Nacho, de 29 años, es un inamovible en el esquema de Gallardo (Foto: AP)
Nacho, de 29 años, es un inamovible en el esquema de Gallardo (Foto: AP)

Ante un pedido expreso de Marcelo Gallardo, River le compró a Gimnasia La Plata el 70% del pase de Ignacio Fernández en 2.100.000 dólares en enero de 2016. El mediocampista ofensivo lo hizo junto a otros cuatro jugadores que ya no visten la camiseta de la Banda: Andrés D’Alessandro, Joaquín Arzura, Nicolás Domingo y el uruguayo Iván Alonso. Hoy, casi tres años y medio después, acumula seis títulos (dos Copas Argentina, una Supercopa, dos Recopas Sudamericanas y la Libertadores 2018), convirtió 23 goles y se convirtió en el Cerebro (tal el apodo que le pusieron sus compañeros) del elenco millonario. Tanto es así que Juan Román Riquelme, ídolo de Boca, lo señaló como el mejor futbolista del fútbol argentino.

Ahora bien: ¿Y si el organizador de juego, en lugar de haberse mudado desde La Plata a Núñez, se hubiese bajado antes de la autopista, para hacer base en la ribera? ¿Y si Nacho hubiese pasado a Boca? No se trata de una hipótesis vacía. Un ídolo auriazul confirmó que el pase pudo haberse dado. Incluso, ese verano también San Lorenzo fue a la carga por el mediocampista, pero en la puja se terminó imponiendo River que, aunque a Fernández le tomó un tiempo la adaptación y más allá de algún pozo circunstancial en el rendimiento, le dio mucho al Muñeco y a sus compañeros.

“Cuando estaba en Gimnasia les dije a alguien de Boca que tenían que comprar a Nacho Fernández", reveló el Alberto José Márcico hace 15 días, en diálogo con Fox Sports. En efecto, el ex N°10 surgido en Ferro, que hizo una gran carrera en Francia; muy querido en Boca y con pasado en el Lobo, le surigió el nombre de Ignacio a un integrante de la Comisión Directiva que encabeza Daniel Angelici. En ese entonces, el entrenador era Rodolfo Arruabarrena: un par de meses después, a fines de febrero, sería apartado del cargo tras caer ante Racing. El Vasco no puso a Nacho entre las prioridades. Para Gallardo sí lo fue.

Hoy es el mejor jugador de River. Juega muy, muy bien. No es marketinero, es muy perfil bajo. Siempre llega bien al ataque, con espacios vacíos, fue el que hizo la pared en Madrid (en la acción del 1-1, en combinación con Palacios, Quintero y Pratto, autor del gol). Cuando lo vi en Gimnasia era otro jugador. Con Gallardo evolucionó, tiene una disciplina terrible. Es por la evolución del pibe, pero también por el técnico, que te exige y te educa”, completó Márcico.

Con Fernández (29 años) como titular, River ganó la final de la Supercopa Argentina 2018 en Mendoza. Con Nacho como una de las figuras, se impuso en la Superfinal de la Libertadores 2018 en el Santiago Bernabéu. Con el mediocampista (que anotó una conquista) ganó 2-0 en la ida. El ex Gimnasia, que en algún momento tuvo que dar un paso atrás en su carrera (en la temporada 2011/2012 fue a préstamo a Temperley, que estaba en la B Metropolitana) para ganar continuidad y ganar confianza, fue trascendente en la historia del clásico contemporáneo. Aunque pudo haber estado en la otra vereda del derby...

Gol de River 2 - 0 Boca

SEGUÍ LEYENDO: