Los secretos de los torneos de truco en la Selección: los "arreglos" de Messi y Agüero y la pareja que "siempre liga"

Esta tarde se llevó a cabo un gran certamen en la concentración de Bronnitsy: la inscripción por dupla costó 100 dólares. Y Omar Souto, gerente de Selecciones, contó algunas desopilantes intimidades del otro Mundial, el de la "timba"

Los torneos masivos de truco son un clásico en los momentos de ocio durante las concentraciones de la Selección. Ocurrió en Brasil 2014 y en las Copas América de 2015 y 2016. De dichas competencias participan los futbolistas, usualmente con en dupla con los compañeros de cuarto, pero también los directivos y el resto de los integrantes de la delegación.

Rusia 2018 no es la excepción. En su segunda jornada en el Bronnitsy Training Center, luego del entrenamiento matutino y el almuerzo, el grupo se sumergió en el otro Mundial, el de la "timba". Y hay dinero de por medio: la inscripción, por ejemplo, vale 100 dólares por pareja.

Omar Souto, gerente de Selecciones Nacionales, fue el encargado de revelar algunos de los secretos del torneo. El empleado suele participar en dupla con Claudio Tapia, presidente de la Asociación del Fútbol Argentino. "Chiqui es duro para abajo jugando al truco", lo chicaneó en una nota con TyC Sports.

Pero Souto, quien hace una semana fue víctima de una broma por parte de Di María y Agüero que se hizo viral, contó varias intimidades de los certámenes de truco, partiendo de que señaló que Messi y el Kun "arreglan los sorteos, son unos muleros. Les toca contra el cocinero (Diego) y el mozo (David), que no saben tener las cartas, qué querés".

El gerente contó varios de los "métodos" del dueto para lesionar la paciencia de sus contendientes. "El Kun tarda una hora, agarra las cartas, las mira, te saca las ganas de jugar. Leo empieza a mirar para arriba, le dice al Kun: '¿Qué hacemos?'. Y decís cualquier cosa porque te ganan por cansancio", confesó.

Mesa de truco durante el Mundial de Brasil 2014
Mesa de truco durante el Mundial de Brasil 2014

La Pulga había descripto las argucias de la pareja el año pasado. "En el truco Sergio miente mucho porque boludea. Se cansa de jugar y se pone a boludear", había subrayado. Agüero, entonces respondió: "Pasa que, cuando no tengo nada, hay que mentir para sacar algún punto. el tema es que siempre me agarran".

De todos modos, Souto aceptó que no siempre Messi y Agüero llegan a la final. "Hay algunos que tienen suerte. Banega y Di María es una pareja de suerte, ligan mucho", resaltó. Pues bien, que esa buena estrella se traslade a la cancha. Y que en el debut del 16 de junio, las mejores cartas siempre sean de Argentina.

SEGUÍ LEYENDO: