cantidad y calidad. También están Santiago Sosa (River), Agustín Almendra (Boca) y Fausto Vera (Argentinos)

SEGUÍ LEYENDO: