La suspensión del partido amistoso entre las selecciones de Argentina e Israel, previsto en Jerusalén en la previa de la Copa del Mundo de Rusia, generó una fuerte controversia diplomática que obligó al canciller Jorge Faurie a dar explicaciones.

Ante el desplante, la Asociación de Fútbol de Israel adelantó que presentará una queja formal ante la FIFA. Si bien en principio pensó en pedir la exclusión del equipo de Jorge Sampaoli del Mundial, finalmente sólo demandará al fútbol palestino.

Su máxima autoridad, Ofer Eini, informó la decisión en redes sociales : "En horas presentaremos una queja formal ante la FIFA contra la Asociación de Fútbol palestina. Si la amenaza a jugadores se torna algo sistemático, la FIFA no podrá quedarse de brazos cruzados".

"Esperábamos que el amistoso entre nuestro equipo y Argentina deleitara a todos los que aman el juego. Esperaremos otra oportunidad. Gracias por su apoyo y, naturalmente, compartimos su decepción", había expresado con anterioridad.

La demanda contra los palestinos tiene nombre y apellido: señalan a Jibril Rajoub, presidente de la federación del país árabe.

Jibril Rajoub durante una conferencia brindada ayer (REUTERS/Mohamad Torokman)
Jibril Rajoub durante una conferencia brindada ayer (REUTERS/Mohamad Torokman)

En lo deportivo, Israel es el seleccionado número 93 del ranking FIFA y formó parte del grupo G de las Eliminatorias europeas camino a Rusia 2018: finalizó en el cuarto puesto, detrás de España, Italia y Albania. En tanto, Palestina está 99° en la nómina mundial y fue eliminado en la segunda ronda de la clasificación asiática tras quedar tercero en el grupo A, detrás de la línea de Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos.

SEGUÍ LEYENDO