El grupo terrorista Hamas felicitó por medio de uno de sus miembros a la Selección Argentina por haber cancelado el partido que debía disputar con el combinado de Israel en Jerusalén. La decisión se tomó desde la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) luego de que activistas de esa agrupación quemaran banderas y mostraran camisetas del equipo sudamericano manchadas de sangre.

Uno de los carteles con que el grupo terrorista Hamas presionó a los futbolistas de la Selección Argentina. Los jugadores dijeron que tuvieron miedo y decidieron cancelar el compromiso
Uno de los carteles con que el grupo terrorista Hamas presionó a los futbolistas de la Selección Argentina. Los jugadores dijeron que tuvieron miedo y decidieron cancelar el compromiso

Husam Badran, uno de los jefes de la oficina política del grupo extremista sunita, "aplaudió" la abrupta decisión de la Selección Argentina, que causó sorpresa en el Gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu.

"La decisión de la Argentina de cancelar un partido amistoso con el equipo de la ocupación israelí es altamente encomiable y es una posición muy apreciada", celebró Badran en declaraciones tomadas por el sitio oficial de Hamas.

El artículo de agradecimiento publicado en el órgano propagandístico del grupo terrorista Hamas
El artículo de agradecimiento publicado en el órgano propagandístico del grupo terrorista Hamas

El match estaba previsto para este sábado 9 de junio por la noche en el estadio Teddy Kollek de Jerusalén. Sin embargo, los dirigidos por Jorge Sampaoli, director técnico de la Selección Argentina, prefirieron no cumplir con el compromiso y permanecer unos días más en Barcelona, donde tienen su búnker previo al Mundial Rusia 2018.

El tema escaló también a nivel político entre ambos Gobiernos. Israel le ofreció a la Selección Argentina cambiar la sede y disputar el partido en Haifa, una ciudad sin conflictos, como sí podría suponer Jerusalén, considerada propia por los musulmanes. Sin embargo, nada cambió la postura de los futbolistas.

El embajador israelí en Buenos AiresIlan Sztulman, lamentó la cancelación del amistoso que iban a disputar los seleccionados de ambos países. "El fútbol es un deporte hecho para hacer puentes, no para destruirlos", destacó. Y agregó que los jugadores argentinos "simplemente tuvieron miedo".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: