El presidente Alberto Fernández dejó al fútbol al margen de las restricciones por el coronavirus y pidió que la Superliga se vea por TV abierta

El gobierno nacional suspendió los espectáculos que impliquen “nucleamiento de gente”, pero dejó al deporte más popular afuera de la medida porque se está desarrollando “a puertas cerradas”