La selección femenina de básquet se quedó afuera de la lucha por las medallas en Lima 2019 (@pepiiin05)
La selección femenina de básquet se quedó afuera de la lucha por las medallas en Lima 2019 (@pepiiin05)

La noticia retumbó el mundo del básquet argentino. Y también dio vueltas en toda la Argentina y América Latina. Las Gigantes se quedaron afuera de la lucha por medallas en los Juegos Panamericanos debido a un error logístico de la delegación, ya que la selección femenina de básquet tenía que salir a jugar al Coliseo Eduardo Dibós con la indumentaria de color blanco y no con la azul con la que se presentó, similar a la de la selección de Colombia.

A pesar de los intentos por remediar el error y después de demorar una hora el inicio del encuentro pautado para las 15.30 (hora argentina), la organización le dio el partido por partido al equipo argentino por no presentar el atuendo correcto para jugar.

Acto seguido, la noticia se convirtió en un escándalo nacional que provocó las renuncias a sus cargos de Hernán Amaya, coordinador de los equipos femeninos, que se hizo "responsable" de lo sucedido, y de Karina Rodríguez, histórica jugadora del seleccionado y directora de Desarrollo del básquet femenino.

Melisa Gretter, una de las jugadoras de Las Gigantes, dialogando con los árbitros a la espera de la resolución del conflicto
Melisa Gretter, una de las jugadoras de Las Gigantes, dialogando con los árbitros a la espera de la resolución del conflicto

La situación generó que uno de los directos con mayor rango dentro de la estructura del deporte argentino de su versión de lo sucedido este miércoles en Lima. Daniel Jacubovich, director general del ENARD, contó el detrás de escena de lo sucedido con la indumentaria de la selección femenina. "Quedé asombrado e incrédulo", dijo en diálogo con TN, antes de relatar intentó ayudar al equipo.

"Veo que hay una dificultad y me acerque a ver qué pasaba. Ellos se dan cuenta del error en la cancha, cuando ven la vestimenta que tenía el equipo de Colombia. Después de eso, salieron a comprar remeras blancas a un shopping al lado del estadio", explicó Jacubovich.

Más allá de los intentos, y de haber viajado casi una hora hasta la Villa Panamericana a buscar el juego de indumentaria correspondiente, el conjunto cafetero se aprovechó del reglamento y le exigió a Panam Sports, el ente encargado de la organización de los Juegos Panamericanos, que le dieran el partido ganado, decisión que fue aceptada.

"Las chicas estaban como locas. Nosotros, desde el ENARD, quisimos evitar que paguen el costo las únicas irremplazables que son las jugadores. Lo que hice fue llamar al presidente de FIBA, que es argentino (Horacio Muratore), que se asombró de la situación y se desligó de resolverlo porque la organización está a cargo de la Organización Deportiva Panamericana", relató el director general del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo.

Daniel Jacubovich, el director general del ENARD, contó detalles de lo sucedido en Las Gigantes
Daniel Jacubovich, el director general del ENARD, contó detalles de lo sucedido en Las Gigantes

"El reglamento no tiene nombre. Si le hubiese pasado a Argentina contra Estados Unidos (por la final del básquet masculino), que hubiese pasado", sentenció Jacubovich a modo de pregunta para los periodistas cuando fue consultado si, en caso contrario, el equipo argentino hubiese tomado la misma medida en contra del espíritu deportivo.

"El error es del básquet argentino, que ya asumió el error", agregó el dirigente, que explicó los esfuerzos que se hicieron para estirar la definición del conflicto, que tuvo al frente de las negociaciones a Gerardo Werthein. "El presidente del Comité Olímpico Argentino y del ENARD gestionó más tiempo y por eso se demoró el inicio del partido de 15 a 30 minutos", dijo Jacubovich.

Por último, el dirigente dejó su parecer sobre la decisión que tomó la Confederación Argentina de Basketball (CABB), que eligió no llevar utilero para priorizar la plaza en pos de contar con médico propio, a pesar que ese servicio lo ofrece el COA dentro de su delegación.

"Cuando vos tomas una decisión de riesgo tenes que asegurarte de achicar los riesgos que implica. No le quiero caer a Hernán (Amaya), pero los hechos y las perjudicas, que son las jugadoras, son objetivos", sentenció.

Este jueves, Las Gigantes jugarán su último partido de los Juegos Panamericanos frente a Islas Vírgenes, ya sin chances de clasificar a las semifinales con el objetivo de lograr una medalla en Lima 2019, una objetivo que en la previa parecía posible pero que por un falla garrafal las dejó fuera de juego.

SEGUÍ LEYENDO: