La mejor atajada de la Copa América, en las manos de Faríñez

Para sorpresa de muchos, esta no es la primera Copa América para el arquero titular de Venezuela. Tampoco la segunda. Brasil 2019 es la tercera vez que Wuilker Faríñez participa con su selección en el máximo torneo de selecciones en Sudamérica.

Con 17 años, y después de haber jugado el Sudamericano Sub 17 en Paraguay, fue citado por Noel Sanvicente para ser parte del plantel que jugó la Copa América Chile 2015. Fue el tercer arquero de un equipo que quedó eliminado en la fase de grupos. Un año más tarde, hizo su estreno oficial en el arco de Venezuela: fue el 25 de mayo, en un amistoso frente a Panamá que terminó sin goles.

Pero para Faríñez, la gran oportunidad de su vida futbolística llegó de la mano de Rafael Dudamel, histórico arquero de la selección de su país y uno de los futbolistas más renombrados de la Vinotinto. Una vez que el ex portero se convirtió en director técnico de la mayor, empezó a formar a quien para él es el futuro del equipo.

Wuilker Fariñez, una de las figuras de la Copa América que se juega en Brasil (REUTERS/Edgard Garrido)
Wuilker Fariñez, una de las figuras de la Copa América que se juega en Brasil (REUTERS/Edgard Garrido)

Faríñez volvió a ser parte de los 23 que disputó la Copa América Centenario 2016, que se desarrolló en Estados Unidos, ya con Dudamel en el banco. En la última edición del campeonato, Venezuela llegó hasta los cuartos de final, donde cayó 4-1 con la selección argentina. Al igual que sucedió en Chile, el arquero que se inició en el Caracas F.C. no jugó ni un minuto para el seleccionado.

En 2017 llegó su posicionamiento a nivel internacional. Y lo hizo como bandera de un seleccionado que, según mencionó el propio seleccionador venezolano, fue un antes y un después para el fútbol del país caribeño.

Una de las razones que catapultó a Faríñez fue haberse convertido en una de las figuras de la selección venezolana que hizo historia para el deporte nacional: en el Mundial Sub 20 de Corea del Sur, el equipo llegó hasta la definición del certamen, pero cayó en la final ante Inglaterra (0-1). A pesar de la derrota, el chico que quiso ser delantero pero que terminó demostrando toda su aptitud para pararse bajo los tres palos, sólo recibió 3 goles en contra en los 7 partidos.

Rafael Dudamel, el técnico de la selección venezolana que apostó por Faríñez
Rafael Dudamel, el técnico de la selección venezolana que apostó por Faríñez

Al mismo tiempo que se consagró en el seleccionado juvenil, Dudamel lo ratificó como su arquero para la Mayor en el proceso de Eliminatorias camino al Mundial de Rusia, en otra señal más de apoyo para su colega. En la doble fecha de marzo, fue titular en el empate ante Perú (2-2) y en la derrota ante Chile (1-3) en el país trasandino. En ese mismo partido, con 19 años, le atajó un penal a Alexis Sánchez y se transformó en el portero más joven en la selección mayor en detener un disparo ejecutado desde los 12 metros, y en tener su estreno en la competición.

En Brasil, para Wuilker Faríñez la tercera fue la vencida: con un solo gol en contra, el que le hizo el el boliviano Moreno Martins, de penal, el arco de Venezuela está asegurado por el mejor arquero de la Copa América hasta hoy. Sus actuaciones fueron decisivas para que el equipo avanzara invicto a los cuartos de final, donde se enfrentará a la selección argentina.

"Si a mí me dan a elegir de un equipo en Europa, llámese como se llame, al primero que llamo es a Faríñez, porque a mí lo que me interesa es un arquero que sepa manejar el área, que ataje cuando tenga que atajar. Físicamente, un portero de 1.95 va a tener más posibilidades de abarcar mucho más espacio, pero quizá no tenga la agilidad que pueda tener un arquero de menor estatura", remarcó Dudamel sobre el arquero que eligió para defender a su seleccionado.

Faríñez mide 1.75 metros, algo que para el DT, que supo brillar en el arco de la Vinotinto con 12 centímetros más, no es un impedimento para ser clave en el puesto.

Faríñez sólo recibió un gol en contra en la primera fase y ahora buscará avanzar con su selección, que en los cuartos de final de la competición enfrentará a Argentina (REUTERS/Diego Vara)
Faríñez sólo recibió un gol en contra en la primera fase y ahora buscará avanzar con su selección, que en los cuartos de final de la competición enfrentará a Argentina (REUTERS/Diego Vara)

Gracias a sus grandes atajadas, los ojos del fútbol en Europa se posaron en este joven, hijo de Luis Henrique y María. En la actualidad, Fariñez es el arquero titular de Millonarios, de Colombia. En el arco del equipo de Bogotá se consagró campeón de la Superliga 2018, cuando su equipo superó al Atlético Nacional de Medellín en el partido que enfrentó a los ganadores de ambos certámenes de la temporada.

"Es cuestión de gustos, de estilos, de cultura, de perspectiva. Nosotros estamos felices de tener a Faríñez y que hoy tenga tantos pretendientes. Luego que cada quien escoja como le convenga pero Millonarios y la selección de Venezuela estamos felices porque contamos con él", sentenció Dudamel sobre el posible futuro de su elegido, que podría estar en Portugal: Benfica, una de las grandes instituciones del fútbol luso estaría interesado en contar con sus servicios.

Con la experiencia de haber atajado durante 18 años en la selección de Venezuela, Dudamel no dudó cuando eligió a Faríñez como la bandera de una revolución futbolística que ya se dio en las juveniles. Y que ahora espera dar el golpe en el Maracaná de Río de Janeiro. Ni más ni menos que frente a la Argentina de Lionel Messi.

SEGUÍ LEYENDO: