El partido entre Argentina y Chile por el tercer puesto de la Copa América de Brasil 2019 está marcado por las polémicas arbitrales.

Una de las más resonantes fue la que ocurrió a los cuatro minutos del segundo tiempo y que tuvo a Sergio Agüero como uno de sus protagonistas. Tras una serie de rebotes, el delantero de la Argentina fue en busca de la pelota y fue derribado en el área por Charles Aránguiz.

El árbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar no solo no sancionó el penal, sino que tampoco revisó la jugada a través del VAR. Los jueces a cargo del sistema de videoarbitraje tampoco se lo informaron al referí principal.

El árbitro Mario Díaz de Vivar, en el centro de la polémica (REUTERS)
El árbitro Mario Díaz de Vivar, en el centro de la polémica (REUTERS)

En ese momento, el equipo de Lionel Scaloni ganaba por 2-0. Unos minutos después, Díaz de Vivar sí revisó una jugada en el área de Argentina con el VAR y decidió cobrar un penal para Chile. Fue así como Arturo Vidal marcó el descuento y puso incertidumbre al resultado.

Esta fue otra de las acciones controversiales de un encuentro marcado por los errores en el arbitraje. En el primer tiempo el juez expulsó injustamente a Lionel Messi luego de una violenta reacción de Gary Medel en su contra (el chileno también vio la tarjeta roja). También se equivocó al no echar a Erick Pulgar, luego de una plancha contra Leandro Paredes en la mitad de la cancha.

Argentina y Chile juegan en el Arena Corinthians de San Pablo por el tercer puesto de la Copa América 2019. El conjunto "Albiceleste" busca revancha luego de haber caído de manera consecutiva ante "La Roja" en las finales de las ediciones 2016 y 2017 del certamen continental.

SEGUÍ LEYENDO: