"Me duele lo que está sucediendo. Se está insinuando que hay devolución de facturas y parece un comportamiento mafioso, eso no es saludable para el fútbol". El análisis de Diego Latorre tras la acción entre Argentina y Chile por el tercer y cuarto puesto de la Copa América y después de haber escuchado las declaraciones de Lionel Messi en la zona mixta, estuvieron a la altura de las denuncias de los propios protagonistas.

El ex futbolista y hoy comentarista advirtió que los organismos que manejan al fútbol internacional tendrían que cuidar a los jugadores para que no les den la espalda: "Hay una desconfianza y descreimiento absoluto en todo. Y que los jugadores estén así de calientes y disgustados puede perjudicar al negocio".

Latorre insistió en que la estructura de la Conmebol puede peligrar si los propios futbolistas se ponen en su contra deliberadamente: "El fútbol está en peligro de esta manera. Una cosa es que se deje el debate para el café o la televisión, pero cuando los jugadores entran en rebelión y creen en conspiraciones es para preocuparse seriamente. Sobre todo Messi, que es un tipo que no tiene antecedentes y jamás se peleó con nadie".

Respecto al juego de la Selección, expresó: "No se necesitan 15 cracks para jugar al fútbol, simplemente ideas claras, jugadores funcionales a la idea, que el entrenador tenga muy clarito lo que quiere, que elija a los jugadores justos para su idea y que la sostenga con sentido común, sin cambiar porque haya perdido".

Para finalizar, retomó el tema del arbitraje y dejó una pregunta en el aire en referencia a la utilización de la tecnología en este deporte: "Le están robando al fútbol la esencia que tiene. Con el VAR hablaron de justicia pero ahora, ¿la hay?".

SEGUÍ LEYENDO