“Estoy trabajando de delivery porque hace tres meses que no nos pagan; hay compañeros que no tienen para comer”: la difícil realidad de un futbolista del ascenso

Matías Contreras, defensor de Los Andes, afirmó que tuvo que buscarse otra manera de generar ingresos ante la deuda que mantiene el club con el plantel

(Prensa Los Andes)
(Prensa Los Andes)

La pandemia del coronavirus derivó a que el gobierno nacional decretara el aislamiento social obligatorio para toda la población, con excepción de los rubros de necesidad básica. Fue así que la actividad deportiva se suspendió y todos las categorías del fútbol postergaron su temporada hasta nuevo aviso.

Este parate, que también afectó a la actividad comercial y distintos pilares de la economía, golpeó fuerte en los clubes del ascenso, que ante la falta de ingresos se les complica cumplir con el pago a sus planteles. Esto provocó que varios futbolistas busquen una forma alternativa de mantener sus ingresos y así subsistir en medio de esta crisis.

Uno ejemplo es el caso del defensor de Los Andes, Matías Contreras, quién contó que algunos de sus compañeros “no tienen para comer” debido a que “hace tres meses” que no cobran el salario a raíz de los problemas económicos que se generaron y dijo que hace delivery de un negocio gastronómico de su cuñada para tener un ingreso de dinero.

“Es un tema delicado para tomarlo con pinzas, adhiero a los dichos de Diego (Galeano) y del Pupi (Luis Salmerón), tienen razón, hay compañeros del plantel que no tienen para comer”, aseveró el futbolista, en diálogo con el medio Solo Ascenso.

Asimismo añadió: “Hace tres meses no cobramos y todavía no nos completaron una parte del mes de enero. Se hace difícil vivir así, tenés que empezar a pedir plata y la gente tampoco tiene para prestarte. Estamos luchando por algo que nos corresponde, hoy tengo una hija que le tengo que comprar los pañales y a mi otro hijo darle de comer”.

Contreras ayuda en un proyecto familiar para poder generar recursos: “Estoy en la casa de mi suegra donde mi cuñada tiene un negocio gastronómico y ayudamos haciendo el delivery. Es un ingreso de dinero que nos sirve a todos para sustentar el día a día. Además, hago comidas y trato de rebuscármela porque uno se va endeudando y no es la idea, la plata no alcanza”.

En representación de todo el plantel del Mil Rayitas, el zaguero le hizo un pedido a la dirigencia de la institución de Lomas de Zamora. “La estamos pasando mal y por eso, a veces, pedimos que los dirigentes se pongan del lado del futbolista. No estamos pidiendo que nos regalen nada, peleamos por lo que nos corresponde. Todos vivimos distintas realidades, entre los compañeros lo hablamos y siempre tratamos de ayudar, pero estamos todos mal económicamente”, manifestó.

“Hoy hay que priorizar la salud de las personas, es algo complicado y no es joda, se está viendo en el mundo que mucha gente muere y lo que hicieron acá está bien, hay que cuidarnos el uno al otro. Obviamente está la ansiedad de volver a jugar y de ver cómo se va a reanudar, cada uno pone el granito de arena para empezar lo más rápido posible”, concluyó.

Seguí leyendo:

Un ex compañero de Takahara explicó por qué no rindió: “Se paralizaba”

El fanatismo por River de uno de los referentes de Belgrano que lo mandó al descenso

Passucci reveló una tremenda confesión de Maradona cuando estaba a punto de pegar el salto al estrellato

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos