Marcelo Gallardo podría contar con Leonardo Ponzio para el primer cruce ante Boca (AFP)
Marcelo Gallardo podría contar con Leonardo Ponzio para el primer cruce ante Boca (AFP)

Más allá de haber sufrido una derrota ante Vélez en la noche del domingo, River amaneció este lunes con una buena noticia. Finalmente, Leonardo Ponzio no tendrá que viajar a España la próxima semana y, si recibe el alta médica, estará a disposición de Marcelo Gallardo para la primera semifinal de Copa Libertadores ante Boca, que se disputará el martes 1° de octubre a las 21:30 en el estadio Monumental.

El capitán del Millonario debía viajar a España para ser parte de las conclusiones del juicio por el supuesto arreglo del partido Levante 1-Zaragoza 2 que lo tuvo como titular en 2011, cuyas audiencias estaban programadas para el 30 de septiembre. Esa obligación, más allá de su lesión, lo marginaba del duelo ante el Xeneize.

El jugador deberá viajar a España para presenciar el final del juicio por el supuesto arreglo de un partido
El jugador deberá viajar a España para presenciar el final del juicio por el supuesto arreglo de un partido

Sin embargo, este lunes, el tribunal de Valencia en el que se desarrolla el proceso judicial informó de manera oficial que hubo una modificación en el calendario a raíz de la enfermedad de un abogado defensor. De esta manera, el juicio se retomará el día 1 de octubre, por lo que los futbolistas implicados no deberán estar presentes hasta el final de los informes de las partes, lo que podría ocurrir recién entre el 4 y el 8 de octubre.

Hace ya varios meses que Ponzio arrastra una lesión muscular en el aductor derecho, por lo que ha estado entrenando de manera diferenciada. La recuperación ha demandado más tiempo de lo pensado y El León no juega un partido desde el 30 de julio, cuando solo pudo disputar 45 minutos ante Cruzeiro en Belo Horizonte por los octavos de final de la Copa Libertadores.

El capitán de River no juega desde julio (Nicolás Aboaf)
El capitán de River no juega desde julio (Nicolás Aboaf)

Este domingo, Enzo Pérez dejó la cancha en el partido ante Vélez con una molestia. Gallardo llevó tranquilidad al asegurar que solo lo sacó por precaución. Más allá de que el mendocino no revista ninguna lesión de gravedad, la presencia de Ponzio le ofrece al Muñeco una alternativa en el mediocampo más que valiosa de cara al primer duelo ante el clásico rival.

SEGUÍ LEYENDO: